Pablo Iglesias dimite de todos sus cargos tras su derrota electoral en Madrid

La incontestable victoria de Isabel Díaz Ayuso deja un serio aviso al presidente Pedro Sánchez

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, comparece ante los medios en la sede del partido tras conocer los resultados de las elecciones a la Comunidad de Madrid. (EFE/Kiko Huesca)
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, comparece ante los medios en la sede del partido tras conocer los resultados de las elecciones a la Comunidad de Madrid. (EFE/Kiko Huesca)

(Con información de EFE y Europa Press).- El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, se despidió este martes citando El necio, de Silvio Rodríguez: "No sé lo que es el destino, caminando fui lo que fui. Hasta siempre". Un momento antes, había anunciado que dimitía de todos sus cargos y dejaba la política tras el mal resultado del bloque de izquierdas en Madrid, superado ampliamente por la derecha. "Cuando uno no es útil tiene que saber retirarse", dijo el secretario general de Podemos después de argumentar que ha habido una gran movilización en la derecha, que él ha generado más rechazo que impulso para la izquierda, se ha convertido en "chivo expiatorio" y que, por tanto, ha fracasado.

Iglesias, cuya formación ha logrado no obstante un apoyo mejor que en los comicios de 2019 con un 7,2 % de los votos y diez escaños, ha felicitado a Más Madrid (escisión de Podemos) por su "magnífico" resultado y ha anunciado que da un paso atrás para dar espacio a nuevos liderazgos y rostros que trabajen en la renovación de su proyecto político.

En las elecciones regionales de este martes, el Partido Popular (PP) dobló los resultados de los comicios de 2019, cuando obtuvo 30 escaños, y superó a la suma de los tres partidos de izquierda, que reúnen 58 diputados: 24 de los socialistas (PSOE), 24 de Más Madrid y 10 de Unidas Podemos.

La victoria de Isabel Díaz Ayuso, a pocos escaños de la mayoría absoluta y sin posibilidad de que la izquierda vete su investidura, deja un serio aviso al presidente Pedro Sánchez (PSEO), que ve caer a su partido mientras el PP va concentrando el poder de la oposición.

Ante algunas banderas venezolanas y cubanas de simpatizantes ante la sede del partido, recordó también que se es "madrileño de Portugal y madrileño de Venezuela y madrileño de Colombia y madrileño de Cuba"

En su discurso tras saberse ganadora, Díaz Ayuso agradeció a los votantes e insistió en su lema de campaña ("Libertad"): "Los dos bienes más preciados que tiene el hombre son la vida y la libertad". Esto significa, para la presidenta de Madrid, "llevar una bandera de cualquier color y que se te respete". Ante algunas banderas venezolanas y cubanas de simpatizantes ante la sede del partido, recordó también que se es "madrileño de Portugal y madrileño de Venezuela y madrileño de Colombia y madrileño de Cuba y madrileño de Chamberí".

"España es otra cosa, señor Sánchez. España empieza en Madrid. Cuando decimos que Madrid es España es porque aquí viene lo mejor de cada rincón a vivir en paz y en libertad", ha lanzado, visiblemente emocionada, desde el balcón instalado en la sede del PP, en la calle Génova, acompañada del presidente del partido, Pablo Casado, y ante centenares de personas.

Ayuso ha reivindicado que "el sanchismo" no ha entendido la "libertad" que hay en la Comunidad ni la forma de vida "a la madrileña". "Han sido los dos años más difíciles que habíamos siquiera imaginado y, sin embargo, jamás la sociedad madrileña y la sociedad española habíamos estado tan unidos. Y vamos a seguir así hacia adelante, con libertad, con concordia y gobernando para todo el mundo y demostrando que las instituciones están para eso", ha recalcado.

Para la presidenta madrileña, la separación de poderes y la forma de gobernar con "opulencia e hipocresía desde La Moncloa tiene los días contados". "Ya está bien", ha sentenciado, al tiempo que ha vaticinado "hoy empieza un nuevo capítulo en la historia de España porque desde Madrid, desde el kilómetro cero" se va a recuperar "el orgullo, el sentimiento de pertenencia, la cultura del esfuerzo y por encima de todo la convivencia, la unidad y la libertad que necesita España".

"Espero que los tabernarios hayáis pasado un buen día, yo también, porque Madrid es libertad y porque no entienden nuestro modo de vida. Por eso el sanchismo no entra en Madrid, porque no se puede dirigir, no se puede controlar, no se puede imponer, porque la libertad implica que una persona pueda empezar una y mil veces de cero y tener oportunidades para los jóvenes y dar seguridad a los mayores. Eso es libertad, que nos lo querían quitar", ha apuntado.

"No se puede hablar por todos, no se puede cerrar todo y decir: 'aquí tienes una paga que sacaré adelante tus vidas porque vas a hacer una cola que me vas a deber'"

Así, ha hecho hincapié en que la libertad también es "el respeto a las diferencias, a la persona, no hay dos personas iguales, no hay dos familias iguales". Para Ayuso, "no se puede hablar por todos, no se puede cerrar todo y decir: 'aquí tienes una paga que sacaré adelante tus vidas porque vas a hacer una cola que me vas a deber'".

"Vamos a ser libres porque queremos que Madrid empiece desde cero mañana otra vez, a trabajar, a madrugar, a pelear... Merece la pena. Pasión por la vida", ha clamado la presidenta de la Comunidad, que ha conseguido duplicar los escaños que consiguió hace tan solo dos años.

La victoria fue asumida con entusiasmo por el líder del PP, Pablo Casado, quien dijo desde el mismo balcón que Díaz Ayuso: "Hoy Madrid ha hecho una moción de censura democrática al sanchismo".

Por su parte, el secretario general del PSOE, José Luis Ábalos, quien protagonizó el año pasado la polémica por sus reuniones secretas con la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, dijo que estos comicios "no representan al conjunto de España".

El revés ha sido monumental para el PSOE y su candidato Ángel Gabilondo, que se deja trece en el empeño. No solo le iguala en escaños Más Madrid, con su candidata Mónica García como segunda triunfadora del día, sino que le supera en votos, cumpliendo así la peor pesadilla de los socialistas y el sueño nunca alcanzado de Iglesias e Íñigo Errejón cuando fundaron Podemos: el sorpasso al PSOE por la izquierda.

No cambian estas elecciones el juego de mayorías en el Congreso, pero sí auguran otras relaciones del PSOE con una oposición que a la fuerza será distinta.

Ciudadanos confirma su caída libre -tras su también histórico fracaso en Cataluña- al desaparecer de la Asamblea de Madrid, mientras Vox, con un diputado más, queda contenido por el empuje de Ayuso; Rocío Monasterio se ha apresurado a anunciar que apoyarán su investidura.

También pesarán los resultados en el modo en que Pablo Casado afronte ahora su relación con Santiago Abascal, con quien rompió formalmente en la frustrada moción de censura contra Pedro Sánchez.

Porque aunque los de Vox no bloqueen la investidura de Ayuso, sí los necesitará después para poder legislar.

De momento, la lectura que hacen los dirigentes populares y los de Vox de lo sucedido este martes tiene evidentes connotaciones nacionales que les hacen pensar ya en una futura derrota de Pedro Sánchez y de las izquierdas, especialmente tocadas en Madrid.

De momento Unidas Podemos, el socio del PSOE en el Gobierno, debe afrontar una urgente renovación tras la marcha del exvicepresidente Pablo Iglesias, quien piensa en la ministra Yolanda Díaz como su relevo.

Sánchez tendrá al lado a una formación en pleno cambio y, enfrente, a un PP rearmado moralmente gracias a Madrid.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 37