"Con Obama había esperanzas en Cuba, pero eso terminó"

Marta Elisa Deus es una de las caras visibles del cuentapropismo en Cuba, donde ya ha puesto en marcha tres negocios

Marta Elisa Deus. (14ymedio)
Marta Elisa Deus, criada en España, tomó la decisión de retornar a la Isla en 2013 para montar un negocio de contables. (14ymedio)

Marta Elisa Deus tiene solo 30 años y ha puesto a funcionar tres negocios en Cuba. Esta joven habanera, que vivió más de una década en España, regresó a la Isla "con las pilas puestas" para innovar y revolucionar el mundo de los negocios aprovechando las tímidas reformas emprendidas por Raúl Castro en 2011 para abrir la economía al capital privado.

El parón en la concesión de licencias y el enrarecimiento del ambiente de negocios para los cuentapropistas en la Isla son las principales preocupaciones de Deus, quien no ceja en su intento de ayudar a crear una comunidad de pequeños empresarios que dinamice la economía nacional.

"Siempre quise regresar a Cuba y hacer algo de trabajo allí", dice a 14ymedio en un reciente viaje a Miami. En 2013 tomó la decisión de retornar a la Isla para montar un negocio de contables. "Conversé con una buena amiga, Irina García, abogada, y echamos a andar la empresa bajo la licencia de tenedores de libros, o lo que es lo mismo, contadoras" cuenta.

La apertura al sector privado y el anuncio de la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, enfrentados durante más de cinco décadas, le hicieron pensar que el deshielo que vivía el país era irreversible. Cuba se puso de moda y una avalancha de turistas inundaba las calles, por lo que se abrían un sinfín de posibilidades de negocios.

"Al principio fue muy difícil porque en Cuba no existía la cultura de tener libros contables. La gente abría paladares y casas de hospedajes, pero no una oficina de contabilidad", cuenta. En los comienzos de su empresa hicieron muchos trabajos de manera gratuita para hacer ver a los clientes la importancia de su función. Deus Contables, la compañía que creó, se convirtió con el tiempo en un negocio de referencia para quienes llevan las cuentas de las empresas en Cuba y hoy tiene con un equipo de cinco empleados y más de 20 colaboradores.

Deus recuerda con cariño esa época inicial, sobre todo la ilusión que despertó el proceso de deshielo entre los emprendedores. "Durante la era de Obama en Cuba había esperanzas, pero eso terminó", dice.

Barack Obama visitó la Isla en marzo de 2016, marcando un hito en la historia de las relaciones entre ambos países. El presidente estadounidense se reunió con los emprendedores y prometió apoyo para empoderar al pueblo cubano, algo que molestó a la Plaza de la Revolución. Para Deus, la visita de Obama marcó un antes y un después en la forma en la que el Gobierno veía al cuentapropismo.

"Después de la visita de Obama todo cambió. La manera en que la prensa oficial se refería a los cuentapropistas ya no era en términos positivos. Entre los emprendedores comenzó a crearse un ambiente de incertidumbre, porque nadie tenía claro hacia dónde iban las reformas y temían por sus negocios", explica Deus.

Marino Murillo, exministro de economía y encargado del proceso de reformas, dijo que se habían generado más errores que virtudes al acometer los cambios

En agosto de 2017 el Gobierno anunció el congelamiento en la entrega de licencias a más de 20 actividades del trabajo por cuenta propia, de las 200 existentes. Aunque los funcionarios dijeron que se trataba de una parada para "perfeccionar y consolidar" los pequeños negocios, muchos temen que se trate de una vuelta de tuerca.

Marino Murillo, exministro de economía y encargado del proceso de reformas (a los que el Gobierno llama lineamientos), dijo que se habían generado más errores que virtudes al acometer los cambios. Murillo anunció que se eliminaría la posibilidad de tener más de una licencia para ejercer el trabajo por cuenta propia, que los permisos servirían únicamente para desarrollar la labor dentro de la provincia en que se solicitan y que se reducirían las actividades aprobadas, de 201 a 122.

