El Gobierno chino condena el asalto al Parlamento hongkonés y exige restaurar orden

La jefa del Gobierno local, Carrie Lam, rechazó lo que considera "extremo uso de la violencia y el vandalismo" por parte de los manifestantes

Un manifestante intenta rompe una cristalera del Parlamento en Hong Kong, este lunes. (Ritchie B. Tongo/ EFE)
Un manifestante intenta rompe una cristalera del Parlamento en Hong Kong, este lunes. (Ritchie B. Tongo/ EFE)

(EFE).- El Gobierno chino condenó este martes "enérgicamente" el asalto al Consejo Legislativo de Hong Kong protagonizado anoche por cientos de manifestantes y reclamó que las autoridades locales "restauren el orden social normal lo antes posible".

La Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado (Ejecutivo) publicó hoy un comunicado en el que califica la acción de "muy violenta".

Asimismo, asegura que "algunos activistas extremistas, bajo el pretexto de oponerse a la enmienda de ciertas regulaciones del Gobierno hongkonés (el polémico proyecto de ley de extradición), dañaron voluntariamente las instalaciones del Consejo Legislativo".

"Algunos activistas extremistas, bajo el pretexto de oponerse a la enmienda de ciertas regulaciones del Gobierno hongkonés, dañaron voluntariamente las instalaciones del Consejo Legislativo"

Pekín mostró su "firme apoyo" a las autoridades hongkonesas y a la Policía local para que "se encarguen del incidente con arreglo a la ley" e "investiguen la responsabilidad penal de los delincuentes violentos".

Los actos, según la Oficina, "infringen el Estado de derecho, menoscaban el orden social y dañan los intereses fundamentales" de la excolonia británica, al tiempo que suponen un "desafío descarado" al principio de 'un país, dos sistemas' que rige la autonomía en ciertas áreas de la que disfruta Hong Kong.

El portavoz del organismo reiteró su apoyo a los líderes locales y a la Policía para que "cumplan sus tareas", entre las que destaca "restaurar el orden social normal lo antes posible, salvaguardar la seguridad personal y de las propiedades de los ciudadanos, así como la prosperidad y estabilidad de Hong Kong".

Poco antes, la jefa del Gobierno local, Carrie Lam, había condenado el "extremo uso de la violencia y el vandalismo" por parte de los manifestantes.

En una conferencia de prensa convocada a las 4:00 horas, Lam confió en que "la sociedad honkonesa vuelva a la normalidad lo antes posible".

"El imperio de la ley es de una importancia capital", dijo Lam quien aseguró que "no es verdad" que su Gobierno no haya atendido a las demandas que desde hace semanas le plantean los manifestantes.

Reiteró, además, que ha dejado en suspenso el polémico proyecto de extradición a China, entre otros países, "sin ningún plan para retomarlo".

El jefe de la policía justificó que la policía no interviniese durante las más de cuatro horas que los manifestantes emplearon en derribar las puertas de la institución

Por su parte el jefe de la policía, Stephen Lo, señaló que antes de la entrada al Parlamento "había muchos manifestantes utilizando tácticas violentas" y justificó que la policía no interviniese durante las más de cuatro horas que los manifestantes emplearon en derribar las puertas de la institución.

"No podíamos usar la fuerza que habitualmente empleamos al aire libre", afirmó.

El responsable policial aseguró, además, que poco antes de la entrada de los manifestantes al Parlamento apareció "un humo blanco" que pudo haberse tratado de un ataque tóxico", y ante esa posibilidad, dijo, la Policía no tuvo otra opción que retirarse.

También explicó que temían que una eventual carga policial provocase una "avalancha" entre la multitud congregada que causase mayores daños.

La manifestación de ayer se produjo en el mismo día en el que se celebraba el vigésimo segundo aniversario del traspaso de la soberanía de Hong Kong a China por el Reino Unido, y en ella participaron, según los organizadores, unas 550.000 personas.

Esta fue la última de varias manifestaciones realizadas en las últimas semanas para exigir la retirada del polémico proyecto de ley de extradición, que facilitaría la entrega de sospechosos a otras jurisdicciones, entre ellas a la China continental.

Los manifestantes reclaman la dimisión de la jefa del Ejecutivo local y principal impulsora del proyecto, Carrie Lam, y la liberación de los detenidos en anteriores protestas

Asimismo, reclaman la dimisión de la jefa del Ejecutivo local y principal impulsora del proyecto, Carrie Lam, y la liberación de los detenidos en anteriores protestas.

A pesar de que la manifestación de ayer, tras negociaciones con la Policía, no iba a pasar cerca de la zona de la sede parlamentaria, finalmente un nutrido grupo de manifestantes se dirigió hacia el citado edificio y durante horas reventó las puertas de acceso sin respuesta policial alguna.

Tras conseguir acceder al recinto, centenares de jóvenes ataviados con máscaras antigás y cascos recorrieron las estancias del edificio, incluido el hemiciclo donde se reúnen los diputados, y destrozaron el mobiliario.

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24