Protestan en Montreal contra el sesgo de un periódico popular a favor del régimen cubano

La gota que ha colmado el vaso ha sido la publicación de un texto de Jacques Lanctôt

Cubanos protestando en la puerta de Le Journal de Montréal.
Cubanos protestando en la puerta de 'Le Journal de Montréal'. (Asociación Cubanos Canadienses por una Cuba Democrática)

Decenas de miembros de la Asociación Cubanos Canadienses por una Cuba Democrática expresaron su frustración y su indignación delante del edificio de uno de los periódicos más leídos en Canadá, Le Journal de Montréal, y denunciaron el tratamiento informativo que el diario dedica a la Isla. La gota que ha colmado el vaso ha sido la publicación de un texto de Jacques Lanctôt, que escribe desde hace años crónicas ditirámbicas sobre Cuba.

Recientemente, el columnista ha firmado textos en los que ensalza la situación actual de Cuba, que califica como "uno de los mejores países para estar en estos tiempos de pandemia mundial". Hace años que este autor habla de Cuba como un país donde el Sistema Social, la Salud y la Educación están entre los más eficientes del mundo. En sus columnas nunca menciona los derechos humanos, la libertad de expresión, la represión policial, la falta de alimentos y productos básicos, ni las larguísimas colas para adquirirlos cuando están disponibles.

Jacques Lanctôt es editor de profesión. Su historia con Cuba comienza el 3 de diciembre del año 1970 cuando se refugia en la Isla tras un acuerdo entre Fidel Castro y el primer ministro canadiense Pierre Elliott Trudeau, padre del actual, Justin Trudeau

Jacques Lanctôt es editor de profesión. Su historia con Cuba comienza el 3 de diciembre del año 1970 cuando se refugia en la Isla tras un acuerdo entre Fidel Castro y el primer ministro canadiense Pierre Elliott Trudeau, padre del actual, Justin Trudeau. Lanctôt formaba parte de un grupúsculo independentista, el Frente de Liberación de Quebec (FLQ ), que secuestró, en octubre de 1970 y durante tres meses, a un diplomático británico. A cambio de la liberación del rehén, Lanctôt y varios miembros de su grupo recibieron asilo en Cuba. Volvió nuevo años después a Canadá, donde fue condenado a tres años de prisión.

Desde entonces, Lanctôt propaga en Canadá únicamente el discurso oficial, ofreciendo una imagen distorsionada de Cuba. Se siente en deuda con el régimen de La Habana y esa lealtad lo lleva a ocultar el sufrimiento del pueblo cubano, víctima de las políticas desastrosas de su Gobierno.

"Las cárceles cubanas están llenas de presos políticos, que nunca han matado ni secuestrado a nadie, y su único delito es pensar diferente y querer un futuro mejor para sus familias", señala el comunicado entregado al Journal de Montréal por la Asociación Cubanos Canadienses por una Cuba democrática.

"Las familias cubanas carecen de medicinas y servicios públicos básicos. Los niños son adoctrinados por un sistema educativo donde la ideología comunista fomenta la violencia en contra quienes no comparten el lema oficial de 'patria o muerte'", agrega el texto que fue leído por los participantes mientras se oía de fondo la canción Patria y Vida.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23