"Me preocupa que solo se pueda tener licencia para hacer una actividad", dice Deus, quien descubrió en la mala gestión de Correos de Cuba un nicho de mercado y creó, bajo la licencia de mensajería, Mandao Express, una pequeña empresa que tiene por objeto el envío de documentos y paquetería al instante. "Cuando uno tiene su propio negocio se esfuerza en sacarlo adelante. El 31 de diciembre yo misma repartí comida hasta las nueve de la noche", ejemplifica.

"Mandao Express surgió como una necesidad. Muchas veces queríamos enviar los documentos que procesábamos a nuestros clientes y no teníamos con quien hacerlo. Desde 2016 lo hacemos con nuestra propia empresa", explica.

"Creo que el Estado no ve el cuentapropismo como lo vemos nosotros. Es algo positivo, que le hace bien al país", dice. Desde su punto de vista, la ley debería ser más propositiva y en vez de limitar el ejercicio del emprendimiento a 122 licencias, establecer los límites para que cada emprendedor cree un negocio donde descubra una necesidad.

Para Deus, el Estado cubano habría tenido que invertir millones en crear los más de 550.000 puestos de trabajo que los cuentapropistas han hecho prácticamente sin apoyos

Para Deus, el Estado cubano habría tenido que invertir millones en crear los más de 550.000 puestos de trabajo que los cuentapropistas han hecho prácticamente sin apoyos. La empresaria también señala que el aporte de este sector a la economía nacional es vital. En municipios como Trinidad el aporte del sector privado al fisco supera al de las empresas estatales.

"Me encantaría que el cuentapropismo sea una opción real para que nuestros jóvenes no tengan que emigrar en busca de oportunidades. Que existan mercados mayoristas para evitar el mercado negro, una ley de pequeñas y medianas empresas y que se nos reconozca como entidades y no personas naturales", apunta.

Asidua lectora del semanario The Economist y Forbes, Deus se percató de que en Cuba no existía suficiente literatura dedicada a los negocios. Fue por eso que decidió crear Negolution, una revista digital cubana enfocada en ese sector.

"Negolution surgió a finales de 2016. Conjugamos las palabras evolution, revolution, solution, con negocios y así nació el nombre. En cada número publicamos historias inspiradoras de pequeños negocios en la Isla y damos consejos para que los emprendedores puedan sacar adelante sus negocios", dice Deus.

Negolution se distribuye a través de el paquete semanal. Deus asegura que en el sitio web la última edición ha tenido más de 15.000 descargas.

'Negolution' se distribuye a través de el 'paquete' semanal. Deus asegura que en el sitio web la última edición ha tenido más de 15.000 descargas

"Recibimos mucho feedback de los lectores. Nuestro correo siempre está lleno de mensajes de apoyo y colaboraciones", dice Deus, quien se siente orgullosa de que el portal digital de su revista fue diseñado de manera gratuita como regalo por uno de los lectores.

Deus y Oniel Díaz, otro emprendedor de la Isla, enviaron a las autoridades una carta mostrando su preocupación por la situación del cuentapropismo en la Isla. Funcionarios del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social respondieron a la carta con una reunión en la que se abordaron temas como el permiso de importación comercial, la necesidad de mantener espacios de diálogo y de mercados mayoristas. Las autoridades aseguraron a Deus de que el congelamiento de las licencias era algo "temporal".

A pesar del diálogo con las autoridades, Deus cree que el cuentapropismo en la Isla "pinta mal".

"Había un grupo de gente que tenía mucho trabajo en el turismo y eso ha caído", dice. El retroceso en el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos ha significado la pérdida de miles de turistas que estaban llegando de ese país, un golpe fuerte para las casas de renta y las paladares, las actividades más lucrativas dentro del sector privado.

____________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 148