Ellos llegaron antes

Pedro Sánchez es el primer presidente del Gobierno de España que visita Cuba oficialmente desde 1986, pero las visitas de políticos de alto nivel han sido constantes entre dos naciones con grandes lazos históricos y económicos

Adolfo Suárez, presidente del Gobierno (1976-1981)

El primer jefe de Gobierno de la democracia española visitó Cuba el 9 de septiembre de 1978. Suárez, ministro de Franco y líder de la Transición, era también el primer dirigente occidental conservador en viajar a la Isla, país aliado de la Unión Soviética. Fidel y Raúl Castro recibieron al presidente en el aeropuerto y se dispararon 21 salvas de artillería. La sintonía entre los mandatarios fue clara y el viaje supuso un éxito para el Gobierno de la Isla, que daba un paso más fuera de la órbita soviética; aunque al español le trajo problemas con los sectores más ortodoxos de su partido, la UCD.

Adolfo Suárez fue el primer líder occidental en visitar la Cuba comunista. (EFE)
Adolfo Suárez fue el primer líder occidental en visitar la Cuba comunista. (EFE)

Manuel Fraga, presidente de la Xunta de Galicia (1990-2005)

Manuel Fraga Iribarne, exministro franquista, aterrizó en Cuba el 24 de septiembre de 1991 como presidente de la Xunta de Galicia. Su conexión con Fidel Castro, de origen gallego, fue patente desde el principio a pesar de las divergencias ideológicas. El fundador de Alianza Popular (germen del PP) condenó el embargo de EE UU, pero también el comunismo o la situación de los derechos humanos en la Isla. El líder de la Revolución le devolvió la visita un año más tarde y se acercó a Láncara, a la casa natal de su padre.

Fidel Castro recibe a Manuel Fraga en su visita en 1991. (EFE)
Fidel Castro recibe a Manuel Fraga en su visita en 1991. (EFE)

Felipe González, presidente del Gobierno (1982-1996)

El primer presidente socialista del Gobierno de España tardó cuatro años en visitar Cuba, temeroso, se dice, de las reacciones que podía suscitar. El 13 de noviembre de 1986, cuatro años después de ganar sus primeras elecciones generales, González llegó a La Habana, donde fue recibido a pie de escalerilla por Castro, que se lo llevó a pescar y al Tropicana manteniendolo casi "secuestrado" (se dijo en España) durante casi 48 horas y pese al recelo que le provocaba su renuncia al marxismo y la entrada de España en la OTAN. Aquella visita tuvo una consecuencia práctica que perdura, las sólidas relaciones empresariales y comerciales se forjaron así.

Fidel Castro y Felipe González estuvieron en el Tropicana durante la visita del expresidente español. (EFE)
Fidel Castro y Felipe González estuvieron en el Tropicana durante la visita del expresidente español. (EFE)

Juan Carlos I y Sofía de Grecia, reyes (1975-2014)

Juan Carlos I siempre deseó viajar a Cuba, único país Latinoamericano que no pudo conocer como jefe de Estado. Ningún presidente del Gobierno quiso que así fuera, desaconsejando a la Casa Real la visita. En 1999, con motivo de la celebración de la Cumbre Iberoamericana en La Habana, se dio la oportunidad perfecta, pero José María Aznar rechazó que la visita fuese en calidad de jefe de Estado y los reyes de España tuvieron que conformarse con viajar en ese marco. Castro, que admiraba profundamente a Juan Carlos I, manifestó que había disfrutado la visita "porque era humana, que es lo que importa".

Los reyes de España solo pudieron visitar Cuba con motivo de la Cumbre Iberoamericana de La Habana, ningún Gobierno español recomendó visita oficial. (EFE)
Los reyes de España solo pudieron visitar Cuba con motivo de la Cumbre Iberoamericana de La Habana, ningún Gobierno español recomendó visita oficial. (EFE)

José María Aznar, presidente del Gobierno (1996-2004)

José María Aznar viajó a Cuba en 1999 también en el marco de la Cumbre Iberoamericana celebrada en La Habana, pero nunca lo hizo en calidad de jefe de Gobierno. El conservador recibió a Fidel Castro en Madrid en 1998, dos años después de conseguir que Bruselas aprobase la Posición Común, una política comunitaria que se mantuvo hasta 2017 que condicionaba las negociaciones con la Isla a sus avances en derechos humanos. Las relaciones comerciales y económicas entre España y Cuba, no obstante, se mantuvieron intactas pese a la aparente distancia política.

