EE UU celebra el reencuentro de Roberto Quiñones con su familia y critica al Gobierno de Cuba

Mike Pompeo califica de vergonzoso, aunque no inesperado, el año que el reportero ha pasado en prisión

Estado de Roberto Quiñones tras salir de la cárcel. (Rolando Rodríguez Lobaina)
Roberto Quiñones perdió más de 13 kilos en prisión. (Rolando Rodríguez Lobaina)

(EFE).- Estados Unidos expresó este domingo su satisfacción por el reencuentro del periodista cubano Roberto Quiñones con su familia tras ser liberado el viernes luego de cumplir un año de cárcel, y criticó a La Habana por el "injusto encarcelamiento" del reportero "por el simple hecho de hacer su trabajo".

"Es vergonzoso que el régimen cubano encarcelara a un periodista cuyo único 'crimen' es trabajar por una sociedad más transparente", señaló en un comunicado el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, para quien esto "tampoco es sorprendente".

"El régimen -agregó- usa cualquier excusa para silenciar sus críticos y violar los derechos humanos, incluidos los derechos a la libertad de expresión y las garantías de un juicio justo".

"El régimen -agregó- usa cualquier excusa para silenciar sus críticos y violar los derechos humanos, incluidos los derechos a la libertad de expresión y las garantías de un juicio justo"

Quiñones fue sentenciado a un año por "resistencia y desobediencia" en agosto de 2019 y encarcelado en septiembre.

El origen del caso se remonta al 22 de abril del año pasado, cuando Quiñones se disponía a cubrir el juicio en Guantánamo a una pareja de religiosos procesados por querer educar a sus hijos en su hogar.

Él alegó entonces que fue detenido sin motivo aparente, esposado, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que asegura que le lesionaron el tímpano y le causaron varios hematomas.

Según la sentencia, sin embargo, Quiñones exhibió un "comportamiento provocador" y "se negó en acompañar a los agentes policiales", además de no llevar consigo el carné de identidad.

El fallo judicial atribuyó las lesiones al "desempeño adecuado de funciones públicas" de las fuerzas del orden y justificó la dureza de la condena en el "actuar antijurídico, la peligrosidad social y las condiciones personales" del periodista.

Para el Departamento de Estado, el 7 de agosto de 2019, el Gobierno cubano condenó a Quiñones por "dudosos cargos de resistencia y desobediencia".

"Su detención y juicio estuvieron marcados por el flagrante menosprecio de las normas legales, típico del régimen cubano", apuntó Pompeo, quien llamó a sus socios democráticos en el mundo a que hagan del respeto a los derechos humanos un prerrequisito para cualquier trato con Cuba.

El fallo judicial atribuyó las lesiones al "desempeño adecuado de funciones públicas" de las fuerzas del orden y justificó la dureza de la condena en el "actuar antijurídico, la peligrosidad social y las condiciones personales" del periodista

Quiñones aseguró el viernes que seguirá ejerciendo su profesión pese a haber recibido amenazas.

"Lo he llevado bastante mal en la prisión, porque he perdido 30 libras (13,5 kg) de peso, he salido muy delgado. Las condiciones son muy malas", explicó a EFE el periodista de Cubanet horas después de salir de la prisión en la ciudad de Guantánamo.

Quiñones, de 63 años, aseguró que el mismo día de su salida de prisión varios agentes le conminaron a abandonar su trabajo como periodista, le propusieron un nuevo empleo -que rechazó- y lo amenazaron con emitir en la televisión pública un vídeo para desacreditarlo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0