Trump pide unión en un discurso triunfalista en el que que confirma su segunda cumbre con Kim Jong-un

El presidente de EE UU insiste en la construcción del muro y celebra algunos datos que no pasan el examen de verificación

Donald Trump aplaudido por Mike Pence en presencia de Nancy Pelosi, tras el discurso del Estado de la Unión. (Doug Mills/ EFE)
Donald Trump aplaudido por Mike Pence en presencia de Nancy Pelosi, tras el discurso del Estado de la Unión. (Doug Mills/ EFE)

(EFE).- El presidente de EE UU, Donald Trump, buscó este martes tender puentes en el país al invitar a los congresistas a trabajar como una "nación" en su discurso anual sobre el Estado de la Unión, en el que además confirmó que Vietnam acogerá el 27 y 28 de febrero su segunda cita con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

En una alocución con una semana de retraso por el cierre administrativo más largo en la historia de Estados Unidos, Trump abordó asuntos internos como la inmigración y el " boom económico sin precedentes" del país, así como la agenda exterior, en la que habló de un posible pacto nuclear con Rusia y China, y sobre la situación de Venezuela.

Trump saludó a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aunque durante su discurso evitó felicitarla por su llegada al cargo el 3 de enero

"Millones de conciudadanos nos están observando ahora, reunidos aquí, esperando que gobernemos no como dos partidos, sino como una nación", dijo Trump, que vio una "nueva oportunidad en la política estadounidense". "La victoria no es ganar para nuestro partido. La victoria es ganar para nuestro país", agregó el gobernante, quien al llegar al atril en el Congreso saludó a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aunque durante su discurso evitó felicitarla por su llegada al cargo el 3 de enero.

Trump sí hizo un guiño a un hemiciclo con una cifra récord de mujeres: "Exactamente un siglo después de que el Congreso aprobara la enmienda constitucional que otorga a las mujeres el derecho a votar, también tenemos más mujeres que sirven en el Congreso que nunca antes", celebró.

En política exterior, Trump defendió su acercamiento diplomático a Kim y aseguró que su propia elección como mandatario ha evitado una guerra con Corea del Norte de implicaciones potencialmente mundiales. "Si no me hubieran elegido como presidente de Estados Unidos, ahora mismo, en mi opinión, estaríamos en una guerra enorme con Corea del Norte, con millones de personas potencialmente asesinadas", insistió. Aprovechó la ocasión para anunciar que su segunda cumbre con Kim se celebrará en Vietnam los próximos 27 y 28 de febrero, y defendió su "histórica búsqueda de la paz en la península coreana".

También en el ámbito internacional abrió la puerta a negociar un nuevo acuerdo nuclear tras su salida del tratado INF con Rusia, que incluya a Moscú, China y a "otros" países.

"Si no me hubieran elegido como presidente de Estados Unidos, ahora mismo, en mi opinión, estaríamos en una guerra enorme con Corea del Norte, con millones de personas potencialmente asesinadas"

"Quizás podamos negociar un acuerdo diferente, añadiendo a China y a otros, o quizás no podamos. En ese caso, invertiremos e innovaremos más que todos los demás de lejos", puntualizó. Por el contrario, defendió las sanciones impuestas contra Irán y su decisión de desvincularse del tratado nuclear con ese país al que acusó de ser "el principal patrocinador estatal del terrorismo"; mientras que en el caso de Afganistán opinó que "ha llegado la hora" de intentar la paz.

El gobernante presumió por otra parte de las buenas cifras que exhibe la economía estadounidense, de la que dijo que es considerada "de lejos la más potente del mundo" y que "está creciendo casi el doble de rápido" que cuando llegó a la Casa Blanca en enero de 2017. "En tan solo dos años desde las elecciones, hemos impulsado un boom económico sin precedentes, un boom que rara vez se ha visto antes", afirmó el presidente.

No obstante, Trump alertó de que este "milagro económico" está amenazado por "guerras tontas", "ridículas investigaciones partidistas" y "la política", sin entrar en mayores detalles.

Ya en materia comercial se refirió en concreto a la relación con China, e indicó que las políticas en este campo que han regido durante años entre Pekín y Washington "han llegado a su fin". "Estamos trabajando para dejar claro a China que tras años de ataques a nuestra industria, y de robar nuestra propiedad intelectual, el robo de trabajos y riqueza estadounidenses han llegado a su fin", subrayó Trump, para quien "revertir décadas de políticas comerciales calamitosas" es una "prioridad primordial.

Finalmente, ratificó, entre aplausos de los asistentes, su reconocimiento al "Gobierno legítimo de Venezuela" y al diputado Juan Guaidó como "nuevo presidente interino" de ese país. "Estamos con el pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad y condenamos la brutalidad del régimen" de Nicolás Maduro, apuntó Trump, quien mostró su "alarma" por las "nuevas propuestas" de implantar el socialismo en Estados Unidos.

"Estamos trabajando para dejar claro a China que tras años de ataques a nuestra industria, y de robar nuestra propiedad intelectual, el robo de trabajos y riqueza estadounidenses han llegado a su fin"

Durante su discurso sobre el Estado de la Unión, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incurrió en diversas falsedades, engaños o exageraciones según los Fact Check (sistemas de verificación de datos) de los medios estadounidenses.

