López Obrador somete a consulta la continuidad de su mandato

Sobre la medida, que recuerda al revocatorio del venezolano Hugo Chávez en 2004, el mexicano ha insistido en que es el pueblo "quien pone y quien quita"

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una de sus conferencias matutinas. (Europa Press)
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una de sus conferencias matutinas. (Europa Press)

Más de 92 millones de mexicanos están llamadas a votar este domingo para respaldar o revocar el mandatario del presidente, Andrés Manuel López Obrador, en un proceso que se ha visto precedido por meses de polémicas.

Se trata de un ejercicio inédito en el país que sigue generando dudas, impulsado por el propio presidente y al que se ha mostrado contrario el Instituto Nacional Electoral (INE), el árbitro de las elecciones que –con su nombre anterior, Instituto Federal Electoral– permitió la alternancia en el poder en México luego de 70 años de Gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sobre la medida, que recuerda al revocatorio del venezolano Hugo Chávez en 2004, López Obrador ha insistido en que es el pueblo "quien pone y quien quita". "Me voy a someter a la revocación y el pueblo va a decidir si quiere que continúe o que renuncie", subrayó el mandatario.

Todo apunta a que el presidente, que goza de un alto nivel de aceptación, logre resistir al desgaste y obtenga la "validación" que le permitirá permanecer en el cargo hasta 2024, algo que ya le permitía la Constitución mexicana.

La oposición se ha mostrado contraria a sacar la consulta adelante por considerar que viola las leyes electorales

En caso de perder la consulta, la Carta Magna establece que sería Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de Diputados, quien ocupe el cargo de forma provisional. Pasados treinta días, sería el propio Congreso el que nombrara a un sucesor que finalice el mandato.

Así, el artículo 60 de la Ley Federal de Revocación de Mandato sostiene que López Obrador dejaría de ser el presidente de México desde que el Tribunal Electoral emita su declaración, siempre y cuando la población opte por la vía de la revocación.

Para ello deben participar en el proceso, que ha contado con el apoyo de las autoridades, al menos un 40% de las personas registradas en el censo electoral. La oposición, por su parte, se ha mostrado contraria a sacar la consulta adelante por considerar que viola las leyes electorales, y sigue recalcado que se trata de la "manipulación de un instrumento creado para destituir a dirigentes corruptos".

López Obrador a asegurado que escribirá "Viva Emiliano Zapata" en su papeleta, en recuerdo del aniversario de la muerte del revolucionario mexicano, lo cual anularía el voto automáticamente. "No puedo votar por una cosa ni por la otra. Pero sí tengo que ir a votar. Un demócrata tiene que participar siempre, cuando se trata de tomar decisiones", explicó.

La Suprema Corte de Justicia, máximo tribunal del país, dio a finales de 2021 la razón a López Obrador y ordenó seguir con los preparativos del referéndum con el presupuesto aprobado, a pesar de las críticas que alertaban de que un ejercicio de remoción se "estaba transformando en un acto de ratificación", lo que podría llevar a una pérdida del verdadero significado y objetivo de la consulta.

La disputa sobre la revocación del mandato del presidente gira en torno al INE y las autoridades del país. Esta relación se remonta, en gran medida, a la creación del propio instituto y a una normativa que impide que sean los partidos políticos los que soliciten el propio referéndum.

La legislación aprobada en septiembre de 2021 impide a los funcionarios difundir mensajes para pedir el voto a favor o en contra de la revocación, e incluso solicitar su convocatoria, lo que ha llevado a las autoridades electorales a emitir medidas cautelares contra altos cargos del Gobierno y dirigentes del partido gubernamental Morena por hacer llamamientos a favor de la realización de la consulta.

Los sondeos muestran que cerca del 27% de la población acudirá a la cita, si bien el mínimo necesario para que el resultado sea vinculante es un 40%

Las tensiones se remontan así a los preparativos para el proceso: desde el Gobierno acusan al INE de boicotear la consulta, mientras que algunos miembros del organismo acusan a Morena de "violar su legalidad". Previamente, el INE había alegado carecer de los presupuestos necesarios, mientras que el Gobierno y el Congreso rechazaban sacar adelante ampliaciones presupuestarias.

Mientras algunos consejeros abogaban por detener el proceso, diputados de Morena solicitaron someterlos a juicio por "atentar" presuntamente contra los derechos de los mexicanos. Finalmente, el Supremo decidió no ampliar la partida presupuestaria para la consulta pero justificó la reducción de centros de votación para el desarrollo del referéndum.

Aunque el apoyo de la ciudadanía a López Obrador ha ido fluctuando a lo largo de los meses, el porcentaje de población a favor de revocarle el mandato sigue girando alrededor del 30%. En este sentido, la mayoría de las encuestas dan al líder de Morena un apoyo de más del 50%, lo que le permitiría permanecer en el cargo.

El principal escollo con el que podría toparse la consulta, no obstante, es la falta de participación. Los sondeos muestran que cerca del 27% de la población acudirá a la cita, si bien el mínimo necesario para que el resultado sea vinculante es un 40%.

Por otro lado, son cerca del 52% de los que consideran que la consulta ni siquiera es necesaria, frente a un 42% que apoya su realización.

Con los datos sobre la mesa, los defensores de la celebración de la consulta, como la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, inciden en que se trata de un "ejercicio democrático en servicio del pueblo" mientras las voces disientes apuntan a un nuevo movimiento para provocar una "mayor polarización" y reafirmar la imagen del mandatario.

De esta forma, son precisamente los partidarios de que López Obrador permanezca en el cargo los que han apoyado la realización de la consulta, que en caso de que se resuelva con el "sí" a la revocación podría colocar a México en un escenario de inestabilidad política en busca de consensos para elegir a un nuevo presidente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4