Miembros de las FARC buscan cómo ganarse la vida en el campo en tiempos de paz

Tras la firma de la paz algunos campesinos han regresado a estas tierras de donde fueron desplazados por la violencia y en pequeñas parcelas han comenzado a producir piñas que venden en el mercado de Puerto Asís

Los exguerrilleros de las FARC esperan la llegada del 20 de diciembre, fecha en la que algunos de ellos recibirán el título de bachiller con lo cual podrán iniciar el año próximo cursos técnicos. (EFE)
Los exguerrilleros de las FARC esperan la llegada del 20 de diciembre, fecha en la que algunos de ellos recibirán el título de bachiller con lo cual podrán iniciar el año próximo cursos técnicos. (EFE)

(EFE).- Un año después de la firma de la paz, antiguos guerrilleros de las FARC aspiran a volver al campo como agricultores para cultivar arroz y maíz en el sur de Colombia con la ayuda del Gobierno y de la cooperación internacional.

En el espacio territorial de capacitación y reincorporación (ETCR) de La Carmelita, situado en Puerto Asís, en el departamento del Putumayo, más de 400 hombres y mujeres que dejaron las armas a mediados de este año esperan la aprobación de un proyecto que les adjudique "al menos 2.500 hectáreas" para sembrar.

Así lo aseguró a Efe Luis Gustavo Cuéllar, alias "Manuel Rodríguez", uno de los excomandantes del frente 48 de la extinta guerrilla y hoy líder en el ETCR de La Carmelita.

Ubicado en una zona remota y rural, este denominado "pueblo de paz" está bañado por las aguas del río Putumayo, una región donde hace solo algunos años los guerrilleros solían enfrentarse al Ejército

Ubicado en una zona remota y rural, este denominado "pueblo de paz" está bañado por las aguas del río Putumayo, una región donde hace solo algunos años los guerrilleros solían enfrentarse al Ejército.

Para llegar allí es necesario atravesar en lancha el río desde cuyas orillas solo cruzaban balas, y luego recorrer unos 40 minutos de vías destapadas que dejan al descubierto miles de hectáreas de tierra, idóneas para la agricultura.

Tras la firma de la paz algunos campesinos han regresado a estas tierras de donde fueron desplazados por la violencia y en pequeñas parcelas han comenzado a producir piñas que venden en el mercado de Puerto Asís.

La Carmelita es una de las 26 zonas donde el Gobierno reunió a más de 7.000 guerrilleros para su desarme y desmovilización, y muchos de ellos continúan en esos lugares para completar la implementación del acuerdo de paz, proceso lleno de inconvenientes y retrasos por diferentes razones.

"El departamento del Putumayo es una potencia para desarrollar", destacó Cuéllar, hoy militante del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) en que se convirtió la antigua guerrilla.

Es por eso que esperan que el Gobierno les adjudique tierras para ponerlas a producir, en principio, arroz y maíz, junto con la piña que ya siembran.

A la entrada del campamento hay una huerta que tiene pocas semanas y unos treinta metros cuadrados de extensión.

Allí, a diario, varios exguerrilleros cuidan un cultivo del que dicen que tiene "la piña más dulce y más rica de Colombia".

Para Cuéllar es necesario que estos proyectos beneficien a toda la comunidad y no solo a los exguerrilleros porque solo así se puede construir confianza y progreso.

"Queremos que los proyectos productivos no se queden solo para el colectivo de nuestro partido sino que lleguen a resolver los problemas de nuestras comunidades indígenas y también de nuestros cascos urbanos", dijo.

Con ayuda de la ONG española Acción Contra el Hambre, los habitantes de la zona producen abono orgánico para sus cultivos mediante la reutilización de residuos sólidos que antes eran solo basuras

Además, con ayuda de la ONG española Acción Contra el Hambre, los habitantes de la zona producen abono orgánico para sus cultivos mediante la reutilización de residuos sólidos que antes eran solo basuras.

Acción Contra el Hambre lleva a cabo su misión humanitaria en la zona de La Carmelita desde hace varios años donde han construido un sistema de acueducto para el colegio así como baterías sanitarias.

Los exguerrilleros que están en La Carmelita, argumentando razones de seguridad, decidieron no enviar a sus hijos a la escuela y optaron por construir un espacio para el que esperan que el Ministerio de Educación envíe un profesor para los 19 niños en edad escolar.

"Tenemos que aceptarlo, a los que estuvimos enfrentados les hemos causado daño y no todos creen en la reconciliación y el perdón", aseguró Cuéllar.

Mientras pasan los días, los exguerrilleros esperan la llegada del 20 de diciembre, fecha en la que algunos de ellos recibirán el título de bachiller con lo cual podrán iniciar el año próximo cursos técnicos que les permitan encontrar otra manera de ganarse la vida fuera del campo.

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2