Quiñones: "No claudico ante chantajes de la Seguridad del Estado"

Roberto de Jesús Quiñones cuenta sobre las amenazas de la Seguridad del Estado y la pésima situación en la que viven los reclusos

Roberto Quiñones luego de ser liberado este viernes 4 de septiembre de 2020. (Cubanet)
Roberto Quiñones luego de ser liberado este viernes 4 de septiembre de 2020. (Cubanet)

Lleva menos de 24 horas en su casa y junto a su familia en la ciudad de Guantánamo. El periodista Roberto de Jesús Quiñones todavía tiene muy cerca los recuerdos del año que pasó en la cárcel, las amenazas de la Seguridad del Estado y la pésima situación en la que viven los reclusos del penal Combinado Provincial de Prisiones de esa ciudad donde pasó los últimos doce meses.

Este sábado habló con 14ymedio sobre sus planes futuros, las presiones que ha sufrido y las duras condiciones en la cárcel.

Pregunta. ¿Cómo fue la salida de la prisión?

Respuesta. Este viernes me debían haber sacado temprano pero me sacaron un poquito más tarde. A las ocho y cuarto de la mañana bajé con mi maletín con muy pocas pertenencias, más libros que otra cosa y entonces me sometieron a un riguroso examen en la oficina de orden interior. Incluyó una revisión pormenorizada hasta de la Biblia y un libro de ajedrez que llevaba, además me obligaron a desnudarme.

Me hicieron un examen que incluyó una revisión pormenorizada hasta de la Biblia y un libro de ajedrez que llevaba, además me obligaron a desnudarme

Después me llevaron a la oficina administrativa donde estaba un individuo que no conocía y que se presentó como el mayor Sergio de la Seguridad del Estado. Comenzó hablando de forma amigable y me dijo que por indicaciones del Gobierno se había determinado que yo podía ejercer nuevamente como licenciado en Derecho en una asesoría jurídica. Me aseguró que la Dirección Provincial de Justicia había sido instruida y que no había ningún inconveniente para que ejerciera como profesional del derecho.

P. ¿Y aceptará la propuesta?

R. Le respondí que había llegado demasiado tarde porque estuve insistiendo en recuperar mi profesión desde 2006 y siempre me negaron esa posibilidad. Fui por los canales oficiales, como el Ministerio de Justicia y la organización nacional de bufetes colectivos pero nada, aunque actualmente cuento con todos los papeles de esas reclamaciones.

P. ¿Y qué pasó cuando le respondió eso?

R. A partir de ese momento la conversación no fue igual, pero aclaro que desde el principio entré en contra de mi voluntad porque no quería conversar nada con ellos. Entonces ese individuo me dice que viera un video con un presumible chantaje contra mí para presentar en la televisión. Con ese montaje quieren que claudique y deje de colaborar en Cubanet, pero no voy a dejar de escribir sean cuales seas las consecuencias.

P. Se le ve muy desmejorado físicamente. ¿En qué condiciones vivió dentro de la cárcel?

R. Las condiciones son muy difíciles y extremadamente precarias. La alimentación es muy mala y basada sobre todo en carbohidratos. La proteína se ve muy poco, a lo que se le suma que son los mismos presos los que cocinan. Los que están en la cocina mejoran sus alimentos y se cocinan distinto para ellos. Es frecuente encontrar en la comida todo tipo de cosas extrañas como moscas, gusanos, piedras y pelos.

Es frecuente encontrar en la comida todo tipo de cosas extrañas como moscas, gusanos, piedras y pelos

P. ¿Y la situación sanitaria?

R. Pésima. No dan ningún tipo de avituallamiento para que los reclusos puedan limpiar las celdas. Lo poco que hay lo mandan los familiares desde las casas.

P. ¿Pudo recibir atención religiosa?

R. En septiembre entregué un documento pidiendo que me contemplaran dentro de la relación de reclusos que eran miembros de la Iglesia católica y que querían recibir asistencia religiosa, pero no me dieron esa asistencia hasta noviembre y porque el sacerdote intervino enérgicamente para que eso ocurriera.

P. ¿Y el primer día fuera de la cárcel cómo fue?

R. Emocionante. Aunque no he podido visitar a ningún vecino si han venido los de la cuadra a saludarme, personas muy buenas todas que han estado pendiente de mi situación y han ayudado a mi esposa que vive sola aquí. Era el día del cumpleaños de mi esposa y no le pude regalar nada, solo mi presencia.

P. ¿Cree que la solidaridad ayudó a su excarcelación?

R. Quiero decirle a todas las personas que han estado pendiente que no tengo cómo pagar ese interés que mostraron y esa solidaridad. Las quiero muchísimo, recé por ellas desde la prisión y gracias a ellas me mantuve fuerte.

P. ¿El futuro inmediato?

R. Voy a seguir con mi periodismo porque no claudico ni siquiera ante chantajes.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 67