El Congreso aprueba unos presupuestos que incluyen el muro de Trump

El presidente nombra a John Bolton, de la línea dura, su asesor de Seguridad Nacional

John Bolton, considerado de la línea dura de los republicanos, será el nuevo asesor de Trump de Seguridad Nacional.	(Michael Vadon/CC)
John Bolton, considerado de la línea dura de los republicanos, será el nuevo asesor de Trump de Seguridad Nacional. (Michael Vadon/CC)

(EFE).- El Congreso de Estados Unidos aprobó, horas antes de que expirasen los fondos gubernamentales, un proyecto presupuestario de 1,3 billones de dólares para el año fiscal 2018 que incluye una partida para iniciar la construcción del muro con México.

Cuando Washington se preparaba para vivir una intensa jornada legislativa con la amenaza de un nuevo cierre parcial administrativo a la vista, el Senado dio el visto bueno de madrugada a las cuentas con 65 votos a favor y 32 en contra, evitando así agotar con dramatismo sus plazos.

Con el voto favorable del Senado el proyecto quedó listo para la ratificación del presidente, Donald Trump, ya que la Cámara Baja también lo había aprobado este jueves con 256 votos favorables y 167 contrarios.

Trump tiene que ratificarlo antes de la próxima medianoche para evitar el tercer cierre administrativo en pocas semanas.

Las cuentas de 1,3 billones establecen fondos para el Gobierno hasta finales de septiembre, cuando concluye el año fiscal 2018, aunque forman parte de un acuerdo presupuestario de dos años

Las cuentas de 1,3 billones, pactadas entre la cúpula republicana y la demócrata, establecen fondos para el Gobierno hasta finales de septiembre, cuando concluye el año fiscal 2018, aunque forman parte de un acuerdo presupuestario de dos años entre los dos partidos.

De los 1,3 billones de dólares, 700.000 millones van destinados al Pentágono y 591.000 millones al resto del Gobierno.

El presupuesto aprobado hoy en el Congreso con el respaldo de los líderes demócratas incluye una partida de 1.600 millones de dólares para iniciar la construcción del muro en la frontera sur con México, una de las obsesiones de Trump.

Esa cifra, no obstante, queda lejos de los 25.000 millones que el presidente había pedido al Legislativo.

Además, el proyecto establece restricciones para su gasto como la cantidad de kilómetros de muro que pueden construirse o dónde puede ubicarse, determinando, por ejemplo, que de los 1.600 millones de dólares, 251 millones deben emplearse en renovar la doble verja que ya existe entre San Diego (California) y Tijuana (México).

Más allá del muro, el acuerdo aprobado ayer no hace mención alguna a los jóvenes sin papeles conocidos como dreamers, amenazados de deportación por las políticas migratorias de Trump, pese a que los demócratas habían condicionado su apoyo a las cuentas a una regularización.

El acuerdo no hace mención alguna a los 'dreamers', amenazados de deportación por las políticas migratorias de Trump, pese a que los demócratas habían condicionado su apoyo a las cuentas a una regularización

Los legisladores demócratas de origen latino, agrupados en el Caucus Hispano, rechazaron los presupuestos aprobados porque "no reflejan los valores y principios" de Estados Unidos porque abandonan a los "soñadores" y, además, otorgan fondos a las policías migratorias encargadas de las deportaciones de inmigrantes.

Pese a sus concesiones en la partida para el muro y en la defensa de los dreamers, los demócratas presumen de haber logrado un aumento de 63.000 millones de dólares respecto al presupuesto anterior en programas sociales como el combate a los opiáceos o los préstamos estudiantiles.

Trump calificó estas partidas como "regalos" a los demócratas a cambio de que accedieran a respaldar el aumento de 80.000 millones de dólares para el Pentágono, el mayor de los últimos 15 años, que sitúan su presupuesto en unos 700.000 millones de dólares.

El Pentágono, además, dispondrá de fondos extraordinarios para reforzar sus sistemas informáticos.

Este presupuesto pone fin a varios meses de tira y afloja entre los dos principales partidos que incluyeron dos cierres parciales administrativos por falta de fondos.

Además, ayer el presidente de Estados Unidos, anunció que reemplazará a su asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, por el exembajador ante las Naciones Unidas John Bolton.

"Me complace anunciar que, a partir del 9 de abril, el @AmbJohnBolton será mi nuevo Asesor de Seguridad Nacional. Estoy muy agradecido por el servicio del General H.R. McMaster que ha hecho un trabajo excelente y que siempre será mi amigo", dijo el multimillonario.

La marcha de McMaster supone la salida de uno de los últimos "moderados" de la Casa Blanca, tras la partida de Gary Cohn, hace unas semanas y del propio secretario de Estado, Rex Tillerson.

Aunque Trump no se refirió a las razones de la marcha de McMaster, el diario The New York Times asegura, citando fuentes de la Casa Blanca, que el militar ha presentado su renuncia, que se hará efectiva en las próximas semanas.

"Después de 34 años de servicio a nuestra nación, solicito el retiro del ejército de EE UU efectivo este verano, después del cual dejaré el servicio público. A lo largo de mi carrera, ha sido mi mayor privilegio servir junto a militares extraordinarios y civiles dedicados", dijo McMaster en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

McMaster agradeció a Trump la oportunidad de haber trabajado en su Gobierno y "la amistad y el apoyo" de los miembros del Consejo de Seguridad Nacional con los que ha compartido su tarea.

Altos funcionarios de la Casa Blanca, bajo condición de anonimato, indicaron que la marcha de McMaster, cuya salida se rumoreaba desde hace semanas, se ha fraguado por acuerdo mutuo entre el general y el presidente.

Altos funcionarios de la Casa Blanca, bajo condición de anonimato, indicaron que la marcha de McMaster, cuya salida se rumoreaba desde hace semanas, se ha fraguado por acuerdo mutuo entre el general y el presidente

"Los dos han estado discutiendo esto un tiempo. La línea de tiempo se aceleró ya que ambos sentían que era importante tener un nuevo equipo, en lugar de la constante conjetura. Esto no ha estado relacionado con ningún momento o incidente, sino que fue el resultado de las conversaciones entre los dos", aseguraron las fuentes.

"El presidente pidió al general McMaster que permanezca en activo hasta mediados de abril para garantizar una transición sin problemas y el general McMaster aceptó", agregaron.

Apenas la semana pasada, la Casa Blanca se apresuraba a negar más cambios en el gabinete presidencial, tras el despido fulminante del secretario de Estado, Rex Tillerson, y las alarmas suscitadas por la posible marcha de McMaster y el jefe de gabinete, John Kelly, pero el Gobierno estadounidense lo negó rotundamente.

____________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 40