Nuevas protestas en Chile acaban en un gran incendio en el centro de Santiago

El estallido social provoca un profundo cambio ministerial

Las protestas pacíficas y violentas continúan once días después de su inicio.
Las protestas pacíficas y violentas continúan once días después de su inicio.

(EFE).- Una marcha hacia el Palacio de La Moneda para expresar frente a la sede del Gobierno el descontento social acabó este lunes en un gran incendio de un centro comercial en pleno centro de Santiago después de horas de disturbios y barricadas.

El centro comercial fue saqueado primero y posteriormente un incendio se inició en su interior que estuvo apunto de propagarse a los edificios colindantes, lo que pudo ser evitado por los bomberos.

El acto estaba convocado con el objetivo de que la gente se agolpara frente a los muros de La Moneda para mostrar el descontento social, pero la respuesta de Carabineros (Policía militarizada) contra la protesta provocó que los manifestantes quedaran a unos 200 metros del palacio de Gobierno.

Las fuerzas del orden reprimieron la protesta, que abarcaba casi un kilómetro por el centro de la Alameda Bernardo O'Higgins, principal arteria de Santiago, para que no pudieran llegar hasta La Moneda

En ese lugar, las fuerzas del orden reprimieron la protesta, que abarcaba casi un kilómetro por el centro de la Alameda Bernardo O'Higgins, principal arteria de Santiago, para que no pudieran llegar hasta La Moneda.

Las barricadas ardiendo en medio de la avenida comenzaron a multiplicarse mientras los manifestantes tiraban piedras a la policía y esta respondía con gases lacrimógenos y los carros lanza-agua, conocidos popularmente como guanacos.

En medio de los enfrentamientos, encapuchados forzaron la malla metálica del cierre del centro comercial y entraron a saquear el recinto, de unas tres plantas, misma situación que se había vivido en horas antes en farmacias y algunos comercios de la zona.

Tras el saqueo se registró un incendio en el interior del establecimiento, principalmente ocupado por tiendas de ropa, lo que provocó una inmensa humareda en un principio y la propagación del fuego momentos después sin que Carabineros tomara el control de la situación.

El fuego alcanzó a dos edificios altos de oficinas colindantes pero Bomberos Voluntarios llegó al lugar y consiguió evitar que las llamas se extendieran más allá del centro comercial.

Mientras, la protestas se reproducía en la Plaza Italia, epicentro del estallido social que cumplía ayer once días consecutivos de manifestaciones, que han dejado ya un saldo de 20 fallecidos, entre ellos seis ciudadanos extranjeros.

En ese lugar, los manifestantes prendieron un inmenso fuego en la verja del acceso a la estación de Metro Baquedano, en cuyo interior presuntamente la Policía habría torturado a algunos detenidos, según denuncias recibidas de las propias víctimas.

Al tiempo, miles de personas copaban, como en todos los días previos, la plaza en una ánimo pacífico pero reivindicativo

Al tiempo, miles de personas copaban, como en todos los días previos, la plaza en una ánimo pacífico pero reivindicativo.

Las masivas protestas sociales han obligado a Sebastián Piñera a hacer una profunda remodelación de su gabinete con hasta ocho cambios de ministros, entre ellos dos de los pilares del Gobierno, como el de Interior y el de Hacienda.

Los cambios responden a la necesidad del Gobierno de "cambiar para enfrentarse a estos nuevos tiempos" porque Chile ya "no es el mismo" que el de hace un par de semanas, como dijo Piñera al anunciar los cambios.

El presidente se desprendió de dos de sus personas de mayor confianza, como el ya exmininstro del Interior, Andrés Chadwick, primo de Piñera y responsable de la seguridad del país; y la hasta ahora portavoz, Cecilia Pérez, que también ocupó ese puesto en el primer Gobierno de Piñera, con cuya salida se busca una política de comunicación más cercana y dialogante.

Chadwick se vio absolutamente sobrepasado durante el inicio de las protestas, unos hechos que derivaron en el decreto de estados de emergencia en ciudades de casi todo el país, toques de queda nocturnos y la presencia de militares en las calles, cuya actuación junto a Carabineros ha producido varias denuncias por presuntas violaciones de derechos humanos.

Chadwick se vio absolutamente sobrepasado durante el inicio de las protestas, unos hechos que derivaron en el decreto de estados de emergencia, toques de queda nocturnos y la presencia de militares en las calles

En el caso de Hacienda, se busca una apertura de cara hacia las demandas de los ciudadanos para paliar las desigualdades sociales que critica la ciudadanía en las calles, frente al perfil más ortodoxo del saliente Felipe Larraín.

Además de los cargos directos afectados por las protestas, también cambiaron miembros del gabinete de forma indirecta, como los casos de la Secretaría General de la Presidencia, la Secretaría General de Gobierno, Economía, Trabajo, Bienes Nacionales y Deportes.

Esto último debido en parte al baile de ministros que fueron de una a otra cartera.

Andrés Chadwick fue el principal señalado por la ciudadanía y deja su cargo tras la crítica a su gestión del orden público durante las protestas y la represión de las fuerzas del Estado durante manifestaciones en todo el país.

Hasta el momento se contabilizan una veintena de muertes, seis de ellas de ciudadanos extranjeros, y cinco de esos fallecimientos presuntamente por la acción de policías o militares, además de casi 1.100 heridos y unos 3.200 detenidos, según datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Hasta el momento se contabilizan una veintena de muertes, seis de ellas de ciudadanos extranjeros, y cinco de esos fallecimientos presuntamente por la acción de policías o militares

Chadwick también fue muy criticado cuando compareció ante la Cámara de Diputados en medio de los estados de emergencia y toques de queda y desligó su responsabilidad de la situación de seguridad interna. "No tengo ninguna responsabilidad política en esto", dijo.

Días después flexibilizó su postura y tras el cambio de gabinete de hoy dijo: "Si he fallado pido disculpas, porque lo único que he querido es servir a mi país".

Su puesto lo asumió Gonzalo Blumel, de 41 años, un perfil joven del que se destacan su vocación pública desde temprana edad. Hasta ahora ministro de la Secretaría General de la Presidencia, desde donde quien ejerció labores de comunicación pública, entre otras, y que no se ha visto salpicado por la gestión de la crisis social.

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 27