Bielorrusia se convierte en trampolín de migrantes ilegales, incluyendo cubanos

Un reportaje recoge la historia de los cubanos Doniel Machado Pujol y Raydel Aparicio Bringay en su paso por Europa occidental

Hasta 16.000 personas están detenidas en Polonia desde agosto tras cruzar la frontera con Bielorrusia. (Captura)
Hasta 16.000 personas están detenidas en Polonia desde agosto tras cruzar la frontera con Bielorrusia; en la imagen, cinco migrantes a los que les negaron asistencia. (Captura)

Doniel Machado Pujol y Raydel Aparicio Bringa salieron de Cuba hace tres semanas con destino a Europa occidental por la "ruta rusa", un camino alternativo que siguen muchos migrantes de la Isla para acabar en países como España, donde tienen más facilidades culturales para afincarse, aprovechando la falta de exigencias de Moscú en visados y documentación.

"Volamos de La Habana a Moscú y luego un hombre nos recogió y nos llevó a Bielorrusia. Ahí es donde nuestro viaje empeoró mucho", dijo Machado Pujol a la cadena pública de radio estadounidense NPR desde Polonia. El reportaje recogía este martes la historia de estos dos cubanos y los miles de migrantes que se acumulan en la frontera con Bielorrusia.

Ambos contaron haber sobrevivido bebiendo agua en el río, comiendo maíz entre los tallos helados de Polonia (donde aún, por suerte, no ha llegado el más crudo invierno) y durmiendo en bosques con las hojas como colcha. Según la información, hasta 16.000 personas están detenidas en Polonia desde agosto tras cruzar la frontera con Bielorrusia.

La Unión Europea sostiene que el régimen de Lukashenko utiliza a los migrantes como arma contra el bloque comunitario, que ha impuesto sanciones económicas al país después de que en 2020 el dictador bielorruso se declarara vencedor de las elecciones presidenciales y aumentara de manera muy significativa la represión contra la oposición.

Doniel Machado Pujol y Raydel Aparicio Bringa salieron de Cuba hace tres semanas con destino a Europa occidental por la "ruta rusa"

A Machado Pujol le da igual quién tiene la culpa y quién la razón, solo desea que los polacos no lo devuelvan a Bilorrusia. "¡No me envíes de regreso! ¡Me matarán! ¡Mira lo que le han hecho a mis piernas!", asegura haber dicho a los guardias fronterizos, que ya lo han deportado en dos ocasiones. Los soldados de Lukashenko, asevera, lo han torturado y golpeado con barras metálicas y sus piernas están llenas de cortes y magulladuras, afirma el corresponsal en la ciudad polaca de Sokolka.

"No tienen respeto por la dignidad humana o los derechos humanos. Somos como balones de fútbol en un partido entre Polonia y Bielorrusia. Nadie nos quiere", lamenta el migrante.

Lukashenko no se esconde. El pasado verano fue muy claro respecto a sus intenciones. "Si alguien piensa que cerraremos la frontera con Polonia, Lituania, Letonia y Ucrania y nos convertiremos en un campo de filtración para fugitivos de Afganistán, Irán, Irak, Libia, Siria, Túnez,se equivoca. No retendremos a nadie. Después de todo, no somos su destino final. Se dirigen a la Europa iluminada, cálida y acogedora ", dijo.

Entre los migrantes, predominan iraquíes, kurdos, yemeníes, sirios, nigerianos, cameruneses, congoleños y, ahora, afganos, según la organización Ocalenie Foundation. Su portavoz, Kalina Czwarnog, dice que el Gobierno de Bielorrusia está detrás de esta crisis humanitaria. "Los 'invitan' a Bielorrusia diciendo que pueden cruzar la frontera de la UE desde allí. Y están dándoles una visa de siete días o un sello", asegura.

Pero Polonia tampoco los protege. Según la ONG, cuando la Patrulla Fronteriza detiene a los migrantes no procesa sus solicitudes de asilo, sino que los mete, a golpes, en camionetas para deportarlos ilegalmente a Bielorrusia. Según el reportaje, al menos cinco personas han muerto desde verano por las difíciles condiciones que se dan en esta frontera y que solo van a ir a peor a medida que avance el otoño y llegue el invierno, cuando las temperaturas bajo cero están a la orden del día.

"No tienen respeto por la dignidad humana o los derechos humanos. Somos como balones de fútbol en un partido entre Polonia y Bielorrusia. Nadie nos quiere", lamenta el migrante

La corrupción también funciona, y mucho, en esta frontera. El reportero encontró una familia siria que pagó 16.000 dólares para obtener una visa y escolta hasta Polonia. El padre, psicólogo huido por la guerra, relató que los soldados de Lukashenko lo ayudaron a cruzar el río y guiaron por el bosque, aunque de nada les sirvió finalmente, porque la policía polaca acabó encontrándolos y ahora están en un refugio para personas sin hogar. Aun así, se consideran afortunados porque al proceder de un país en guerra tienen posibilidades de ser acogidos en la UE; por eso no han sido deportados, suponen.

Polonia, enfrentada directamente a su vecino, acusa a Putin de respaldar a Lukashenko y orquestar un golpe "híbrido" para desestabilizar a Bruselas. "Este fenómeno que hemos presenciado allí recientemente es una especie de militarización de la migración", dijo Marcin Przydacz, viceministro de Relaciones Exteriores de Polonia.

El reportaje cita también a Patryk Michalski, un periodista polaco que asegura tener pruebas de que el Gobierno bielorruso se lucra con la trata de personas. El reportero sostiene que posee un caudal de documentos abandonados en un bosque fronterizo por un grupo de migrantes que demuestra esta acusación, incluidas facturas de hoteles pagados por Minsk y documentos firmados por funcionarios bielorrusos.

"De repente, hay miles de inmigrantes de Oriente Medio o países africanos en Bielorrusia y, de alguna manera, es un destino de vacaciones muy popular para estas personas", se burla Przydacz. "Como todos sabemos, Bielorrusia nunca ha sido un destino popular donde pasar un buen fin de semana, especialmente en otoño o invierno".

La familia de Machado Pujol añadió, como coda, que el cubano intenta ahora un tercer viaje a través de la frontera. Tanto él como su compañero siguen heridos, asustados y con la esperanza de llegar a la Unión Europea.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3