Maduro dice que Guaidó acabará "huyendo" y acusa a Pedro Sánchez de cometer errores con Venezuela

El líder chavista denuncia un ataque a la mayor refinería del país

El venezolano Nicolás Maduro, en una imagen de archivo. (EFE/ Miguel Gutiérrez)
El venezolano Nicolás Maduro cree que algún día Guaidó acabará viviendo, como López, en un barrio rico de Madrid. (EFE/ Miguel Gutiérrez)

(EFE).- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este miércoles que el líder opositor Juan Guaidó "va a terminar en el exterior, huyendo" del país, como considera que ha hecho su copartidario Leopoldo López.

"Él va a terminar en el exterior, huyendo. ¿Cuántas veces dijo Leopoldo López... 'yo no me voy'? Y 'me fui'", dijo el gobernante en una rueda de prensa. En este sentido, aseguró que Guaidó terminará viviendo en el acomodado barrio de Salamanca de Madrid porque, tanto él como López, "tienen muchos millones".

Por eso, subrayó que si se hace una investigación "independiente, objetiva de las riquezas" de López, Guaidó y sus familias, se podrá "confirmar que son millones de euros y de dólares, millones, los que tienen (...) en el exterior, que se robaron en el país". Al respecto, aseguró que la familia de Juan Guaidó en España tiene un nivel de vida que "no la tienen ni los reyes de España".

El mandatario acusó al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de cometer errores respecto a Venezuela después de que el líder socialista se reuniera en Madrid con el opositor Leopoldo López

El mandatario acusó al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de cometer errores respecto a Venezuela después de que el líder socialista se reuniera en Madrid con el opositor Leopoldo López.

"Siempre cometes errores con Venezuela, Pedro Sánchez, tu subestimación, tu desprecio por la realidad venezolana", dijo el mandatario durante una rueda de prensa virtual al ser consultado por el encuentro de López con Sánchez, quien lo recibió en su condición de secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

"[López] se va derrotado, eso es lo que puedo decir a esta hora, sencillamente, espero que algún día haya justicia y la justicia venezolana logre, nuevamente, llevarle a la cárcel", dijo Maduro en su primer comentario al respecto cinco días después de la salida del opositor del país.

Además, el gobernante acusó al embajador español en Venezuela, Jesús Silva, de "cómplice" de López, una aseveración que ya había adelantado la Cancillería venezolana y que fue categóricamente negada por fuentes diplomáticas.

"Recientemente el embajador Silva viajó a España, negoció el viaje de Leopoldo López a España con el Gobierno español, regresó a Venezuela y se llevó a Leopoldo López con base en esta negociación que se llevó a cabo con el Gobierno de España, hasta aquí puedo decir hoy", dijo sin mostrar ninguna prueba ni argumentar sus afirmaciones.

Por su parte, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, recordó que López era un "huésped de la Embajada" de España en Caracas, libre de irse cuando quisiera, porque "un huésped no es un rehén". González Laya explicó así la decisión "personal y voluntaria" de López de abandonar la embajada española en Caracas y viajar a Madrid a reunirse con su familia, lo que desató las críticas del Gobierno venezolano al Ejecutivo español y al embajador Silva.

Además, las fuerzas de seguridad del Estado detuvieron a varios trabajadores de la Embajada y registraron varias viviendas del personal adscrito a la legación, después de que se diera a conocer la salida de López.

Maduro adelantó que "muchas otras cosas se sabrán después" y no hizo ningún comentario sobre el papel de las autoridades locales que vigilaban el lugar de residencia de López ni sobre la forma en que salió del país con las fronteras cerradas y vigiladas en medio de la pandemia por la covid-19.

Sánchez recibió el martes a López en la sede del PSOE en Madrid, un encuentro que fue difundido por el partido socialista en redes sociales con el mensaje: "El PSOE desea una vía pacífica" a la crisis en Venezuela, "porque el pueblo venezolano debe sufrir lo mínimo".

En una rueda de prensa ofrecida el martes, López aseguró que Guaidó está preparado para ser arrestado, a lo que Maduro respondió ayer con ironía diciendo que le manda el mensaje a su colega de "que se prepare para ir preso y sale corriendo de Venezuela".

En esta ocasión, no se refirió de forma directa acerca de una posible arresto de Guaidó, algo que hizo en febrero pasado, en otra rueda de prensa en la que afirmó que "el día que los tribunales de la República den el mandato de detener" al político, lo harán las autoridades. "Ese día no ha llegado, pero llegará", concluyó entonces.

Maduro también denunció ayer un supuesto ataque a la refinería de Amuay, la más grande del país, y que ordenó una investigación al respecto, pues cree que detrás de ello existen conspiraciones contra su Gobierno.

"Ayer fue atacada con un arma poderosa, un arma larga, la refinería de Amuay", dijo el mandatario durante una rueda de prensa en la que precisó que la novedad se registró a las 18:30 GMT del martes.

"Estamos investigando (...) quisieron provocar una explosión total de la refinería (...) derribaron una torre", explicó.

Por lo anterior, el mandatario pidió al vicepresidente económico, Tareck el Aissami, ofrecer una rueda de prensa para que muestre "todas las evidencias del ataque terrorista contra la refinería", aunque no aclaró cuando se llevará a cabo esta declaración.

"Venezuela está enfrentando situaciones de complot permanente", denunció el mandatario, quien explicó que estas "conspiraciones" han afectado la industria petrolera y los servicios públicos

"Venezuela está enfrentando situaciones de complot permanente", denunció el mandatario, quien explicó que estas "conspiraciones" han afectado la industria petrolera y los servicios públicos, dos sectores que hoy presentan numerosas fallas.

"Nosotros no tenemos una oposición, tenemos una conspiración permanente", dijo, a la vez que reiteró que sus adversarios políticos locales están financiados por Estados Unidos y cuentan con la "complicidad de varios Gobiernos de Europa".

El Gobierno informó en septiembre de la captura de un "espía estadounidense" que fue detenido en el estado venezolano de Falcón (norte), cerca de las refinerías Amuay y Cardón, cuando portaba "armamento pesado" y "especializado", tenía una "gran cantidad de dólares en efectivo, y con otros elementos".

La denuncia la hizo entonces el mismo Maduro, quien aseguró que el supuesto espía "es un marine que estuvo prestando servicios como marine en bases de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) en Irak".

Todo esto supone, en opinión del gobernante venezolano, "una guerra de venganza del imperio gringo contra Venezuela" que tiene como objetivo que el país caribeño no produzca los derivados del petróleo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8