Michelle Obama vapulea a Trump y salva la apertura de la convención demócrata

"Es el presidente equivocado para nuestro país. Ha tenido tiempo de sobra para probar que podía hacer el trabajo, pero claramente no está a la altura"

Michelle Obama, ex primera dama de EE UU, durante su intervención grabada para la convención demócrata. (Captura)
Michelle Obama, ex primera dama de EE UU, durante su intervención grabada para la convención demócrata. (Captura)

(EFE).- La ex primera dama de EE UU Michelle Obama salvó este lunes con un poderoso llamamiento a derrotar al presidente Donald Trump la apertura de la Convención Nacional Demócrata, en un insulso formato virtual debido a la pandemia del coronavirus.

"Déjenme ser tan honesta y clara como pueda. Donald Trump es el presidente equivocado para nuestro país. Ha tenido tiempo de sobra para probar que podía hacer el trabajo, pero claramente no está a la altura. Simplemente no puede ser quien necesitamos que sea. Es lo que es", indicó Obama.

La ex primera dama destacó en su discurso, que estaba grabado, las divisiones en que está sumido EE UU: "Entiendo que algunas personas no escuchen mi mensaje. Vivimos en una nación que está profundamente dividida, y soy una mujer negra hablando en la Convención Demócrata".

Aun así, advirtió a los espectadores de que si tenían que quedarse con algo de su discurso, que fuese que la situación todavía puede empeorar. "Si piensan que las cosas no pueden ir a peor, confíen en mi, sí que pueden; y lo harán si no hacemos un cambio en estas elecciones", agregó Obama, al tiempo que pidió el voto para el exvicepresidente Biden, virtual candidato demócrata a la Casa Blanca.

La de Obama fue la intervención estrella de la noche en la primera jornada de la convención, que duró apenas dos horas, mucho menos que anteriores ediciones.

Sanders enfatizó que las próximas elecciones del 3 de noviembre van a ser "las más importantes de la historia moderna" de Estados Unidos

Muy pocos de los que participaron, con discursos mayoritariamente grabados, brillaron como la ex primera dama o captaron la atención de los medios de comunicación o de las redes sociales.

La excepción fue quizás el senador Bernie Sanders, quien escenificó la unión de su movimiento a la candidatura de Joe Biden, ante la deriva "autoritaria" que, en su opinión, ha tomado el Gobierno de Donald Trump.

"Permítanme aprovechar la oportunidad para dirigir unas palabras a los millones de personas que apoyaron mi campaña", dijo Sanders, al que desde el aparato del partido han acusado de no haber convencido a sus votantes en 2016 de acudir en masa a las urnas en pro de la entonces candidata demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton.

"Muchas de las ideas por las que luchamos –sostuvo– ahora son mayoritarias, pero si Trump es reelegido, todo el progreso que hemos conseguido está en riesgo", afirmó durante la Convención Nacional Demócrata el senador, que recibió diez millones de votos en las primarias en las que se enfrentó a Biden.

Sanders enfatizó que las próximas elecciones del 3 de noviembre van a ser "las más importantes de la historia moderna" de Estados Unidos, ya que afirmó que bajo el Gobierno de Donald Trump "el autoritarismo ha echado raíces en este país".

Por ello, Sanders, que lidera el ala izquierdista del partido, llamó a progresistas, moderados y conservadores a trabajar de la mano para combatir a un presidente que, insistió, "avanza por el camino del autoritarismo". "Nerón tocaba el violín mientras Roma ardía. Trump juega a golf", dijo.

Más allá de los poderosos personalismos, los demócratas invitaron a su convención a víctimas de las dos crisis que han convulsionado el país en los últimos meses: la pandemia y la violencia policial.

Trump estuvo muy activo en Twitter mientras duraba la primera jornada de la convención, aunque ignoró por completo a Biden

Participó Philonise Floyd, hermano de George Floyd, asesinado en mayo por un policía blanco en Mineápolis, una muerte que provocó una ola de protestas raciales en todo el país.

"George debería estar vivo hoy. Breonna Taylor debería estar viva hoy. Ahmaud Arbery debería estar vivo hoy. Eric Garner debería estar vivo hoy (...) Así que nos toca a nosotros continuar. Nunca dejaremos de decir sus nombres", dijo al enumerar los fallecidos por la violencia racista, para los que abrió un minuto de silencio.

La otra víctima con altavoz fue la latina Kristin Urquiza, que en junio perdió a su padre por culpa del covid-19, que en Estados Unidos se ha cobrado ya 170.000 vidas, más que en ningún otro país.

"Yo soy una de los muchos que han perdido a un ser querido por covid-19. Mi padre, Mark Anthony Urquiza, debería estar hoy aquí, pero no lo está. Era un (hombre) sano de 65 años. Su única afección preexistente fue confiar en Donald Trump, y por eso, ha pagado con su vida", lamentó la mujer.

Trump estuvo muy activo en Twitter mientras duraba la primera jornada de la convención, aunque ignoró por completo a Biden y dirigió su ira contra el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quien azotó a la Casa Blanca por su gestión de la pandemia.

El mandatario dedicó una docena de tuits y sobre todo retuits contra Cuomo, culpándole de las más de 32.000 vidas que el coronavirus se ha cobrado en su estado.
Sí se refirió a Biden el portavoz de la campaña de Trump, Hogan Gidley: "Si Joe Biden hubiera sido presidente, la crisis del coronavirus sería dramáticamente peor. Los demócratas pueden tratar de ocultar la peligrosa verdad con un publireportaje producido por Hollywood, pero no pueden ocultar el hecho de que socialistas radicales de izquierda han tomado el control de Joe Biden".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 57