Moscú y Kiev se acusan mutuamente de un ataque contra civiles que causó al menos 13 muertos

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. (CC)
El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, acusa a Ucrania del ataque. (CC)

(con información de EFE). -Rusia y Ucrania han vuelto hoy a enfrentarse tras el ataque esta mañana de un proyectil de artillería que impactó contra una parada de transporte público en Donetsk dejando al menos 13 víctimas mortales.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, dijo que la responsabilidad recae en Rusia."Los terroristas perpetraron hoy de nuevo un acto horrible contra la humanidad. Y la responsabilidad recae en la Federación Rusa", señaló Yatseniuk. Antes, el Ministerio de Defensa ucraniano había acusado a los separatistas prorrusos que luchan contra el Gobierno central en Donetsk de ser los autores de los disparos.

En un comunicado, el Ministerio señaló que los prorrusos bombardearon un trolebús dando muerte a civiles. "Este bombardeo ha tenido lugar en un barrio donde no se registran combates... El lugar donde fue alcanzado el trolebús se encuentra a más de 15 kilómetros de la zona donde están los terroristas (como denomina Kiev a los separatistas)", agregó el Ministerio. Por ello, Kiev concluye que el ataque ha sido lanzado por las milicias prorrusas.

De acuerdo al ayuntamiento de Donetsk, el bombardeo de artillería "causó daños en el tranvía número 3, causando heridas a su conductora", pero "alcanzó de lleno" al trolebús de la línea 17, en el que murieron siete personas.También habría sido alcanzado un autobús, en el que se registraron muertos y heridos, señaló la administración

"El lugar donde fue alcanzado el trolebús se encuentra a más de 15 kilómetros de la zona donde están los terroristas"

Por su parte, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha tachado de "crimen contra la humanidad" el ataque. Rusia considera lo sucedido "una burda provocación destinada a minar los esfuerzos para el arreglo pacífico de la crisis ucraniana", dijo Lavrov, según informa la Cancillería rusa en su página web.

Lavrov, que se mostró "consternado" por el "monstruoso crimen", recordó "los pequeños avances" registrados la víspera en Berlín en las consultas celebradas por los ministros de Exteriores del formato de Normandía (Ucrania, Rusia, Alemania y Francia).

Además, pidió una "urgente investigación" del suceso con participación de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), garante de la aplicación de los acuerdos de paz de Minsk de septiembre de 2014.

"Resulta evidente que al Partido de la Guerra en Kiev y sus benefactores no les frenan ni siquiera las pérdidas humanas"

"Debemos hacer todo lo posible para que cesen los bombardeos de las ciudades del sureste de Ucrania por parte de (las fuerzas gubernamentales de) Kiev y prevenir el sinsentido de nuevas muertes entre la población civil", destacó.

Lavrov subrayó que "resulta evidente que al Partido de la Guerra en Kiev y sus benefactores no les frenan ni siquiera las pérdidas humanas".

Por otro lado, el jefe de la autoproclamada república popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, aseguró que el bombardeo fue perpetrado por un grupo subversivo ucraniano, varios de cuyos miembros ya han sido apresados.

Éste es el segundo ataque en las últimas dos semanas contra el transporte público en Donetsk, ya que el 10 de enero otros diez civiles murieron cuando el autobús en el que viajaban fue alcanzado por un obús.

Además, otros once civiles habrían muerto en las últimas horas en los bombardeos contra la ciudad de Gorlovka, otra de las principales plazas fuertes de los insurgentes en la región.

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) cifró hoy en más de cinco mil los muertos en el conflicto del este de Ucrania desde abril pasado.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1