Crece la presión internacional por la liberación de la opositora Chamorro en Nicaragua

Autorizan a la Policía Nacional a extraer toda la información de los dispositivos electrónicos de la líder opositora

Agentes vigilando la vivienda de la aspirante opositora a la Presidencia, Cristiana María Chamorro Barrios, en Managua. (EFE/Jorge Torres)
Agentes vigilando la vivienda de la aspirante opositora a la Presidencia, Cristiana María Chamorro Barrios, en Managua. (EFE/Jorge Torres)

(EFE).- La presión para que se libere a la opositora nicaragüense Cristiana Chamorro, quien se encuentra recluida en su vivienda y bajo una fuerte vigilancia policial, creció este viernes con pronunciamientos de Estados Unidos, España y Francia.

La jueza Karen Chavarría Morales, titular del Noveno de Distrito Penal de Audiencia de Managua, que giró el miércoles la orden de registro y detención contra Chamorro, autorizó a la Policía Nacional a extraer toda la información de los dispositivos electrónicos de la líder opositora.

La Policía podrá utilizar un especialista informático para que extraiga toda la información de los teléfonos móviles, tabletas y ordenadores, incluidos correos electrónicos, imágenes, videos, mensajes de textos, audio vía WhatsApp, entre otros, según informaron a la prensa fuentes cercanas al caso.

Chamorro, hija de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), que derrotó al actual presidente Daniel Ortega en los comicios de 1990, permanece recluida en su residencia desde hace tres días, en una exclusiva zona al sur de Managua, después que una jueza ordenara su detención y el allanamiento de la vivienda.

Estados Unidos hizo un llamamiento al Gobierno de Nicaragua "para que libere de inmediato a la líder de la oposición" Chamorro y a dos colaboradores de la ONG

La Fiscalía acusó a la periodista, de 67 años, exdirectora de la clausurada ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro para la Reconciliación y la Democracia, y la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las presidenciales de noviembre, por los delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos.

Estados Unidos hizo un llamamiento al Gobierno de Nicaragua "para que libere de inmediato a la líder de la oposición" Chamorro y a dos colaboradores de la ONG. "Su detención por cargos falsos es un abuso de sus derechos y representa un asalto a los valores democráticos, así como un claro intento de frustrar elecciones libres y justas" el 7 de noviembre en Nicaragua, dijo el portavoz del Departamento de Estado de EE UU, Ned Price, en una declaración enviada a Efe por la embajada estadounidense en Managua.

Prince sostuvo que "el régimen de Ortega se ha comprometido a prohibir la participación de la señora Chamorro en las elecciones de noviembre, y, en mayo, canceló sin fundamento el estatus legal de dos partidos políticos de la oposición".

El portavoz estadounidense dijo que Ortega "instituyó más restricciones y redujo la transparencia electoral", en lugar de implementar reformas electorales antes de la fecha límite de mayo establecida por la Organización de Estados Americanos (OEA), por lo que "las actuales condiciones de represión y exclusión no son congruentes con unas elecciones creíbles".

"La región y la comunidad internacional deben unirse al pueblo nicaragüense en apoyo de su derecho a elegir su Gobierno libremente", abogó.

El Ejecutivo español señaló que estos "graves hechos y la actual dinámica política reducen los espacios de diálogo y convivencia en Nicaragua y ponen en riesgo la legitimidad democrática de las elecciones generales"

Por su lado, el Gobierno español expresó su "preocupación" por la detención e inhabilitación de Chamorro para las presidenciales de noviembre, y también se mostró preocupado por el "continuo hostigamiento a periodistas y medios de comunicación independientes" en el país centroamericano.

Por medio de un comunicado del Ministerio de Exteriores, el Ejecutivo español señaló que estos "graves hechos y la actual dinámica política reducen los espacios de diálogo y convivencia en Nicaragua y ponen en riesgo la legitimidad democrática de las elecciones generales".

Por ello, consideró que estas medidas "deben ser revertidas, poniendo fin de manera inmediata a la retención de la señora Chamorro y desocupando su domicilio, así como garantizarse el libre ejercicio de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos y actores sociales y políticos".

Francia también instó al Gobierno nicaragüense a liberar de forma "inmediata" a Chamorro y condenó "con firmeza" la hayan inhabilitado a optar a cargos públicos, medida que calificó de incompatibles con el proceso democrático.

"Francia condena con firmeza estas medidas, que son incompatibles con un proceso electoral libre, honesto y transparente, y solicita la puesta en libertad inmediata de la señora Cristiana Chamorro", indicó Ministerio de Exteriores galo.

Los eurodiputados temen que Ortega pueda "seguir los pasos de dictadores y tiranos populistas de la región e intentar permanecer en el poder a costa de la libertad, la justicia, la prosperidad y la democracia de su país"

España y Francia se sumaron así al rechazo expresado el jueves por la Comisión Europea, que pidió a Ortega que se libere a Chamorro.

Una treintena de eurodiputados solicitaron al alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, aplicar a Nicaragua la "cláusula democrática" del acuerdo de asociación con los países de Centroamérica por violaciones de derechos humanos.

Los eurodiputados temen que Ortega pueda "seguir los pasos de dictadores y tiranos populistas de la región e intentar permanecer en el poder a costa de la libertad, la justicia, la prosperidad y la democracia de su país".

El Frente Hemisférico por la Libertad, compuesto por políticos, organizaciones no gubernamentales, exdiplomáticos y académicos de 15 países, se sumó a la condena internacional por la condición de Chamorro e hizo un llamado "urgente" a todas las fuerzas democráticas del continente para que repudien "esta grosera y arbitraria manipulación política" con la que Ortega "busca prolongar su ya larga permanencia en el poder".

Ortega, de 75 años, quien lleva 14 años y cinco meses en su segunda etapa como presidente de Nicaragua, tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, aspira por octava vez a la Presidencia en los comicios del 7 de noviembre.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0