Muere en el Darién un niño cubano sobreviviente de un naufragio en el que se ahogó su madre

El alcalde de Acandí (Colombia) dijo a '14ymedio' que el cuerpo del menor de 14 años empezaba a descomponerse

Los Gobiernos de Colombia y Panamá impusieron en agosto un cupo de 500 migrantes diarios que pueden pasar la selva del Darién. (EFE)
Los Gobiernos de Colombia y Panamá impusieron en agosto un cupo de 500 migrantes diarios que pueden pasar la selva del Darién. (EFE)

Este domingo se confirmó la muerte por un infarto del niño cubano Brayan en su intento por cruzar junto a su padre y hermana el Tapón del Darién. "Hay una crecida del río y no hemos podido traer el cuerpo a Acandí", dijo a 14ymedio el alcalde del municipio colombiano de Acandí, en el departamento de Chocó, Alexander Murillo.

El funcionario mencionó que el cuerpo del menor de 14 años empezaba a descomponerse. Si no se lograba su traslado por la tarde de este lunes, dijo, "debía enterrarse allá". Según reportes forenses de Panamá, hasta octubre se tenía el registro de 50 cuerpos de migrantes recuperados en el Darién.

Murillo confirmó que Brayan, del que se desconoce el primer apellido, era hijo de Lisandra Bravo Alarcón, la migrante que falleció en octubre pasado en el naufragio que transportaba 30 migrantes irregulares. "No hemos tenido contacto con la familia, el padre y una hermana, lo único que sabemos de ellos fue que solicitaron apoyo y la alcaldía correrá con los 5.000 pesos para el entierro, podría ser que ellos ya siguieron camino".

El jueves pasado Brayan junto con su padre y hermana se unieron a un grupo de diez migrantes y se dirigieron a la llamada Loma de la Muerte. "Los migrantes que llegan a Colombia siguen a través del Tapón del Darién, lo que le genera un inmenso riesgo", declaró el miembro del instituto colombiano Defensoría del Pueblo, Carlos Camargo al diario colombiano El Tiempo.

Murillo confirmó que Brayan, del que se desconoce el primer apellido, era hijo de Lisandra Bravo Alarcón, la migrante que falleció en octubre pasado en un naufragio

En una carta enviada en octubre pasado a las cancillerías de Colombia y Panamá, Camargo advirtió de la necesidad de "construir una vía humanitaria exprés" entre ambos países y citó las amenazas de coyotes a los sobrevivientes del naufragio en que se encontraban Brayan y su familia, "temen por su seguridad" precisó. "De no ser así, quedarían expuestos a las organizaciones criminales de traficantes de migrantes que no buscan otra cosa que sacarle provecho económico a este drama humano".

Los Gobiernos de Colombia y Panamá impusieron en agosto un cupo de 500 migrantes diarios que pueden pasar la selva del Darién, ante la gran cantidad de personas haitianas que han llegado los últimos meses.

Esas limitaciones han provocado una acumulación de hasta 20.000 migrantes en Necoclí, desde donde los 500 migrantes cruzan el golfo de Urabá en lanchas seguras y legales para cruzar la selva, donde se enfrentan a la inclemencias climáticas y los grupos armados que allí operan.

"Esta situación pone en riesgo la vida de los migrantes, de cualquiera que sea su procedencia, porque no existen condiciones mínimas de seguridad, por lo que hemos solicitado que reevaluemos la posibilidad de flexibilizar los cupos", declaró Camargo a Teleantioquia Noticias.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4