Trump aleja el conflicto militar con Irán, pero no convence al Congreso

Irak llama a Teherán y Washington a no convertirle en su campo de batalla

Trump rebajó la tensión este miércoles en su discurso, pero el Congreso quiere tener mayor control sobre las acciones del Ejecutivo que no le son comunicadas. (White House)
Trump rebajó la tensión este miércoles en su discurso, pero el Congreso quiere tener mayor control sobre las acciones del Ejecutivo que no le son comunicadas. (White House)

(EFE).- El presidente de EE UU, Donald Trump, alejó este miércoles la posibilidad de un conflicto militar con Irán al retomar la vía de la presión económica, pero no logró convencer a un Congreso cada vez más dividido por su decisión de asesinar al general iraní Qasem Soleimaní.

Horas después de que Trump anunciara que había decidido imponer "inmediatamente" más sanciones a Irán en lugar de optar por una escalada militar, la Cámara de Representantes de EE UU programó un voto para este jueves destinado a limitar "las acciones militares" del mandatario respecto a Teherán.

Además, una sesión informativa de altos cargos del Gobierno con legisladores dejó patente la creciente incomodidad de muchos representantes de ambos partidos respecto a la decisión de Trump de lanzar la operación contra Soleimaní sin consultar al Congreso.

En su esperado discurso en la Casa Blanca, Trump se mostró más conciliador de lo habitual con Irán, y disipó los temores de un conflicto abierto entre Washington y Teherán tras al asesinato de Soleimaní en un ataque aéreo estadounidense el pasado 3 de enero en Bagdad.

una sesión informativa de altos cargos del Gobierno con legisladores dejó patente la creciente incomodidad de muchos representantes de ambos partidos respecto a la decisión de Trump de lanzar la operación contra Soleimaní sin consultar al Congreso

Un día después del ataque iraní contra dos bases donde había tropas del país en Irak, Trump destacó que no hubo "bajas mortales" ni de estadounidenses ni de iraquíes, y concluyó que Irán "parece estar conteniéndose", por lo que decidió alejarse de la vía militar y volver a su estrategia habitual de presión económica.

"EE UU inmediatamente impondrá sanciones adicionales contra el régimen iraní", dijo Trump en su declaración.

"Estados Unidos está preparado para abrazar la paz con todos aquellos que la buscan", agregó el mandatario, que pidió a los firmantes del acuerdo nuclear de 2015 con Irán que rompan ese pacto.

Según muchos analistas, el ataque iraní a las bases aéreas en Irán pareció diseñado deliberadamente para no causar víctimas y permitir que Teherán presumiera de haber respondido al asesinato de Soleimaní sin alimentar una escalada militar con Estados Unidos.

Sin embargo, el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE UU, el general Mark Milley, dijo a los periodistas en el Congreso que, a su juicio, los misiles lanzados por Irán tenían el objetivo de "causar daños estructurales, destruir vehículos, equipos y aeronaves y matar al personal" que se encontraba en las bases.

"La razón por la que no hubo víctimas, según mi estimación y lo que sé, tiene más que ver con las técnicas defensivas que usan nuestros militares que con la intención" de Irán, apuntó Milley, quien precisó que once misiles impactaron en la base iraquí de Al Asad "cerca de personal y de equipos" y otro cayó en la de Erbil.

Ese análisis contrasta con el proporcionado al diario The Washington Post por fuentes de la Casa Blanca, según las cuales Irán, a través de Irak, comunicó a EE UU que planeaba atacar esas bases horas antes de hacerlo, lo que permitió poner a salvo a las tropas estadounidenses.

Fuentes de la Casa Blanca indicaron que Irán, a través de Irak, comunicó a EE UU que planeaba atacar esas bases horas antes de hacerlo, lo que permitió poner a salvo a las tropas estadounidenses

Aunque Trump describió los daños materiales como "mínimos", imágenes por satélite captadas por la empresa estadounidense Planet y proporcionadas a Efe mostraron un impacto significativo en edificios de la base aérea Al Asad, en el oeste de Irak.

Tras el discurso de Trump, Milley acudió al Congreso junto a los secretarios de Defensa, Mark Esper; y de Estado, Mike Pompeo; para explicar a los legisladores por qué el Gobierno lanzó el ataque contra Soleimaní, que según la Casa Blanca planeaba un ataque inminente contra tropas y diplomáticos estadounidenses.

"Es la peor sesión informativa en la que he estado, al menos en temas militares, en los nueve años que llevo en el Senado", dijo después el senador republicano Mike Lee, quien se quejó de que los miembros del gabinete de Trump les pidieron no cuestionar sus decisiones porque eso "envalentonaría" a Irán.

"Me parece algo insultante y denigrante para con el cargo de los cien senadores, y respecto a la Constitución", agregó.

El también republicano Rand Paul coincidió en que la sesión fue "poco satisfactoria", mientras que la congresista demócrata Pramila Jayapal aseguró que no les presentaron "pruebas concretas" de que Soleimaní planteara una "amenaza inminente" para EE UU.

