Asesinado en Puerto Príncipe el presidente Moïse, en el poder desde 2017

Fue ultimado por hombres armados en su propia residencia, en el barrio de Pelerin

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, asesinado este miércoles. (EFE/Jean Marc Herve Abelard)
El presidente de Haití, Jovenel Moïse, asesinado este miércoles. (EFE/Jean Marc Herve Abelard)

(EFE).- El primer ministro interino de Haití, Claude Joseph, declaró el estado de sitio en el país tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

Joseph hizo el anuncio en una declaración televisada, rodeado del director de la Policía Nacional, Leon Charles, y otras autoridades, después de presidir un Consejo de Ministros extraordinario.

Además, República Dominicana cerró su frontera con Haití, y el aeropuerto internacional de Puerto Príncipe fue cerrado este miércoles después del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, según informaron fuentes diplomáticas.

Varios vuelos programados con destino al aeropuerto de la capital haitiana han sido cancelados o desviados a otros terminales en terceros países, según informaciones de páginas de rastreo de vuelos, aunque ninguna autoridad ha confirmado por el momento el cierre del aeropuerto. Dos aerolíneas que tienen rutas diarias a la capital haitiana cancelaron sus vuelos previstos para este miércoles.

Joseph llamó a la calma de la población y aseguró que la "situación de seguridad del país está bajo control"

Jovenel Moïse murió asesinado este miércoles por hombres armados que asaltaron su domicilio en Puerto Príncipe, mientras su esposa Martine resultó herida de bala, según informó el primer ministro interino, Claude Joseph.

"A la una de la mañana del 7 de julio un grupo de personas no identificadas, que hablaban en español e inglés, asesinaron al presidente de la República. El presidente ha muerto a causa de sus heridas", dijo el primer ministro interino en un comunicado leído por la radio.

Joseph llamó a la calma de la población y aseguró que la "situación de seguridad del país está bajo control". El crimen tiene lugar a falta de poco más de dos meses para las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 26 de septiembre, unos comicios en los que Moise no podía ser candidato.

Haití padece una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave el pasado 7 de febrero, fecha en la que Moïse denunció que la oposición, con el respaldo de jueces, tramaba un golpe de Estado.

Al mismo tiempo, la inseguridad se ha agravado en especial desde comienzos de junio por luchas territoriales entre las bandas armadas que se disputan el control de los barrios más pobres de Puerto Príncipe.

El propio Moïse había pedido en junio apoyo internacional para acabar con la grave crisis de seguridad.

El magnicidio de este miércoles sigue a una serie de asesinatos y a un conflicto que ha causado también miles de desplazados desde el pasado junio.

Según un informe del Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos (CARDH), más de 150 personas fueron asesinadas y otras 200 secuestradas entre el 1 y el 30 de junio pasado en la zona metropolitana de Puerto Príncipe.

Nacido en Trou du Nord, departamento Nordeste de Haití, el 26 de junio de 1968, Moïse era hijo de un mecánico y agricultor y de una costurera

Nacido en Trou du Nord, departamento Nordeste de Haití, el 26 de junio de 1968, Moïse era hijo de un mecánico y agricultor y de una costurera, y en 1974 se trasladó con su familia a la capital del país, donde hizo estudios secundarios en el liceo Toussaint y en el centro cultural del colegio Canado Haïtien, regentado por los Hermanos del Sagrado Corazón.

Cursó estudios de Ciencias de la Educación en la Universidad de Quisqueya y en 1996 se trasladó a Port-de-Paix, capital del departamento de Nordoeste, donde creó la empresa Jomar Auto Parts y, poco después, explotó una finca de 10 hectáreas dedicadas al cultivo del banano.

En 2001, junto con la compañía Culligan, emprendió proyectos para llevar agua canalizada a zonas del Nordeste y de Noroeste del país.

Luego, se convirtió en secretario general de la Cámara de Comercio e Industria de Haití (CCIH). En 2008 fue socio de la empresa eléctrica solar y eólica Compagnie Haïtienne d'Energie (Comphener SA).

En 2012 puso en marcha, a través de su empresa Agritrans, en la que ocupaba el puesto de presidente-director general, el proyecto agrícola Nourribio en su localidad natal, una plantación platanera de una extensión de 10 hectáreas.

Abandonó los puestos de responsabilidad en Agritrans y el 15 de septiembre de 2015 lanzó su candidatura para las presidenciales de ese año por el oficialista Partido Haitiano Tet Kale (PHTK).

En la primera vuelta de las presidenciales de octubre de 2015, Moïse fue el candidato más votado, con el 32,76% de los votos, y pasó a la segunda vuelta de diciembre junto a Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (LAPEH), quien obtuvo un 25,29%. Sin embargo, hubo denuncias de fraude masivo a su favor que obligó al aplazamiento electoral para revisar los resultados.

