Pyongyang tilda de "provocación" la respuesta de Biden y eleva el tono

"Habrá una respuesta si eligen una escalada", había dicho el presidente estadounidense tras el ensayo de misiles del jueves

Ri Pyong-chol (cuarto por la izquierda), uno de los hombres fuertes del régimen de Corea del Norte. (EFE/EPA/KCNA)
Ri Pyong-chol (cuarto por la izquierda), uno de los hombres fuertes del régimen de Corea del Norte. (EFE/EPA/KCNA)

(EFE).- Pyongyang tildó este sábado de "provocación" lo dicho por el presidente de EE UU, Joe Biden, tras su ensayo de misiles del jueves, y lanzó advertencias que podrían dar pie a una nueva escalada dialéctica y de ensayos militares en la península coreana.

En un mensaje recogido por la propaganda estatal, Corea del Norte aseguró que tiene derecho a la autodefensa, acusó a EE UU de usar un doble rasero y ante todo advirtió de posibles consecuencias si persiste el tono que viene empleando la Casa Blanca desde el cambio de Administración.

El tono y argumentos usados este sábado por Pyongyang comienzan a evocar para muchos un escenario como el de 2017, cuando el régimen apostó por una retahíla de ensayos de misiles para recibir a un recién llegado Donald Trump, cuya retórica acabó por inflamar aún más los ánimos en la región hasta las rondas diplomáticas de 2018.

A la espera de que Washington desvele la que será su nueva estrategia para Corea del Norte, Biden decidió responder el mismo jueves al ensayo de misiles y, aunque no habló ni mucho menos de "fuego y furia", advirtió en tono serio que "habrá una respuesta si eligen una escalada".

"Si EE UU continúa con sus comentarios inconscientes sin pensar en las consecuencias, podría enfrentarse a algo que no es bueno"

Suficiente para que Ri Pyong-chol, una de las principales figuras del régimen y el oficial que presidió el lanzamiento de misiles del jueves, publicara este sábado una réplica a través de la agencia estatal KCNA.

"Semejantes comentarios del presidente de EE UU son una violación del derecho de nuestro estado a la autodefensa y una provocación", dijo el militar norcoreano, que aseguró además que "si EE UU continúa con sus comentarios inconscientes sin pensar en las consecuencias, podría enfrentarse a algo que no es bueno".

Aseguró que las palabras de Biden revelan además su "profunda hostilidad hacia la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país)".

El que se haya optado por Ri para responder a Washington puede constituir toda una declaración de intenciones, ya que al margen de ser una de las cinco figuras oficialmente más poderosas del régimen (es miembro del presidium desde 2020), ha sido ante todo una de los sujetos clave para los avances del programa de misiles en el último lustro.

"Es una lógica gangsteril el que se permita a EE UU enviar activos nucleares estratégicos a la península y lanzar misiles balísticos intercontinentales (ICBM) cuando quiera pero que no sea permisible para la RPDC, su beligerante rival, testar siquiera un arma táctica (de corto alcance)", adujo el mariscal norcoreano.

El KN-23 es un misil hipersónico con un sofisticado sistema de guiado que le permite trazar trayectorias no completamente parabólicas, lo que lo hace difícil de interceptar

El régimen probó el jueves lo que parece ser una nueva versión del KN-23 (que a su vez es una versión local del Iskander ruso), modificado para poder portar una ojiva de 2,5 toneladas.

El KN-23 es un misil hipersónico con un sofisticado sistema de guiado que le permite trazar trayectorias no completamente parabólicas, lo que lo hace difícil de interceptar y -pese a su corto alcance- lo convierte en una seria amenaza para países cercanos como Corea del Sur o Japón.

Ri destacó también la insistencia del nuevo Gobierno Biden en en tildar de "amenaza" a Corea del Norte, un calificativo que no se oía en la Casa Blanca desde antes de que Trump y el líder Kim Jong-un celebraran sus tres históricas cumbres y el diálogo quedara encallado en 2019.

"Creo que la nueva Administración estadounidense obviamente ha empezado con mal pie", consideró Ri.

La del jueves ha sido la segunda prueba de misiles norcoreana en menos de una semana y llega en un momento marcado por una revisión de la nueva estrategia de Washington para lidiar con Pyongyang, que ha exigido retornar al estancado diálogo sobre desnuclearización sin condiciones previas.

El pasado enero, Kim Jong-un advirtió durante el congreso del partido único que empezaría a probar nuevo armamento, si el Gobierno Biden no proponía nuevas fórmulas para retornar a la mesa de negociación.

El propio Ri recordó este sábado en su mensaje que el ensayo del jueves busca implementar la política de defensa nacional establecida precisamente en el congreso de enero.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14