Tillerson niega que se plantee dimitir y defiende su relación con Trump

El secretario de Estado no negó ni confirmó haber llamado "idiota" al mandatario, pero sostiene que no permitirá que se divida a la Administración

Tillerson recordó que, hace menos de un mes, el Tesoro ya impuso sanciones a varios jueces del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, por "usurpar la autoridad" de la Asamblea Nacional . (EFE)
Varios medios de comunicación sostienen que el secretario de Estado no permanecerá en el cargo mucho tiempo y hablan de su aislamiento en la Casa Blanca. (EFE)

(EFE).- El secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson, negó este miércoles que haya pensado "nunca" en dimitir, y defendió su relación con el presidente estadounidense, Donald Trump, después de que un informe de prensa asegurara que hace unos meses llamó "idiota" al mandatario y pensó seriamente en renunciar a su cargo.

Trump y Tillerson dedicaron parte de su jornada a combatir la información publicada por la cadena NBC News, según la cual el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, tuvo que intervenir este verano para calmar al secretario de Estado y evitar que renunciara, tras meses de tensiones con la Casa Blanca.

"El vicepresidente nunca ha tenido que persuadirme de seguir siendo secretario de Estado, porque nunca he considerado abandonar este puesto", dijo Tillerson en una comparecencia ante la prensa en el Departamento de Estado.

"El vicepresidente nunca ha tenido que persuadirme de seguir siendo secretario de Estado, porque nunca he considerado abandonar este puesto", dijo Tillerson

Fue la segunda vez en menos de tres meses que el titular de Exteriores de EE UU ha tenido que negar que planee abandonar su cargo, dado que los rumores sobre su aislamiento y su frustración con la Casa Blanca no dejan de circular por Washington.

"Hay algunos que tratan de sembrar la discordia para impulsar sus propios objetivos pisando a otros, en un intento de socavar la propia agenda del presidente Trump", denunció Tillerson.

Según NBC News, que citó a tres funcionarios familiarizados con el incidente, Tillerson llamó en privado "idiota" a Trump después de reunirse el 20 de julio en el Pentágono con miembros del equipo de seguridad nacional de la Casa Blanca.

El jefe de la diplomacia estadounidense no quiso contestar durante su comparecencia a la pregunta de si insultó o no a Trump, por considerar que se trataba de una cuestión "insustancial".

"No voy a formar parte de ese esfuerzo para dividir a esta Administración", zanjó.

Pero la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, se encargó unas horas más tarde de responder a la pregunta.

El jefe de la diplomacia estadounidense no quiso contestar durante su comparecencia a la pregunta de si insultó o no a Trump, por considerar que se trataba de una cuestión "insustancial"

"El secretario de Estado no usó ese tipo de lenguaje para hablar sobre el presidente de Estados Unidos. No usa ese lenguaje para hablar sobre nadie. No dijo eso", subrayó Nauert en una conferencia de prensa.

Trump y Tillerson hablaron ayer por teléfono sobre el tema, y el secretario de Estado afirmó después a través de su portavoz que fue "una buena conversación" y "las cosas están bien" entre ambos.

El mandatario estadounidense aseguró a los periodistas que tiene una "confianza total" en Tillerson, y arremetió contra la cadena NBC News por haberse "inventado" la información.

"¡Deberían disculparse con Estados Unidos!", escribió Trump en Twitter, en referencia a NBC News.

La cadena televisiva no se ha retractado, y mantiene que, según sus fuentes, la información que publicó es verdadera.

De acuerdo con esa cadena, Tillerson consideró dimitir a finales de julio después de varios roces con la Casa Blanca y del discurso de marcado tono político que Trump ofreció ante una reunión de los Boy Scouts, una organización que el ahora secretario de Estado presidió hace años.

A finales de julio, la cadena CNN también informó de que el plan de Tillerson era permanecer en el cargo al menos hasta el final de este año, pero había considerado abandonarlo antes debido a sus crecientes diferencias con la Casa Blanca.

'CNN' también informó de que el plan de Tillerson era permanecer en el cargo al menos hasta el final de este año, pero había considerado abandonarlo antes debido a sus crecientes diferencias con la Casa Blanca

Tillerson, un exejecutivo petrolero sin experiencia previa en el sector público, lleva menos de un año como secretario de Estado, pero no ha podido sacudirse la imagen de funcionario prescindible, eclipsado por poderosos asesores de la Casa Blanca o por los propios "tuits" del presidente.

El pasado fin de semana, poco después de que Tillerson anunciara que Estados Unidos tiene "líneas de comunicación" abiertas con Pyongyang, Trump dijo en un mensaje en Twitter que su secretario de Estado "pierde el tiempo tratando de negociar" con Corea del Norte.

Pese a todo, Tillerson entonó ayer una vehemente defensa de Trump y de su doctrina de política exterior, de la que dijo que "ha roto el molde de lo que la gente cree que nuestro país puede conseguir".

"Mi compromiso con el éxito de nuestro presidente y nuestro país es tan fuerte ahora como cuando acepté la oferta de ser secretario de Estado", afirmó.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2