Dos semanas antes de su toma de posesión, el 7 de febrero de 2017, prestó declaración ante un juez por las sospechas de lavado de dinero, por una investigación iniciada en 2013, acusaciones que él rechazó

Celestin se negó a participar en la segunda vuelta el 24 de enero de 2016, por considerar que había parcialidad de este órgano electoral al consentir el supuesto fraude.

El país permaneció sin presidente al expirar el mandato de Michel Martelly el 7 de febrero de 2016, por lo que días después le relevó de forma interina Jocelerme Privert, presidente del Senado.

El 6 de junio de ese año el nuevo Consejo Electoral Provisional (CEP) invalidó los resultados de octubre de 2015 y convocó nuevas presidenciales para el 9 de octubre, a las que concurrió Moïse por el PHTK. El paso del huracán Matthew días antes de la celebración de los comicios, con casi 600 muertos, obligó a su aplazamiento.

Consiguió la elección presidencial en la primera vuelta en noviembre de 2016, con el 55,60% de los votos.

Dos semanas antes de su toma de posesión, el 7 de febrero de 2017, prestó declaración ante un juez por las sospechas de lavado de dinero, por una investigación iniciada en 2013, acusaciones que él rechazó.

Moïse relevó al frente del país al interino Jocelerme Privert.

Para 2021 están previstas que se celebren las aplazadas elecciones legislativas, así como la convocatoria de presidenciales, para septiembre y noviembre, en las que Moïse no podía ser candidato

El 23 de febrero nombro primer ministro al médico Jack Guy Lafontant, sin experiencia política.

La dimisión del primer ministro Lafontant y de su Gobierno en julio de 2018 por las violentas protestas desatadas por el anuncio de un alza en el precio del combustible, llevó al mes siguiente a encabezar el ejecutivo al político y notario Jean-Henry Céant.

No se aplacaron las manifestaciones, en las que pidieron conocer el destino de los fondos de Petrocaribe ante las sospechas de corrupción, por lo que Moïse respaldó que se investigara. Las protestas arreciaron desde el 7 de febrero de 2019, coincidiendo con su segundo aniversario en el poder.

Al mes siguiente el legislativo destituyó en una moción de censura al primer ministro Ceant y Moise nombró para sucederle a Jean-Michel Lapin.

El 31 de mayo de 2019 la Corte Superior de Cuentas envió al Parlamento su informe sobre el destino de los fondos de Petrocaribe y apuntó que las empresas de Moise y de su predecesor Martelly habían sido beneficiadas con proyectos millonarios que no se han ejecutado. Desde entonces continuaron las manifestaciones con fallecidos.

Desde el 16 de septiembre se sucedieron manifestaciones en demanda de la dimisión del presidente, en unos momentos de crisis por la corrupción, la escasez de combustible, el hambre y la inseguridad. Ello llevó a la suspensión de las elecciones previstas para octubre, por lo que en enero de 2020 se clausuraron el Congreso y Senado, por finalización del mandato.

Pese a ese vacío, en marzo de 2020 nombró como primer ministro a Joute Joseph, que llevaba dirigiendo de forma interina el país desde hacía un año.

Este 5 de julio había nombrado a Ariel Henry como nuevo primer ministro con la tarea de formar un Gobierno de consenso que integrara a diferentes sectores de la vida política del país

Para 2021 están previstas que se celebren las aplazadas elecciones legislativas, así como la convocatoria de presidenciales, para septiembre y noviembre, en las que Moïse no podía ser candidato.

Con una gran oposición de distintos sectores que querían que dejara el poder el 7 de febrero de 2021, ante una distinta interpretación de su mandato presidencial, que él consideraba que finalizaba en 2022, el Consejo Superior del Poder Judicial dictó ese día una resolución que daba por concluido su mandato al frente del país, que él tildó de intento de golpe de Estado, e incluso la oposición nombró presidente interino al magistrado Joseph Mécène Jean-Louis.

El presidente Moïse pidió en junio de 2021 el apoyo internacional y la colaboración de todos los sectores de la sociedad para acabar con la violencia de las bandas armadas que se ha recrudecido.

Este 5 de julio había nombrado a Ariel Henry como nuevo primer ministro con la tarea de formar un Gobierno de consenso que integrara a diferentes sectores de la vida política del país. El quinto nombrado por Moïse debería enfrentar la grave crisis de seguridad que atraviesa el país y apoyar la organización de las elecciones presidenciales y legislativas.

Pero el panorama ha cambiado este miércoles.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2