Siro Cuartel: "Yo no busco el click, busco decir lo que quiero"

Hablamos con el autor de 'El Lumpen', la página web satírica de noticias ficticias que molesta al Gobierno

El hombre detrás del seudónimo de Siro Cuartel quiere mantener detalles de su vida en secreto y nunca ha dado la cara en sus intervenciones en medios. (14ymedio)
El hombre detrás del seudónimo de Siro Cuartel quiere mantener detalles de su vida en secreto y nunca ha dado la cara en sus intervenciones en medios. (14ymedio)

Siro Cuartel es el nombre ligado a El Lumpen, una web de sátira política que hace cuatro años irrumpió en la red y que su autor presenta como "la fuente más exquisita de información sobre Cuba y el mundo". Aunque más de una vez ha tenido que salir en los medios para aclarar malentendidos creados por sus publicaciones, noticias ficticias en clave de humor, son pocos los que conocen su identidad, porque siempre aparece con la cara cubierta.

"Yo pienso que quien escribe en El Lumpen es un cubano que intenta burlarse de todo, como ha sido tradición entre los cubanos durante muchos años, burlarse de sus propias desgracias y de criticar lo que deba ser criticado a través del humor y la sátira política. Al final lo que hago es una creación y una ficción sobre un hecho real. Lo que trato de hacer es lo que fue una tradición dentro del humorismo cubano de tantos años. Siro Cuartel es una persona que juega a ser periodista sin ser periodista, y ese soy yo, que ni estudié el periodismo ni me gradué de periodista. Creo que llegué a él inspirado en una necesidad personal y en querer lograr un cambio y decir sin miedo lo que otras personas no pueden decir", explica.

Creo que llegué a él inspirado en una necesidad personal y en querer lograr un cambio y decir sin miedo lo que otras personas no pueden decir"

Siro Cuartel, de 47 años, habla desde el anonimato. Además de escribir en El Lumpen, lleva el blog Siro4tel desde Miami, donde reside desde hace años, aunque nació en Cienfuegos, estudió parte del preuniversitario en Santa Clara y después en la Universidad de La Habana.

En esa época se atrevió a mostrar uno de sus cuadernos a un estudiante que ya tenía varios libros publicados, el escritor Pedro de Jesús López Acosta. "Se llevó la libreta con él y luego, cuando terminó, me fue a ver y delante de mí le arrancó dos hojas y lanzó el resto por el balcón. Me dijo: todo eso es una mierda, esto otro de aquí más o menos".

Nada de eso le desmotivó, e incluso llegó a escribir una novela de la que un amigo opinó: "lo único que sirve son las partes cómicas".

Después de terminar Historia del Arte y algún trabajo fallido en La Habana, Cuartel volvió a Cienfuegos para estudiar en la escuela de turismo. "En lo que empezaban las clases se me ofreció trabajar de periodista deportivo en un programa de radio. Ahí me enfrenté con el Inder y el Gobierno local por la mala atención hacia los atletas".

También sus primeros choques con la jefatura por obtener información a través de internet de manera muy rudimentaria cuando ésta apenas existía en Cuba. "El jefe de información puso el grito en el cielo y me dijo que eso una cosa muy mala, creada por el enemigo".

Entró finalmente a la escuela de turismo y trabajó en el sector, pero pronto se nacionalizó español gracias a un abuelo que nunca conoció y salió de Cuba.

"El jefe de información puso el grito en el cielo y me dijo que eso una cosa muy mala, creada por el enemigo"

"Decidí irme porque ya estaba asfixiado. Me iba super bien, pero llega un momento en que ves tanta idiotez y tanto jefe inútil alrededor tuyo que te asfixias. Eso por un lado y por otro veía que llegaban jóvenes capacitados y que no les daban una oportunidad en ningún cargo directivo solo porque no eran de la UJC o del Partido o sencillamente porque no habían sido militares", rememora al cabo de casi ocho años.

En aquellos tiempos, leyendo la prensa oficial, se concienció de que "los problemas de Cuba no eran puntuales sino sistémicos". Detestaba que los mismos errores se repitieran vez tras vez en sitios distintos, "por la llamada política de cuadros".

