Doce muertos en un tiroteo en la sede del semanario satírico francés 'Charlie Hebdo'

El director de la publicación y tres de sus dibujantes históricos, entre las víctimas mortales

El Gobierno francés ha decretado el máximo nivel de alerta antiterrorista

Los tres presuntos autores del atentado han sido ya identificados

Portada del número especial publicado en 2006 por 'Charlie Hebdo', primer incidente con radicales religiosos musulmanes
Portada del número especial publicado en 2006 por 'Charlie Hebdo', primer incidente con radicales religiosos musulmanes. En la viñeta, Mahoma dice: ¡Qué duro ser amado por imbéciles!

Los tres presuntos autores del atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo que este miércoles se ha cobrado la vida de doce personas han sido ya identificados, según varios medios franceses. El ataque dejó al menos diez heridos y doce víctimas mortales, ocho de los cuales eran periodistas. Éntre ellos, están el director de la publicación, Stéphane Charbonnier Charb, y otros tres dibujantes históricos, Cabu, Tignous y Wolinski, además de dos agentes de policía. El redactor jefe del semanario Gérard Biard se encontraba en Londres, lo que le ha salvado del atentado. 

La web del diario Metronews explica que los sospechosos son tres hombres de 34, 32 y 18 años con antecedentes por cooperar con redes yihadistas.  De acuerdo con este medio, se trataría de los hermanos Said K. y Chérif K. de nacionalidad francesa, mientras que el más joven respondería al nombre de Hamyd M., aunque se desconoce su nacionalidad.  Este último estaba inscrito el año pasado en un instituto de secundaria en Reims (norte de Francia), según estas informaciones, que no han sido confirmadas oficialmente.

Chérif K. fue juzgado en 2005 por formar parte de una célula de envío de yihadistas a Irak que habría reclutado a una decena de jóvenes para ir a combatir a Irak entre 2003 y 2005.  Fue condenado entonces a tres años de prisión, la mitad de ellos exentos de cumplimiento.

Por su parte, el semanario Le Point indica que se ha podido identificar a los sospechosos por un carné de identidad hallado en el vehículo en el que huyeron del lugar de los hechos y con el que colisionaron contra otro coche en el noreste de París.

El Gobierno francés ha elevado al nivel máximo la alerta antiterrorista y ha movilizado a más de 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad en la operación de busca y captura de los autores del atentado. 

Miles de personas se han reunido en la emblemática plaza parisina de la République, en un silencio absoluto, para protestar en contra de la masacre terrorista. Los manifestantes han respondido a las convocatorias espontáneas realizadas a través de las redes sociales y muchos de ellos enarbolaban carteles con la leyenda: "Je suis Charlie" ("Yo soy Charlie").

Miles de personas se han reunido en la emblemática plaza parisina de la République, en un silencio absoluto, para protestar en contra de la masacre terrorista

Varios testigos han contado a la televisión francesa iTéle que tres hombres vestidos de negro y encapuchados entraron en la sede del semanario armados con kalashnikov y dispararon contra el personal presente en la redacción. Uno de los periodistas del Charlie Hebdo ha explicado a la cadena que se escucharon numerosos disparos dentro del edificio.

El presidente francés, François Hollande, se ha trasladado rápidamente a la sede de la revista, situada en el distrito 11 de París, desde donde ha confirmado el número de víctimas y ha alertado de que cuatro de los heridos están en un estado muy grave. "Francia está en shock", ha dicho el presidente que ha calificado el atentado de "extraordinaria barbarie". " Hemos de mostrar que somos un país unido. Voy a actuar con firmeza en los próximos días y semanas", afirmó Hollande que ha decretado el nivel máximo de alerta antiterrorista. Las clases han sido suspendidas. 

El primer ministro británico, David Cameron, ha mostrado su solidaridad en declaraciones desde Londres. "Estamos con el pueblo francés en la lucha contra el terror y en la defensa de la libertad de expresión", afirmó. Su viceministro, Nick Clegg, también ha condenado el ataque e incidido en que se trata de un acto contra la libertad de prensa.

Una de las últimas viñetas de Charb, director de 'Charlie Hebdo': "Todavía sin atentados en Francia. ¡Un momento! Tenemos hasta finales de enero para felicitar el año"
Una de las últimas viñetas de Charb, director de 'Charlie Hebdo': "Todavía sin atentados en Francia. ¡Un momento! Tenemos hasta finales de enero para felicitar el año"


La solidaridad con Francia ha llegado desde muchos otros puntos. Tanto el presidente ruso Vladímir Putin como la Casa Blanca, la canciller alemana Angela merkel y el primer ministro español Mariano Rajoy, han expresado sus condolencias a François Hollande. "Es un acto intolerable, una barbarie que nos concierne a todos como seres humanos y como europeos", ha transmitido la Comisión Europea a través de un comunicado de su presidente Jean-Claude Juncker. El presidente de EE UU, Barack Obama, ha  ofrecido ayuda a Francia para llevar a los "terroristas" responsables ante la justicia.

Charlie Hebdo ha recibido amenazas por haber publicado caricaturas de Mahoma. El periodista V incent Justin, que trabaja en un edificio junto a la sede del semanario, ha asegurado a la agencia EFE que los autores del tiroteo reivindicaron la acción con la frase: "vamos a vengar al profeta".

Una viñeta de la revista satí­rica española 'El Jueves' tras conocerse el tiroteo en la sede de 'Charlie Hebdo'.
Una viñeta de la revista satí­rica española 'El Jueves' tras conocerse el tiroteo en la sede de 'Charlie Hebdo'.

Líderes musulmanes franceses ya han manifestado su rechazo al atentado. El rector de la mezquita de París, Dalil Boubakeur, ha calificado el ataque de "declaración de guerra" y ha condenado de manera tajante el tiroteo. El imán de París dijo que "las viñetas tienen que responderse con viñetas", mientras el de Drancy (en Seine-Saint-Denis, a las afueras de París) ha calificado a los periodistas del Charlie Hebdo de "mártires de la libertad": "Su profeta no es Mahoma, es Satán", agregó.

En 2011, la sede de la revista ya sufrió un ataque con un cóctel molotov que causó un incendio y numerosos daños materiales. Aquel ataque se produjo un día después de la publicación de un número titulado Sharia Hebdo, dedicado al avance islamista en Túnez y Libia, que retrataba a Mahoma como redactor jefe de la caricaturizada edición.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 100