Felipe VI acusa a las autoridades catalanas de situarse "al margen del derecho y de la democracia"

El rey de España denuncia "la  pretensión final de la Generalitat de que sea proclamada ilegalmente la independencia de Cataluña"

Felipe VI ha destacado que el incumplimiento del ordenamiento jurídico se ha hecho de una manera "reiterada, consciente y deliberada". (Captura)
Felipe VI ha destacado que el incumplimiento del ordenamiento jurídico se ha hecho de una manera "reiterada, consciente y deliberada". (Captura)

(EFE).- El rey de España, Felipe VI, ha asegurado este martes que desde hace ya tiempo "determinadas autoridades" de Cataluña han venido incumpliendo la Constitución y el estatuto autonómico y ha tachado su comportamiento de "deslealtad inadmisible" y "conducta irresponsable".

El rey ha censurado la actitud de estos cargos en un mensaje en televisión grabado en el Palacio de la Zarzuela dos días después del referéndum ilegal organizado por la Generalidad sobre la independencia de Cataluña.

"Esas autoridades, de una manera clara y rotunda, se han situado totalmente al margen del derecho y de la democracia", les ha reconvenido el jefe del Estado.

Según don Felipe, el incumplimiento del ordenamiento jurídico se ha hecho de una manera "reiterada, consciente y deliberada" y "todos los españoles han sido testigos" de los hechos que se han ido desarrollando en Cataluña, "con la pretensión final de la Generalitat de que sea proclamada ilegalmente la independencia de Cataluña".

En sus duras palabras de reproche a los cargos institucionales independentistas, les ha acusado de "haber quebrantado los principios democráticos de todo Estado de derecho

"Con sus decisiones han vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado. Un Estado al que, precisamente, esas autoridades representan en Cataluña", ha subrayado el rey.

En sus duras palabras de reproche a los cargos institucionales independentistas, les ha acusado de "haber quebrantado los principios democráticos de todo Estado de derecho", así como de "haber socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando, desgraciadamente, a dividirla".

"Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada", ha lamentado el jefe del Estado en su mensaje institucional extraordinario.

Ha incidido en que esas autoridades "han menospreciado los afectos y los sentimientos de solidaridad que han unido y unirán al conjunto de los españoles y con su conducta irresponsable, incluso, pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España".

"En definitiva, todo ello ha supuesto la culminación de un inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Cataluña", ha dicho Felipe VI, tras recordar que el Estatuto es la ley que "reconoce, protege y ampara las instituciones históricas y el autogobierno" de Cataluña.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 20