Díaz-Canel envía "cálidas felicitaciones" de Cuba a Xi Jinping por su reelección

El Partido Comunista de China rompe con tradición de 20 años y no tendrá ninguna mujer en su cúpula

Díaz-Canel con Xi Jinping en una visita del primero a Pekín en 2018. (EFE)
Díaz-Canel con Xi Jinping en una visita del primero a Pekín en 2018. (EFE)

(EFE).- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, envió "cálidas felicitaciones" a su homólogo chino, Xi Jinping, deseándole "éxitos en el desempeño" tras su reelección al frente del Partido Comunista de China durante el reciente congreso de la organización.

"Estamos convencidos de que, bajo su liderazgo, el Partido Comunista y el pueblo chino continuarán cosechando nuevos logros en la construcción del socialismo en la nueva era", afirmó Díaz-Canel en su mensaje destacado este domingo por la prensa oficial.

El también líder del Partido Comunista de Cuba resaltó los "aportes teóricos y prácticos" realizados bajo el liderazgo de Xi Jinping en el Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) que "son apreciados como hitos en la adaptación del socialismo chino a las particularidades nacionales y de la época actual".

"Estamos convencidos de que, bajo su liderazgo, el Partido Comunista y el pueblo chino continuarán cosechando nuevos logros en la construcción del socialismo en la nueva era"

Rememoró que, como ha expresado el propio Xi, China y Cuba "son buenos amigos, buenos compañeros y buenos hermanos".

Asimismo recalcó la "voluntad invariable" de continuar fomentando –junto al líder chino– "la orientación política" entre los "dos Partidos, gobiernos y pueblos, basados en la amistad y la hermandad que continuará fortaleciéndose y perfeccionándose".

Díaz-Canel ha resaltado con anterioridad la "entrañable amistad" que une a su país con China, así como sus "raíces históricas", con "una visión de largo plazo", "alta prioridad" y "referente de cooperación entre dos países socialistas y en desarrollo".

El país asiático es en la actualidad uno de los principales aliados políticos de la Isla y figura entre sus más importantes socios comerciales en áreas como la industrias ligera y farmacéutica, la modernización de las telecomunicaciones y la industria electrónica, el turismo, la biotecnología y los servicios de salud.

Xi fue reelegido este domingo para un tercer mandato como  secretario general del PCCh y además para presidir la Comisión Militar Central del partido. La nueva cúpula del PCCh no cuenta con una sola mujer, lo que marca un retroceso en la élite china del poder, donde la presencia femenina era ya testimonial en el liderazgo anterior.

Por primera vez en 20 años, ninguna mujer figura entre los nuevos miembros del Politburó, cuyo tamaño se redujo de 25 a 24 miembros.

Ninguna mujer ha sucedido en el Buró Político a Sun Chunlan tras su retirada con 72 años de dicho organismo, en el que permanecía como la mujer de mayor rango en el PCCh

Además, pese a que el líder revolucionario Mao Zedong proclamase que las mujeres "sostienen la mitad del cielo", el Comité Permanente del Politburó, la cúspide de siete mandatarios, permanece un ciclo más sin presencia femenina, como sucede desde el comienzo de su existencia.

Ninguna mujer ha sucedido en el Buró Político a Sun Chunlan tras su retirada con 72 años de dicho organismo, en el que permanecía como la mujer de mayor rango en el PCCh, el 28% de cuyos 95 millones de miembros son mujeres.

Desde 2020, como vicepresidenta, Sun obtuvo protagonismo al estar a cargo de la sanidad: ha sido la cara visible de la política de "cero covid", consistente en controles fronterizos, aislamiento de todos los contagiados y sus contactos cercanos y confinamientos y pruebas PCR donde hay positivos.

Sus visitas a ciudades afectadas por rebrotes eran normalmente seguidas de confinamientos impuestos por las autoridades, urgidas por Sun.

Así, no se añade ningún nombre a la reducida lista de mujeres que han logrado acceder al Politburó. En las décadas posteriores a la fundación de la República Popular China (1949), algunas esposas de líderes revolucionarios como Jiang Qing, cónyuge de Mao, o Deng Yingchao, del ex viceprimer ministro Zhou Enlai, figuraron en el órgano de poder.

La predecesora de Sun fue Liu Yandong, que entró en el escalafón en 2007 y con cuya posible histórica entrada en el Comité Permanente en 2012 se especuló sin llegar a producirse, marcando el Politburó como el techo de las mujeres chinas en política.

La ausencia femenina en el Politburó se convirtió en las últimas horas en un tema intocable en la red social Weibo, que ejerció un férreo control de contenidos en general durante el XX Congreso y que no ofrece ningún resultado reciente a la búsqueda "Mujeres en el Politburó".

La ausencia femenina en el Politburó se convirtió en las últimas horas en un tema intocable en la red social Weibo, que ejerció un férreo control de contenidos en general durante el XX Congreso

Algunas mujeres han recurrido a redes foráneas bloqueadas en China como Twitter: "Todas sabemos que en la burocracia china nunca ha habido igualdad y que, si las mujeres accediesen, dejaría de ser el juego de hombres que siempre ha sido".

Otras restan importancia a lo que consideran que sería un mero cambio estético y preguntan qué diferencia habría "entre un bandido y una bandida".

La ausencia femenina en los puestos de autoridad contrasta con su amplia participación en la vida pública china, pese a enfrentarse todavía a discriminación e incluso violencia.

Pese a que el dato ha disminuido recientemente, el 62% de las mujeres chinas participa en la fuerza laboral, cifra superior a los vecinos Japón (53%), Corea del Sur (53%) o India (19%), según el Banco Mundial, y China figura como 39º país más igualitario según Naciones Unidas.

En 2015, las mujeres chinas representaron el 25% de los fundadores de empresas y la proporción de mujeres al mando de nuevas marcas que operan en el comercio electrónico chino llegó en 2021 al 40%, según la cadena CCTV.

Su presencia en la esfera empresarial contrasta con los desafíos que todavía enfrentan: en los dos últimos años, casos como el acoso sexual a una empleada del gigante tecnológico Alibaba, el de una madre de ocho hijos que vivía encadenada en un área rural en Jiangsu (este) o la brutal paliza sufrida por unas comensales en Tangshan (norte) desembocaron en indignación y peticiones de más protección para las mujeres.

"Es difícil hacer oír nuestra voz", lamenta una comentarista de Weibo, que añade: "Tengo la sensación de que he de hacer mucho más para que mis jefes me respeten"

"Es difícil hacer oír nuestra voz", lamenta una comentarista de Weibo, que añade: "Tengo la sensación de que he de hacer mucho más para que mis jefes me respeten".

La falta de liderazgo político femenino en China choca además con otros territorios como Hong Kong, Taiwán o Singapur, que tienen o han tenido respectivamente como mandatarias a Carrie Lam, Tsai Ing-wen y Halima Jacob.

Pese a haberse instituido cuotas en órganos como la Asamblea Nacional Popular (el 22% de representantes han de ser mujeres), no habrá ninguna mujer en el Politburó en el próximo lustro, situación similar a la registrada en otros partidos comunistas en el poder.

Ninguno de los 15 miembros del Politburó del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte es mujer. En el del Partido Comunista Vietnamita, figura una mujer entre 18 componentes.

La coyuntura es semejante en Laos y Cuba: en los Politburós de sus partidos gobernantes hay dos mujeres presentes entre once miembros y tres entre catorce, respectivamente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 46