Sus comienzos en Estados Unidos fueron "fregar y parquear carros en una renta de autos" en Tampa, su primer lugar de residencia hasta que se mudó a Miami donde nacen y crecen su personaje de Siro Cuartel y la página El Lumpen.

"Yo escribía reflexiones en Facebook. Un primo de un amigo mío me llamó y entre los dos decidimos crear un blog, que ya no existe, para escribir artículos de opinión". El blog comenzó a ser muy popular en tiempos en que Internet era más permisivo con el spam, lo que le permitía bombardear la red social.

"Un día hice una noticia a partir de algo que era real. La trabajé añadiendo cosas de ficción y lo publiqué como humor, ya con el nombre de Siro Cuartel. Mi amigo me dijo que había tenido muchas reacciones en las redes y que lo mejor era hacer al menos una de ese tipo de noticias a la semana".

El éxito de su primer trabajo fue una falsa entrevista telefónica a Enrique Iglesias, en la que también participaban Descemer Bueno y los integrantes de Gente de Zona

El éxito de su primer trabajo fue una falsa entrevista telefónica a Enrique Iglesias, en la que también participaban Descemer Bueno y los integrantes de Gente de Zona. "Lo hice en la época del éxito de Bailando, cuando todos ellos desembarcaron aquí para unos premios y los cubanos pasaron desapercibidos totalmente en los medios porque todos los focos fueron sobre Enrique Iglesias".

Aunque hubo quienes le advirtieron de que podría tener problemas por "decir cosas que eran falsas", otros lo alentaron, le dijeron siguiera en esa línea e incluso le dieron algunos consejos.

Después llegaron post sobre el pelotero Víctor Mesa, el cantante Amaury Pérez y la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler. En poco tiempo publicó muchas entrevistas apócrifas que muchos tomaron como reales.

"Al principio, con las cosas de Siro Cuartel, muy poca gente me apoyó, porque no entendían lo que hacía. Pero las pocas personas que me animaron desde un inicio eran gente que sabía de lo que hablaba, eran licenciados en periodismo y ese criterio valía mucho para mí", recuerda.

El Lumpen llegó en 2014, cuando se unió a un colega con el que decidió crear un periódico de contenido ficticio en clave de humor. En el proyecto trabajaban varias personas pero era él quién siempre terminaba "dándole el cierre" a las notas. Otra de las "noticias" que más repercusión tuvo fue una sobre el restaurante Versailles de Miami. "Hasta la cadena ABC hizo un reportaje", recuerda.

Siro Cuartel cree que a "la dirigencia revolucionaria no le gustó que se burlaran de sus líderes ni de los problemas que había en Cuba" y que por eso cerraron todos los medios que publicaban ese tipo de humor en los primeros diez años que estuvieron en el poder.

"Muchas personas me decían que yo era comunista por hacer un chiste con Berta Soler o con el Coco Fariñas o con Antunez"

"Menos les gustaba que se burlaran de Fidel Castro, ese tipo de escape de la realidad a través del humor, tan cubano, se cerró y se fragmentó a tal punto que hay toda una generación de cubanos que no conoce lo que es la sátira política, ni el humor sobre ese tema. Una de las cosas que más trabajo costó en el El Lumpen fue habituar a la gente al humor que hacíamos. Al principio dediqué mucho tiempo a combatir a esos usuarios que no entendían y que nos atacaban. Después de hablar con ellos, muchos hoy son amigos que entienden y valoran el trabajo que se hace en el blog".

Por otro lado asegura que eso de censurar la sátira política "no ha sido exclusivo de Cuba" y que fue algo que "se exportó aquí", a la ciudad de Miami. "Muchas personas me decían que yo era comunista por hacer un chiste con Berta Soler o con el Coco Fariñas o con Antunez. En El Lumpen encontramos el punto medio de tirar hacia un lado y hacia el otro". Cuando de escribir se trata lo mismo le da si es Randy Alonso o José Daniel Ferrer.

"Era algo que no se había visto antes. Creo que el trabajo que hemos hecho estuvo dirigido en ese sentido de enseñar a la gente, y creo que El Lumpen ha logrado eso. No solo porque lo diga yo, sino porque lo veo en nuestros seguidores. Yo no busco el click, busco decir lo que quiero".

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10