Muere el papa emérito Benedicto XVI, segundo pontífice en visitar Cuba después de Juan Pablo II

Dejó mensajes en defensa de las libertades, reclamó más espacios para la Iglesia católica y abogó por la reconciliación de los cubanos dentro y fuera del país

Pidió perdón por los abusos y errores ocurridos durante sus mandatos en los distintos cargos que ha ostentado, tras la divulgación de un informe sobre abusos sexuales a menores en Alemania

Desde el 2 de abril de 2013, Ratzinger vivía rodeado de su "familia" vaticana, formada por su secretario, un médico, un enfermero y cuatro mujeres laicas. (Cubadebate)
Desde el 2 de abril de 2013, Ratzinger vivía rodeado de su "familia" vaticana, formada por su secretario, un médico, un enfermero y cuatro mujeres laicas. (Cubadebate)

El papa emérito Benedicto XVI murió hoy a los 95 años de edad en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano, donde residía desde su histórica renuncia al pontificado en 2013, confirmó hoy la Santa Sede en un comunicado.

"Con pesar doy a conocer que el Papa emérito Benedicto XVI ha fallecido a las 9:34 horas en el Monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano", reza la nota oficial del Vaticano, en seis idiomas. La preocupación por el estado de salud del Papa y teólogo alemán surgió el miércoles 28 de diciembre, cuando su sucesor, Francisco, reconoció que estaba "muy enfermo" y pidió "una oración especial" a los fieles que asistían a su audiencia general.

Poco después, el portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni, confirmó que la situación de Benedicto XVI se había "agravado a causa de su avanzada edad".

Ratzinger fue el segundo pontífice en visitar Cuba, los días 26 al 28 de marzo de 2012, como "peregrino de la Caridad" durante el Año Jubilar por los 400 años del hallazgo de la imagen de la patrona del país. En esa ocasión, se reunió con el entonces presidente Raúl Castro y tuvo una conversación con Fidel Castro, retirado del poder desde 2006.

"Que Cuba sea la casa de todos y para todos los cubanos", dijo el pontífice en su discurso de despedida en La Habana

En Cuba, Benedicto dejó mensajes en defensa de las libertades, reclamó más espacios para la Iglesia católica y abogó por la reconciliación de los cubanos dentro y fuera del país. Durante su estancia ofició dos misas, en Santiago de Cuba y La Habana.

"Que Cuba sea la casa de todos y para todos los cubanos", dijo el pontífice en su discurso de despedida en La Habana. Asimismo antes de dejar la Isla y delante de Raúl Castro, el Papa pidió que en la tarea de construir una sociedad renovada nadie se vea impedido "por la limitación de sus libertades fundamentales".

Benedicto XVI había decidido pasar los últimos momentos de su vida en el monasterio Mater Ecclesiae, donde vivió desde su renuncia al papado, anunciada el 11 de febrero de 2013 y consumada el 28 de aquel mismo mes, la primera vez en seis siglos, desde tiempos de Gregorio XII.

Tras conocerse su situación, numerosos fieles se habían congregado en distintas diócesis y templos de todo el mundo para rezar por él, siguiendo las indicaciones de Francisco.

Desde el 2 de abril de 2013, Ratzinger vivía rodeado de su "familia" vaticana, formada por su secretario, un médico, un enfermero y cuatro mujeres laicas consagradas del instituto Memores Domini, que pertenece al movimiento Comunión y Liberación, que se repartían las tareas de la casa y se ocupaban de las necesidades del papa emérito.

Benedicto XVI había decidido pasar los últimos momentos de su vida en el monasterio Mater Ecclesiae, donde vivió desde su renuncia al papado, anunciada el 11 de febrero de 2013

Benedicto XVI prometió mantenerse en silencio tras su renuncia en señal de respeto por su sucesor, aunque en algunas ocasiones ha reaccionado a cuestiones de actualidad que le afectaban de algún modo.

Por ejemplo, en febrero de 2022 pidió perdón por los abusos y errores ocurridos durante sus mandatos en los distintos cargos que ha ostentado, tras la divulgación de un informe sobre abusos sexuales a menores en Alemania en el que se le acusaba de estar al corriente en su época como arzobispo de Múnich (1977-1982).

"Una vez más sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón. He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia católica", subrayó en un comunicado.

Había salido en muy pocas ocasiones de su retiro, una vez para visitar a su hermano, Georg, en el hospital y en junio de 2020 cuando viajó hasta Ratisbona para verlo de nuevo pocas semanas antes de morir con 95 años.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0