Xavier Carbonell

Naufragios

Quince años de una guerrita gris

Cuando conocí a Desiderio Navarro ya era un hombre viejo y gastado por el cáncer. Usaba muletas y le quedaba poco músculo, pocas ganas de hablar. Yo no sabía —él sí— que todo el "universo" de ...

Naufragios

La extraordinaria y eficaz Máquina de fabricar calumnias

La extraordinaria y eficaz Máquina de fabricar calumnias no es un solo artefacto, sino un complejo sistema para organizar chivatos, informantes, policías, archivos, vecinos comprometidos y agentes ...

Naufragios

Resabios del censor que me atiende

Quien piense que todas las ciberclarias son resbaladizas y anónimas está equivocado. Las hay con abolengo y hasta con rango marcial. Existe un grupo de compañeros siempre fieles, entrenados en ...

Cultura

'Esa secreta sinfonía', la disidencia poética de Holguín

Holguín existe gracias a una plaga de hormigas y bibijaguas. Es la región más extraña y enigmática de la Isla. Por ella entró Colón a Cuba y en Nipe –la bahía más grande del archipiélago– fue ...

Naufragios

Él canta boleros

Él canta boleros. Ella lo escucha. Mientras dura la canción ambos regresan a La Habana –el mar, el malecón, la noche– y alargan la melodía, para que no se acabe. Ella se levanta y cierra la ...

Naufragios

Entrenados para olvidar

No voy a decir sus nombres, para que no se me escape ninguno. Llegaban temprano, despachaban de un sorbo su café e invadían la clase. Eran implacables y puntuales, como una navaja que lleva años ...

Naufragios

La vieja guardia

La memoria está hecha de lugares, caminos y rostros. Los recorremos una y otra vez, mientras el ron se gasta y el tabaco se quema; aprovechando la conversación con un extraño, durante los sueños y ...

Naufragios

Aventuras de una orilla y otra

Habíamos quedado en hacernos la visita cada cierto tiempo, amparados por un buen café y un puro, sin otro objetivo que conversar y recordar tiempos mejores. Pero no me negarán que, por hoy, ...

Naufragios

Pérdida y recuperación del caudillo

Hago examen de conciencia sobre nuestros dictadores y caudillos. Educados para la guerra, la violencia y el insomnio –¿no descendemos, acaso, de conquistadores y navegantes?– nos fascina la ...

Naufragios

El oficio de la nostalgia

Lo tengo delante de mí, tranquilo y austero, en un café de Madrid. Es un tipo de huesos duros, chaqueta vieja y nariz rota, como recuerdo de una antigua pelea. Tu país no es fácil –me dice–, yo ...

+ cargar más