Trump afirmó este martes ante el Congreso que desde su llegada a la Casa Blanca se han creado 5,3 millones de empleos, 600.000 de ellos industriales, "algo que casi todo el mundo decía que era imposible de hacer".

Datos oficiales recogidos por The New York Times indican que los empleos creados en EE UU desde enero de 2017 han sido 4,9 millones, 454.000 de ellos en el sector industrial. Se trata de un ritmo comparable con un periodo de dos años durante la presidencia de Barack Obama (2009-2017) y menor que en la década de 1990 en lo que se refiere a industria.

El presidente también dijo que la economía estadounidense es "la más boyante del mundo", pero China, la India, Lituania, Polonia e incluso Grecia crecen el doble de rápido que EE UU. Además, diversos expertos alertan de que la economía estadounidense se ha ralentizado desde el 3,5% del tercer cuatrimestre de 2018.

Todavía en el ámbito económico, abrazando el discurso feminista, Trump se congratuló por "tener a más mujeres trabajadoras que nunca" en su país, pero esa afirmación fue engañosa ya que, según los datos oficiales utilizados por The New York Times, el porcentaje de mujeres con trabajo es del 55,2%, mientras que en 2000 alcanzó un pico del 58%.

Trump también señaló en su discurso que antes de la construcción de un muro con México en la ciudad fronteriza de El Paso esta urbe de Texas se consideraba "una de las más peligrosas del país" por sus tasas de violencia "extremadamente altas".

A diferencia de su vecina Ciudad Juárez en México, El Paso nunca ha estado entre las ciudades más peligrosas de Estados Unidos y antes de que se construyera el muro en esa zona, en 2008, figuraba, de hecho, entre las más seguras

Lo cierto es que, a diferencia de su vecina Ciudad Juárez en México, El Paso nunca ha estado entre las ciudades más peligrosas de Estados Unidos y antes de que se construyera el muro en esa zona, en 2008, figuraba, de hecho, entre las más seguras comparada con otras de su tamaño, de acuerdo con el diario The Washington Post.

Al hablar sobre el aborto, el presidente indicó que el gobernador demócrata de Virginia, Ralph Northam, "ha afirmado que ejecutaría a un recién nacido". Northam, sin embargo, apuntó que apoyaba el aborto en un estado avanzado del embarazo, pero no ejecutar a un recién nacido.

Otras de las afirmaciones que los Fact Check cuestionaron fueron las de que "grandes caravanas (de migrantes) están marchando hacia Estados Unidos", por exagerada, o la de que EE UU estaría inmerso "en una gran guerra con Corea del Norte" de no ser por él mismo al resultar inverificable.

La demócrata Stacey Abrams, encargada de la respuesta de la oposición al discurso sobre el Estado de la Unión del presidente, contradijo los alardes del mandatario y aseguró que las "fábricas están cerrando" y que "se avecinan despidos".

"En lugar de traer empleos de vuelta, las fábricas están cerrando, se avecinan despidos y los salarios pugnan por mantenerse a la par con el costo real de la vida", dijo Abrams, una estrella emergente demócrata que perdió en noviembre las elecciones a la Gobernación de Georgia. Adams indicó que "la reforma impositiva ha amañado el sistema para los trabajadores".

"En lugar de traer empleos de vuelta, las fábricas están cerrando, se avecinan despidos y los salarios pugnan por mantenerse a la par con el costo real de la vida", dijo Abrams

"Aunque estoy decepcionada por cómo aborda el presidente nuestros problemas, no quiero que fracase", afirmó la demócrata.

Adams también respondió también a las propuestas migratorias de Trump, que durante el discurso advirtió que conseguirá alzar el muro fronterizo con México pese a los obstáculos que está poniendo el Congreso.

"Un enfoque compasivo de la frontera no es lo mismo que fronteras abiertas. El presidente Ronald Reagan lo entendió. El presidente (Barack) Obama lo entendió. Los estadounidenses lo entienden", dijo Adams, que afirmó que "EE UU es más fuerte por la presencia de inmigrantes, no muros".

Abrams, además, puso sobre la mesa una agenda política para el país antagónica a la que defiende el Gobierno de Trump, con propuestas para combatir el cambio climático, ampliar el acceso al sistema público de salud o defender el derecho a voto de las minorías.

"La idea de declarar un estado de emergencia en la frontera cuando no existe para justificar robar fondos que le pertenecen a los desamparados"

La demócrata hizo así alusión a las elecciones a la Gobernación de la conservadora Georgia, que perdió por un estrechísimo margen en noviembre entre numerosas denuncias de que votantes afroamericanos no pudieron ejercer su voto.

Encargado de la respuesta demócrata en español estuvo el fiscal general de California, Xavier Becerra, que desde su cargo ha combatido ferozmente en los juzgados las políticas de Trump, en especial las migratorias. El fiscal demócrata señaló que estaba listo para "rechazar en la corte la propuesta insensata" de declarar un estado de emergencia para financiar el muro, una opción con la que Trump ha coqueteado ante la imposibilidad de conseguir dinero en el Congreso.

"La idea de declarar un estado de emergencia en la frontera cuando no existe para justificar robar fondos que le pertenecen a los desamparados de los incendios, inundaciones, huracanes y sequías, para pagar por el muro no solo es inmoral, es ilegal", dijo.

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13