José María Aznar viajó a Cuba con motivo de la Cumbre Iberoamericana de La Habana, no en viaje oficial, aunque sí recibió a Castro en Madrid. (EFE)
José María Aznar viajó a Cuba con motivo de la Cumbre Iberoamericana de La Habana, no en viaje oficial, aunque sí recibió a Castro en Madrid. (EFE)

Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2010)

El exministro de Asuntos Exteriores español Miguel Ángel Moratinos terminó su visita a la Isla en 2010 con un anuncio esperado pero espectacular: la liberación de 52 disidentes del Grupo de los 75, encarcelados durante la Primavera Negra de 2003. El acuerdo se cerró a tres bandas entre Moratinos, el expresidente Raúl Castro y el cardenal Jaime Ortega, aunque también estuvo presente el canciller Bruno Rodríguez. Durante la reunión, de más de seis horas, todos vieron juntos un partido de fútbol entre España y Alemania.

Moratinos viajó a Cuba en 2010 y logró, en colaboración con la iglesia, la liberación del grupo de los 75. (EFE)
Moratinos viajó a Cuba en 2010 y logró, en colaboración con la iglesia, la liberación del grupo de los 75. (EFE)

José Manuel Soria y Luis de Guindos, ministros de Industria y Economía de Mariano Rajoy (2011-2016, 2011-2018)

Luis de Guindos y José Manuel Soria fueron en visita oficial a Cuba cuando todavía eran ministros de Economía y de Industria, respectivamente, en noviembre de 2015. La principal intención del viaje era apoyar a las empresas españolas radicadas en la Isla, buscar nuevas oportunidades de inversión y estrechar la relación bilateral con La Habana. Los ministros realizaron el viaje de un día duración al frente de una delegación de 75 compañías, cuando comenzaba el deshielo entre las autoridades cubanas y EE UU.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos (izq.), y el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca (der), firman acuerdos de cooperación en La Habana en presencia del ex ministro de Energía y Turismo, José Manuel Soria (de pie). (EFE)
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos (izq.), y el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca (der), firman acuerdos de cooperación en La Habana en presencia del ex ministro de Energía y Turismo, José Manuel Soria (de pie). (EFE)

José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno (2004-2011)

Cuando ya no ostentaba el cargo, el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero se reunió con Raúl Castro en 2015. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español por aquel entonces, el popular José Manuel García-Margallo, consideró el viaje a Cuba del líder socialista "una extraordinaria deslealtad" en la gestión de la política exterior del Gobierno de España, presidido por Mariano Rajoy en esa fecha. En una rueda de prensa, Zapatero respondió que, como expresidente, siempre ha tratado "de sumar" y "actuar por el interés de España".

Encuentro entre Rodríguez Zapatero y el presidente Raúl Castro. (EFE/Estudios Revolución)
Encuentro entre Rodríguez Zapatero y el presidente Raúl Castro. (EFE/Estudios Revolución)

José Manuel García-Margallo y Ana Pastor, ministros de Exteriores y Fomento de Mariano Rajoy (2011-2016)

Los ministros españoles de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y de Fomento, Ana Pastor, fueron recibidos por Raúl Castro en su visita de mayo de 2016 en la que ambos países ratificaron varios acuerdos comerciales y de cooperación. El encuentro "saldaba" la deuda con el canciller, que fue misteriosamente plantado por el expresidente cubano en su anterior visita a la Isla, en noviembre de 2014 . En aquella ocasión, el español combinó el espíritu comercial de su viaje con la crítica al impartir una conferencia sobre la Transición Española en la que, sin mencionar expresamente a Cuba, ensalzó el pluralismo, el consenso y las libertades políticas.

Los ministros en funciones de Fomento y Exteriores, respectivamente, Ana Pastor y José Manuel García-Margallo, junto al embajador español en La Habana, Juan Francisco Montalbán, en su reunión con el vicepresidente Ricardo Cabrisas. (EFE)
Los ministros en funciones de Fomento y Exteriores, respectivamente, Ana Pastor y José Manuel García-Margallo, junto al embajador español en La Habana, Juan Francisco Montalbán, en su reunión con el vicepresidente Ricardo Cabrisas. (EFE)

Jaime García-Legaz, exsecretario de Estado de Comercio de Mariano Rajoy (2011-2016)

La última vez que el exsecretario de Estado de Comercio español, Jaime García-Legaz, estuvo en Cuba fue en enero de este año para impulsar las relaciones económicas entre ambos países y para solucionar los retrasos de los pagos de la Isla en los intercambios comerciales, a lo que las autoridades cubanas, en aquel momento, se comprometieron a buscar soluciones. En sus múltiples viajes, Legaz ha sido considerado como el principal promotor del comercio entre España y Cuba.

El secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz (i) y el ministro cubano de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca (d). (EFE)
El secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz (i) y el ministro cubano de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca (d). (EFE)

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 30