Rusia bombardea un hospital materno-infantil y otras instalaciones médicas en Mariúpol

Para la CIA, Putin "subestimó la fuerza de la resistencia de Ucrania y los problemas logísticos"

El Ejército ucraniano asegura haber matado a más de 12.000 militares rusos y destaca que "repele la ofensiva" en Kiev

Abiertos seis corredores humanitarios tras un acuerdo de alto el fuego

La UE aprueba sancionar a más oligarcas rusos y a tres bancos bielorrusos 

Coca Cola, McDonald´s o Starbucks suspenden sus operaciones en Rusia

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, condenó los ataques aéreos y califica la situación de "atrocidad". (Twitter)
El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, condenó los ataques aéreos y califica la situación de "atrocidad". (Twitter)

(agencias). - Las autoridades de Rusia han bombardeado este miércoles varias instalaciones médicas de la ciudad de Mariúpol, que se encuentra en el sureste de Ucrania y cuya conquista es clave para las aspiraciones de Rusia de unir la península de Crimea con los territorios rebeldes del Donbás.

Pavlo Kirilenko, de la administración militar regional de Donetsk, indicó que un hospital de maternidad, un centro médico, así como otras instalaciones sanitarias, han sido atacadas por las tropas rusas en la zona, según un comunicado difundido a través de Facebook.

"Rusos, no solo han cruzado la línea de lo que es aceptable en las relaciones entre Estados y pueblos sino que han cruzado la línea de la humanidad", aseveró Kirilenko, quien además ha celebrado que, por el momento, no se hayan lamentado fallecidos, si bien la cifra de heridos se sitúa ya en 17 personas.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, condenó los ataques aéreos y califica la situación de "atrocidad". "Hay gente, niños, bajo los escombros. ¿Cuánto tiempo más seguirá el mundo siendo cómplice e ignorando el terror? ¡Declaren ahora mismo la zona de exclusión aérea! ¡Detengan la matanza! Tienen el poder pero parece que están perdiendo humanidad", manifestó en su cuenta de Twitter.

"Hay gente, niños, bajo los escombros. ¿Cuánto tiempo más seguirá el mundo siendo cómplice e ignorando el terror?"

Por otro lado, Avril Haines, directora de la Comunidad de Inteligencia de EE UU ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo este martes: "Evaluamos que Moscú subestimó la fuerza de la resistencia de Ucrania y el grado de desafíos militares internos que estamos observando, que incluyen un plan mal construido, problemas de moral y problemas logísticos considerables".

Haines agregó, además, que "incluso si Putin ignora la condena del mundo y las sanciones cada vez más efectivas" dirigidas contra Rusia, "será especialmente difícil para los rusos mantener y controlar el territorio ucraniano e instalar un régimen pro-ruso sostenible en Kiev".

La funcionaria alertó, no obstante, de que Putin "puede escalar" el conflicto aún más. "Evaluamos que Putin se siente agraviado (porque) Occidente no le da la debida deferencia y percibe esto como una guerra que no puede permitirse perder", dijo.

"Creo que está mucho más aislado de otros puntos de vista y de personas que le desafiarían o cuestionarían. En mi opinión, eso no lo vuelve loco, pero los hace (a los rusos) extremadamente difíciles de tratar debido al endurecimiento de sus puntos de vista y un estrechamiento de su círculo íntimo", dijo por su parte el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), William Burns, que recalcó que Putin ha comentado tanto en privado como en público a lo largo de los años "que no cree que Ucrania sea un país real".

A su juicio, "la reacción occidental y la resolución de los aliados" han "inquietado" al presidente ruso, y añadió que "los países grandes no pueden tragarse a los países pequeños solo porque pueden".

William Burns recalcó que Putin ha comentado tanto en privado como en público a lo largo de los años "que no cree que Ucrania sea un país real"

En Ucrania, el Ejército asegura que más de 12.000 militares rusos han muerto en combate desde el inicio de la guerra el 24 de febrero, antes de incidir en que sus fuerzas han logrado "repeler la ofensiva" de las fuerzas rusas contra la capital, Kiev. Una cifra probablemente muy alejada de la realidad, como también lo está la ofrecida por los rusos, que sitúan en apenas 500 sus efectivos caídos en combates.

El Estado Mayor del Ejército ucraniano añade que ha destruido 317 carros de combate, 28 sistemas antiaéreos, 49 aviones, 81 helicópteros y 482 vehículos. También suman 120 sistemas de artillería, tres embarcaciones, 60 tanques de combustible y siete drones.

