Cuba reafirma su apoyo incondicional al principio de "una sola China"

Pelosi dice que Taiwán es un "modelo para la región" dado el "éxito de su pueblo y su valentía para convertirse en un país más democrático"

Nancy Pelosi duranrte su visita al Legislativo este miércoles. (EFE)
Nancy Pelosi duranrte su visita al Legislativo este miércoles. (EFE)

(EFE).- Cuba expresó este martes su preocupación por el incremento de las tensiones y el agravamiento de la situación en torno a Taiwán, y reafirmó su apoyo "irrestricto" al principio de "una sola China".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla rechazó las acciones encaminadas a "lesionar la integridad territorial y la soberanía de la República Popular China" y condenó la "injerencia" en los asuntos internos del país asiático.

La declaración de la Cancillería cubana hace referencia a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, Nancy Pelosi, a Taiwán, a la que China reconoce como parte de su territorio.

El Gobierno asevera que las actuales tensiones entre Washington y Pekín son "resultado directo de la política agresiva y la elevada presencia militar de los Estados Unidos y sus aliados en el Estrecho de Taiwán"

En un comunicado, el Gobierno asevera que las actuales tensiones entre Washington y Pekín son "resultado directo de la política agresiva y la elevada presencia militar de los Estados Unidos y sus aliados en el Estrecho de Taiwán".

Asimismo considera que la situación se ha agravado por "los contactos militares y las sistemáticas ventas de armas", acciones que considera "socavan la paz y seguridad regional e internacional".

"Nuevas provocaciones, disfrazadas de contactos oficiales o visitas de alto nivel, generan, de manera deliberada, peligros adicionales", afirma la nota de prensa, una postura muy similar a las expresadas por sus aliados Nicaragua y Venezuela.

También recalca que "no se puede desconocer el papel clave de China como factor de estabilidad y equilibrio internacional ni la importancia de su cooperación, sin condicionamientos políticos, con los países en desarrollo".

Ratifica el reconocimiento de Taiwán como "parte inalienable" del territorio de China y afirma que los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional "deben ser respetados estrictamente sin selectividad ni dobles raseros".

Tras aterrizar este martes en Taiwan, Pelosi comenzó su visita al país este miércoles, donde declaró que Taiwán es un "modelo para la región" dado el "éxito de su pueblo y su valentía para convertirse en un país más democrático".

La política alabó la transición a la democracia en Taiwán y su transformación en "un lugar más fuerte", lo cual es un "contraste" con lo que sucede en China

La política alabó la transición a la democracia en Taiwán y su transformación en "un lugar más fuerte", lo cual es un "contraste" con lo que sucede en China, de lo que es ejemplo "lo ocurrido en Hong Kong con la política de 'un país, dos sistemas'".

En rueda de prensa posterior a su reunión con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, Pelosi consideró que Pekín "se ha interpuesto en el camino de la participación de Taiwán en varias reuniones", pero que no podrá evitar que otros legisladores estadounidenses visiten la isla.

Asimismo, la funcionaria expresó su esperanza de invitar a Tsai a hablar ante el Capitolio de Washington, pese a que el covid-19 ha obstaculizado recientemente la celebración de grandes sesiones en la cámara. Pelosi declaró que Estados Unidos apoya el statu quo actual de Taiwán y transmitió el deseo de su país de que "nada le pase a Taiwán por la fuerza".

La funcionaria, de 82 años, elogió a Taiwán por la "construcción de un exitoso sector tecnológico", del que el Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC), el mayor fabricante de microchips del mundo, es uno de los mayores exponentes.

La estadounidense dijo que la posible aprobación en su país de una legislación que prevé subsidios a la fabricación de microchips "estimularía los intercambios económicos entre EE UU y Taiwán".

"Sé que algunas empresas significativas ya planean invertir en la fabricación de microchips en Estados Unidos", aseveró la veterana funcionaria, quien se espera que abandone la isla hoy y reanude su gira por Asia con paradas en Corea del Sur y Japón tras las realizadas desde el lunes en Singapur y Malasia.

"Aquellos que juegan con fuego no terminarán bien y los que ofendan a China deben ser castigados", dijo Wang

Pelosi, tercera autoridad de EE UU y segunda en la línea de sucesión a la Casa Blanca, visitó esta mañana el Parlamento taiwanés y posteriormente se reunió con la presidenta de la isla, Tsai Ing-wen, quien le impuso una condecoración por su "apoyo" al territorio.

La reacción en China tampoco se ha hecho esperar. El ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, condenó este miércoles la visita y la calificó de "completa farsa" al advertir de que "quien ofenda a China será castigado".

"Aquellos que juegan con fuego no terminarán bien y los que ofendan a China deben ser castigados", dijo Wang en declaraciones a la televisión china CCTV desde Nom Pen, la capital de Camboya, donde participa en la reunión de ministros de Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus socios.

En ese evento, al que también está invitado el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, participará el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que acusó a Estados Unidos de "mostrar su impunidad" con esta visita.

"Es su deseo probar que son impunes para hacer lo que quieran. No veo otra razón detrás de provocar este incendio de la nada cuando ellos entienden muy bien lo que esto significa para China", apuntó el jefe de la diplomacia de Moscú desde Birmania, donde se encuentra hoy de visita oficial antes de viajar.

Por último, la Unión Europea rehusó hacer comentarios e insistió en la necesidad de reducir la tensión con el diálogo y evitar "errores de cálculo" en el estrecho taiwanés

Por último, la Unión Europea rehusó hacer comentarios e insistió en la necesidad de reducir la tensión con el diálogo y evitar "errores de cálculo" en el estrecho taiwanés.

La portavoz comunitaria de Exteriores Nabila Massrali dejó claro que la UE tiene "interés en preservar la paz y el statu quo en el estrecho de Taiwán".

"Alentamos la resolución pacífica de los asuntos del estrecho", dijo la portavoz, quien consideró que "las tensiones deben resolverse mediante el diálogo" y deben mantenerse "los canales de comunicación adecuados para reducir los riesgos de errores de cálculo".

La UE tiene una "clara política" de "una sola China", recordó. "La UE y los Estados miembros de la UE siguen comprometidos con la política de 'una sola China' de la UE", subrayó, dentro de la cual "reconocemos al Gobierno de la República Popular China como el único gobierno legal de China, al tiempo que mantenemos relaciones amistosas y una estrecha cooperación con Taiwán en una amplia gama de ámbitos".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 33