Nicaragua despide a un opositor muerto en prisión entre dolor y clamor de justicia

Eddy Montes, nicaragüense con nacionalidad estadounidense, falleció al recibir un disparo de un guardia en una cárcel el jueves

Funeral este domingo del opositor preso Eddy Morales, fallecido tras recibir un disparo el pasado jueves. (D.R.)
Funeral este domingo del opositor preso Eddy Morales, fallecido tras recibir un disparo el pasado jueves. (D.R.)

(EFE).- Nicaragua despidió este domingo a Eddy Montes, un prisionero opositor al Gobierno de Daniel Ortega con nacionalidad estadounidense que el jueves falleció al recibir un disparo de un guardia en una cárcel.

Montes, abogado de profesión y que fue militar en Estados Unidos, fue sepultado entre lágrimas y el clamor por justicia en medio de la crisis sociopolítica que vive el país desde el 18 abril del año pasado, cuando comenzó la rebelión contra el presidente Ortega, y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos, y miles de nicaragüenses en el exilio.

"Eddy no murió, el Gobierno lo mató", "Era un abogado, no era delincuente", "Es un delincuente, no es un Presidente", gritaron, entre otras consignas

Familiares y amigos de la familia de Montes se congregaron en una parroquia en Matagalpa, una ciudad ubicada a 131 kilómetros al norte de Managua, minutos antes de partir hacia el cementerio en medio del dolor de la familia y de sus compañeros de prisión que han sido excarcelados en medio de una negociación para superar la crisis.

"Eddy no murió, el Gobierno lo mató", "Era un abogado, no era delincuente", "Es un delincuente, no es un Presidente", gritaron, entre otras consignas, los que acompañaron a Montes en el último adiós.

Los nicaragüenses que participaron de la ceremonia, algunos con sus rostros cubiertos y otros portando la bandera de Nicaragua, símbolo de las protestas contra el Gobierno de Ortega, también clamaron pidiendo justicia y que los responsables paguen por la muerte de Montes y de los manifestantes antigubernamentales que han fallecido en el marco de la crisis.

Se referían a Ortega y a su esposa y vicepresidenta del Gobierno, Rosario Murillo, y a la Policía Nacional, dirigida por Francisco Díaz, consuegro de la pareja presidencial, a quienes la ciudadanía atribuye la violencia en Nicaragua.

Montes, de 57 años, opositor a Ortega, murió el jueves pasado durante un motín en la cárcel La Modelo, 23 kilómetros al noroeste de Managua, según el Ministerio de Gobernación.

El interno, quien había sido reportado como desaparecido en octubre pasado y luego apareció en prisión, recibió un disparo mientras forcejeaba con uno de los centinelas, según la versión oficial

El interno, quien había sido reportado como desaparecido en octubre pasado y luego apareció en prisión, recibió un disparo mientras forcejeaba con uno de los centinelas, según la versión oficial.

La Unión de Presos Políticos de Nicaragua informó de que al menos 31 manifestantes convictos resultaron heridos durante ese disturbio, y distribuyó una serie de audios y fotografías filtradas desde el interior de la prisión que presentan una versión diferente de la que dio el Gobierno.

Francisco Montes, primo de la víctima, dijo a Efe que se realizó una autopsia independiente para determinar las causas de la muerte. Las autoridades "no querían" otra autopsia, dijo, "y retrasamos la salida del cuerpo para lograr otra autopsia".

Indicó que su pariente tiene dos orificios de bala, uno en la ingle y otro en la parte baja de la espalda, pero que aún no saben "cuál es el de entrada y cuál es el de salida".

"La autopsia va a determinar si el disparo que recibió fue a quemarropa o de largo", agregó.

Francisco Montes, primo de la víctima, dijo a Efe que se realizó una autopsia independiente para determinar las causas de la muerte, aunque las autoridades "no querían"

Los familiares del fallecido responsabilizan al Estado por esa muerte.

Nicaragua afronta su peor crisis en décadas que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha causado 325 muertos desde abril del año pasado.

Otros organismos locales cifran en 593 los fallecidos, mientras que el Gobierno de Ortega reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La CIDH también cuenta al menos 809 "presos políticos", más del doble de los que reconoce el Gobierno de Ortega, que los denomina "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1