La Casa Blanca suaviza la normativa para viajar a Cuba

Los ciudadanos estadounidenses ya no necesitarán un permiso especial del Gobierno a partir de este viernes

El límite de envío de remesas aumentará de los 500 a los 2.000 dólares

Anuncio por parte de Raul Castro y Barrack Obama sobre la normalización de relaciones entre Cuba y EE UU
Anuncio por parte de Raúl Castro y Barrack Obama sobre la normalización de relaciones entre Cuba y EE UU

A partir de mañana viernes será más fácil para los ciudadanos estadounidenses viajar a Cuba, según l as nuevas regulaciones que anunciará este jueves el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. La nueva normativa pone un punto final a las restricciones que han caracterizado durante décadas los desplazamientos entre los dos países tras el anuncio de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los Gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro del pasado 17 de diciembre.

Los ciudadanos estadounidenses que deseen ir a Cuba por uno de los doce motivos contemplados por el actual reglamento - entre los que se encuentran visitas familiares, viajes oficiales gubernamentales, de organizaciones humanitarias, por intercambios profesionales, educativos, religiosos, culturales o deportivos, así como para coberturas periodísticas- ya no necesitarán un permiso especial del Gobierno. Las agencias de viajes y las compañías aéreas tampoco necesitarán autorizaciones para cubrir la ruta.

Los viajeros podrán llevar hasta 10.000 dólares como remesas familiares o como donaciones a organizaciones religiosas o por motivos educativos; podrán usar su tarjeta de crédito en la Isla y traer de vuelta bienes por un valor máximo de 400 dólares, cifra que incluye un techo de 100 dólares para alcohol o tabaco.

Los cambios anunciados por el Gobierno facilitarán también el trabajo de proveedores de telecomunicaciones e instituciones financieras

Los cambios anunciados por el Gobierno facilitarán también el trabajo de proveedores de telecomunicaciones e instituciones financieras interesadas en hacer negocios en la Isla. También se permitirán los intercambios comerciales de equipos de telecomunicaciones, el envío de teléfonos móviles, televisores, computadoras y otros dispositivos.

La cifra que los americanos podrán enviar a los cubanos cuadruplica, alcanzando los 2.000 dólares cada tres meses. En algunos casos de proyectos humanitarios, no habrá limitaciones.

Las medidas anunciadas "nos llevan un paso más cerca para reemplazar desfasadas políticas que no han estado funcionando y ponen en lugar otras que promueven libertad económica y política", ha asegurado el secretario del Tesoro, Jacob Lew, en un comunicado.  Cuba tiene un gran potencial de crecimiento económico, de acuerdo con Lew. “Incrementando los viajes, el comercio, las comunicaciones y los negocios particulares, EE UU puede ayudar los cubanos a determinar su propio futuro”, ha agregado.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 108

Últimas fotogalerías