El Ejército ucraniano ha advertido además de que "los ocupantes no descartan la posibilidad de implicar en la guerra en Ucrania a 800 efectivos desde la república no reconocida de Transnistria, en Moldavia, si bien las condiciones morales y psicológicas de este personal siguen siendo bajas".

Mapa con ataques militares en Ucrania el 9 de marzo de 2022. (EP)
Mapa con ataques militares en Ucrania el 9 de marzo de 2022. (EP)

Ucrania ha abierto este miércoles seis corredores humanitarios para la evacuación de civiles tras conseguir un alto el fuego en esas zonas con el Gobierno ruso, según informó hoy en su cuenta de Telegram Iryna Vereshchuk, viceprimera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Ocupados Temporalmente de Ucrania. Los corredores estarán operativos entre las 9:00 horas y las 21:00 horas y Cruz Roja ha sido informada de la apertura.

La áreas en las que deben detenerse los ataques son entre Energodar y Zaporiyia; Sumy, en dirección a la ciudad de Poltava; Mariúpol y Zaporiye; Volnovaja con Pokrovsk; y entre Pasas y Lozova (en la región de Kharkiv). El sexto corredor afectaría a la región de Kiev e incluye un recorrido que alcanza Vorzel, Bucha, Borodyanka, Gostomel e Irpin, además de Stoyanka y Belgorodka.

Ucrania ha denunciado reiteradamente la poca efectividad de estos corredores por los incumplimientos de la parte rusa, que no deja de efectuar ataques en las zonas afectadas, y ha insistido en que se respeten los acuerdos de hoy, ya que en esas zonas hay áreas particularmente vulnerables, como un orfanato con más de 50 niños.

Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, más de dos millones de ciudadanos, según cifras de la ONU, han abandonado el país, la mayoría a naciones vecinas como Polonia, Moldavia o Rumanía.

Mientras, los países de la Unión Europea (UE) siguen aprobando sanciones y este miércoles han impuesto algunas novedades, entre las que se incluyen añadir a más oligarcas y políticos rusos a la lista negra y desconectar a tres bancos bielorrusos del sistema internacional de comunicación Swift.

Los países de la Unión Europea siguen aprobando sanciones y este miércoles han impuesto algunas novedades, entre las que se incluyen añadir a más oligarcas y políticos rusos a la lista negra y desconectar a tres bancos bielorrusos del sistema Swift

A las nuevas medidas restrictivas, adoptadas hoy por los representantes permanentes de los Veintisiete, se suman también sanciones dirigidas al sector marítimo, "aclaran la cuestión de las criptomonedas y completan la lista de tecnologías y bienes que no se pueden exportar", informó la presidencia francesa en su cuenta oficial en Twitter.

La decisión llega un día después de que las marcas más emblemáticas de EE UU y la cultura del capitalismo, como Coca Cola, McDonald´s o Starbucks, anunciaran casi al unísono que suspenden sus operaciones en Rusia, sumándose así a las decenas de empresas que en días anteriores tomaron una medida similar.

Los anuncios de hoy son especialmente significativos, tanto por el volumen de negocios como por lo simbólico de unas marcas que representan como ninguna otra el "american way of life" y cuya llegada a Rusia, en el particular caso de McDonald´s en 1990, se convirtió en su momento un acontecimiento de modernidad en la Rusia postsoviética.

La suspensión del negocio de estas franquicias mundiales supone para Rusia un golpe suplementario en el mismo día en que el presidente de EE UU, Joe Biden, anunció la prohibición de importación de petróleo, gas natural y carbón de Rusia como castigo por la invasión de Ucrania.

Los ceses supondrán la pérdida de miles de empleos. En días pasados, otras importantes marcas globales aplicaron diversas medidas contra Rusia: las grandes tecnológicas -Google, Meta (Facebook), Apple y Youtube- interrumpieron sus servicios en territorio ruso, lo mismo que hicieron las compañías de pago internacional Visa y Mastercard, la multinacional del mueble Ikea o la de alimentación Nestlé.

Estos dos últimos nombres demuestran que el movimiento de boicot no es exclusivamente estadounidense y que a él se suman compañías europeas de renombre, incluidas firmas generalmente alérgicas a implicarse en pronunciamientos políticos como las marcas del lujo LVMH, Hermès o Chanel, que también han cerrado sus tiendas en Rusia.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 204