Esa incomodidad en el Congreso promete quedar patente en la votación programada para este jueves en la Cámara Baja, que podría aprobar una resolución para limitar "las acciones militares" de Trump respecto a Irán.

El documento exige que, en caso de ataque y "si no hay medidas tomadas por parte del Congreso, las hostilidades militares de la Administración respecto a Irán cesen en 30 días", explicó en un comunicado la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi.

Esa incomodidad en el Congreso promete quedar patente en la votación programada para este jueves en la Cámara Baja, que podría aprobar una resolución para limitar "las acciones militares" de Trump respecto a Irán

Además, este miércoles el Gobierno de Irak lamentó los ataques iraníes contra bases militares iraquíes con presencia de Estados Unidos y pidió de forma unánime a Washington y Teherán que no conviertan su territorio en un campo de batalla para la escalada de tensión entre ambos.

Bagdad, que ya condenó el ataque de EE UU el pasado viernes en su suelo en el que murió un importante general iraní y varios líderes de milicias progubernamentales iraquíes por considerarlo una violación a su soberanía, salió este miércoles a reprobar la respuesta de Teherán por los mismos motivos.

Para un país sumido en una concatenación de conflictos desde hace décadas, no han servido de excusa ni el hecho de que no haya habido bajas en estos ataques con misiles ni que Irán le hubiese avisado en un mensaje oficial de los mismos, tal y como confirmó en un comunicado el primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi.

Tras la caída de proyectiles en las bases de Ain al Asad, en la provincia de Al Anbar (oeste), y Harir, en el Kurdistán iraquí (norte), el dirigente dimisionario y también comandante de las Fuerzas Armadas iraquíes llamó a las partes a la "contención" y a hacer primar la "razón".

En este contexto, su Ejecutivo trabaja para "evitar una escalada" y "cualquier violación de la soberanía" iraquí, según la nota de la oficina de Abdelmahdi.

En esta línea, también el presidente del país árabe, Barham Saleh, pidió moderación y autocontrol para "evitar cualquier choque militar en el territorio de Irak y meter a los iraquíes en una nueva guerra".

"La Presidencia reitera su rechazo de las violaciones repetidas de la soberanía nacional y que el país se convierta en un campo de guerra para las partes beligerantes", dijo la oficina de información de Saleh en un comunicado citado por la agencia de noticias estatal iraquí INA.

"La Presidencia reitera su rechazo de las violaciones repetidas de la soberanía nacional y que el país se convierta en un campo de guerra para las partes beligerantes"

Ante el aumento de las tensiones y pese a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseveró en un discurso a media tarde que su país está preparado "para abrazar la paz con todos aquellos que la buscan", el Ministerio de Exteriores iraquí también llamó al "autocontrol".

Siguiendo la estela de Saleh, el departamento pidió a la partes implicadas que no conviertan el territorio iraquí en "un campo de guerra para rendir sus cuentas", además de calificar el ataque de anoche como una "violación" a su soberanía.

Precisamente para trasladar estos mensajes, anunció que convocará al embajador iraní en Bagdad, Iraj Masjedi.

La autoridad de la región autónoma del Kurdistán iraquí, cuya capital fue uno de los objetivos de la acción iraní, abogó, por su parte, por soluciones no militares a la crisis, en un comunicado emitido después de la reunión conjunta de la Presidencia, el Parlamento y el Consejo de Ministros kurdos.

El más optimista ha sido el clérigo chií Muqtada al Sadr, quien ha declarado el fin de la crisis después de la intervención de Trump, con un relativo tono conciliador pese a que anunció nuevas y "poderosas" sanciones contra Teherán, y llamó a renegociar el pacto nuclear alcanzado en 2015 y del que EE UU se salió en 2018.

"Invito a las facciones iraquíes a que tengan paciencia y no tomen la iniciativa en actos militares, silenciar la voz del fanatismo de algunos indisciplinados, hasta llevar a cabo todas las políticas, parlamentarias e internacionales", zanjó Al Sadr en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter.

"Invito a las facciones iraquíes a que tengan paciencia y no tomen la iniciativa en actos militares, silenciar la voz del fanatismo de algunos indisciplinados, hasta llevar a cabo todas las políticas, parlamentarias e internacionales"

Y es que para muchos, la pelota está ahora en el tejado de las milicias progubernamentales iraquíes Multitud Popular, integradas principalmente por chiíes, presuntamente apoyadas por Teherán y que perdieron a varios miembros en el ataque contra Soleimaní el pasado viernes.

Qais Jazali, fundador de Asaib Ahl al Haq o Liga del pueblo de la Verdad, una de los grupos integrados en estas milicias, aseguró hoy que "llegó la hora de la primera respuesta iraquí al asesinato de (Abu Mahdi) al Mohandes", número dos de la Multitud Popular, fallecido junto al comandante de las Fuerzas Quds iraníes.

El líder chií, que está en la lista de terroristas de EE UU, prometió en un comunicado difundido por su oficina en Twitter que "la respuesta no va a ser menos que la respuesta iraní" de esta madrugada.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13