El Gobierno de Ucrania asegura que Mariúpol "sigue sin caer" a pesar del ultimátum de Rusia

La "cocina solidaria" del chef José Andrés sigue en Jarkóv tras el ataque que dejó cuatro heridos

Edificios bombardeados en Mariúpol. (Captura)
Edificios bombardeados en Mariúpol. (Captura)

(Con información de agencias).- El primer ministro de Ucrania, Denis Shmigal, ha asegurado este domingo que las fuerzas ucranianas todavía controlan parte de la asediada ciudad de Mariúpol y que seguirán combatiendo a pesar del ultimátum dado por Rusia este madrugada.

"La ciudad sigue sin caer", ha declarado el primer ministro ucraniano en declaraciones a la cadena estadounidense ABC. "Los militares van a luchar hasta el final", ha añadido.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Ucrania, Oleksandr Motuzianik, también ha confirmado en rueda de prensa que las fuerzas ucranianas siguen resistiendo a pesar de que Rusia sigue enviando refuerzos para proseguir su avance.

"La situación en Mariúpol es difícil y dura. La lucha está ocurriendo en este momento. El Ejército ruso está llamando constantemente a unidades adicionales para asaltar la ciudad", ha declarado el portavoz.

Las Fuerzas Armadas rusas emitieron un comunicado donde "ofrecieron" a militares ucranianos "y mercenarios extranjeros" un ultimátum para deponer las armas. "A todos los que depongan las armas se les garantiza la preservación de la vida", mencionó la misiva. 

"La situación en Mariúpol es difícil y dura", según el portavoz del Ministerio de la Defensa ucraniana

Este domingo las autoridades de la región de Kiev informaron de la explosión de un misil en la localidad de Browary, en el extrarradio de la capital ucraniana, que causó daños en la infraestructura; según el vicealcalde de Kiev, Mykola Poworonsky, en el propio núcleo urbano de la capital no ha habido detonaciones enemigas, ya que los ataques rusos fueron repelidos. En total, detuvieron 13 ataques en diferentes puntos del país, según el Estado Mayor ucraniano.

Mientras tanto la ayuda humanitaria de la ONG World Central Kitchen, fundada por el chef español José Andrés, sigue llegando a través de su "cocina solidaria", en Jarkóv, pese al ataque sufrido el sábado, cuando un misil impactó en su local de esa ciudad y dejó cuatro heridos.

"Nuestro trabajo continua. El personal del restaurante se traslada con su comida y el equipo no afectado a otro local de Jarkóv", afirmó el director de la ONG, Nate Mook, a través de su cuenta en Twitter. Añadió que los cuatro heridos se recuperan y que todo el equipo quiere continuar con su trabajo "con valentía".

El chef español fundador de la ONG, que reparte comida a civiles afectados por el conflicto, ha estado estos días en la región de Kiev. José Andrés inició su labor sobre el terreno en ciudades polacas a las que llegaron los primeros refugiados, para pasar luego a otros puntos de Ucrania.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18