Maduro celebra el "despertar de los pueblos" mientras Colombia sigue sumida en la violencia urbana

La "ola de terrorismo urbano" está financiada por el narcotráfico y auspiciada por intereses políticos para desestabilizar, dice 'Semana'

Manifestantes marchan por las calles durante una jornada de protestas, el 5 de mayo de 2021, en Bogotá (Colombia). (EFE/Carlos Ortega)
Manifestantes marchan por las calles durante una jornada de protestas, el 5 de mayo de 2021, en Bogotá (Colombia). (EFE/Carlos Ortega)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este sábado que "se siente cada vez con mayor fuerza" el "despertar de los pueblos", sin hacer mención directa a casos concretos.

"En este año 2021, estamos con grandes tareas para seguir enfrentando el neoliberalismo (...) ese neoliberalismo que ha hundido a países de nuestro continente y que ha ocasionado el despertar de los pueblos (que) hoy se siente cada vez con mayor fuerza", aseguró al intervenir de forma virtual en un congreso "con la clase obrera del mundo".

Frente a esta situación, Maduro pidió que se articulen "las redes de los movimientos sociales", sindicales, clasistas, intelectuales y campesinos, entre otros, para "unir todas las fuerzas sociales con una columna vertebral, la clase obrera".

"La clase obrera que vaya despertando para plantear, no solo la lucha contra el neoliberalismo, sino una clase obrera que plantee proyectos de futuro, el socialismo, la sociedad humana, la sociedad del futuro", manifestó.

Héctor Fabio Morales, un joven colombiano de 24 años, murió después de ser atacado en la zona del Museo del Arte, donde se desarrollaba una protesta, con arma de fuego por supuestos civiles

Sin embargo, no hizo ninguna referencia durante su discurso a qué pueblos del continente americano "ha hundido" el neoliberalismo y, por tanto, dónde observa "el despertar de los pueblos" que siente "cada vez con mayor fuerza".

Mientras tanto, los colombianos salieron este sábado de nuevo a la calle y bloquearon vías en todo el país, en la décima primera jornada de protestas contra el Gobierno de Iván Duque.

Los manifestantes, en su inmensa mayoría jóvenes, salen, como cada día, en protestas organizadas la jornada anterior, que ya dejan ver el cansancio de once días de movilizaciones sociales que comenzaron pidiendo la caída de la ya retirada reforma tributaria, pero que ahora ha abierto el abanico a muchas otras demandas que incluyen la caída del Gobierno de Duque y acabar con la brutalidad policial.

Tras dos días sin informaciones de muertos o asesinados en las protestas, este sábado se vivió una noche de nuevo gris, con episodios de violencia en la ciudad de Cali, epicentro de las protestas, y en Pereira (oeste).

En esta última, capital del departamento de Risaralda, se volvieron a vivir escenas de disparos de civiles armados a protestantes pacíficos, en episodios que a algunos les recuerdan al paramilitarismo colombiano.

"No hay que llamarse a engaños: la protesta estaba meticulosamente preparada con mucha antelación, con objetivos claros"

Héctor Fabio Morales, un joven colombiano de 24 años, murió después de ser atacado en la zona del Museo del Arte, donde se desarrollaba una protesta, con arma de fuego por supuestos civiles, que le hirieron de forma letal en la cabeza.

Algo similar ocurrió en la noche del 5 de mayo, cuando varios hombres armados salieron de un vehículo, dispararon contra un grupo de protestantes e hirieron de gravedad a Andrés Felipe Castaño, quien ha conseguido despertar en el hospital, y Lucas Villa, que se encuentra en una situación crítica y con pronóstico reservado, después de recibir hasta ocho disparos en el cráneo.

La revista Semana dedica un reportaje en su último número a lo que llama "los días más difíciles del país en su historia reciente", en mitad de "una ola inédita de terrorismo urbano que se camufla en la protesta legítima". "La democracia y las instituciones están en peligro", asevera la publicación colombiana.

La nota explica cómo la ahora retirada reforma tributaria "que pretendía darles la mano a millones de hogares vulnerables, no tuvo en cuenta el difícil momento que viven los colombianos por la crisis sanitaria". "Faltó estrategia, olfato y conexión con la cruda realidad", dice el texto. Sin embargo, continúa: "No hay que llamarse a engaños: la protesta estaba meticulosamente preparada con mucha antelación, con objetivos claros, y la reforma tributaria fue la chispa que encendió aún más la indignación".

Para Semana, que el pasado enero publicó un informe de funcionarios colombianos sobre un plan del Gobierno cubano para para interferir en las elecciones colombianas de 2022, aunque existen "evidentes abusos por parte de algunos miembros de la policía que han disparado contra civiles", es patente "la brutalidad de una delincuencia organizada, financiada por el narcotráfico y con intereses políticos encaminados a desestabilizar el país".  

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12