El presidente ucraniano ordena investigar una supuesta venta de motores a Pyongyang

Fotografía de fecha desconocida que muestra el lanzamiento de un misil en Corea del Norte. (EFE)
Fotografía de fecha desconocida que muestra el lanzamiento de un misil en Corea del Norte. (EFE)

(EFE).- El presidente de Ucrania, Petró Porosheko, ordenó este miércoles investigar la supuesta venta de motores para cohetes a Corea del Norte, después de que el periódico estadounidense The New York Times (NYT) publicase que los últimos éxitos norcoreanos en ese ámbito podían deberse a su cooperación con una planta ucraniana.

"He ordenado investigar sin más dilación esta situación e informar de los resultados en tres días", informó el mandatario ucraniano en la red social Facebook.

Poroshenko aseguró que Ucrania cuida su reputación de socio fiable en la no proliferación de armas nucleares y componentes para su fabricación o lanzamiento, como es el caso de los misiles portadores.

"Hicimos una aportación única a la seguridad internacional al renunciar de forma voluntaria al tercer arsenal más potente del mundo de armas nucleares y nunca nos habríamos permitido dudar de nuestra adherencia a nuestros compromisos", subrayó.

Según NYT, la prueba exitosa de un misil balístico norcoreano fue posible gracias a compras en el mercado negro de motores para cohetes

Poco después de la publicación del NYT, el secretario del Consejo de Seguridad y Defensa ucraniano, Alexandr Turchínov, afirmó que "Ucrania jamás ha suministrado motores para cohetes ni ningún tipo de tecnología para la fabricación de misiles".

Según Turchínov, la información del rotativo no tiene fundamento alguno y "forma parte de una campaña antiucraniana llevada a cabo por los servicios secretos rusos para ocultar su participación en el programa nuclear y de fabricación de misiles de Corea del Norte".

De acuerdo con estudios citados por el diario, la prueba exitosa de un misil balístico norcoreano, capaz aparentemente de alcanzar territorio de Estados Unidos, fue posible gracias a compras en el mercado negro de motores para cohetes, "probablemente procedentes de una planta ucraniana".

Desde la oposición, la ex primera ministra Yulia Timoshenko declaró que, si se confirmara la información de NYT, "sería una catástrofe para Ucrania", que "se vería privada del apoyo de todo el mundo civilizado".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1