Ucrania dice que los periodistas españoles expulsados "publicaban informaciones falsas"

Ucrania ha prohibido la entrada en el país a los profesionales españoles Antonio Pampliega y Manuel Ángel Sastre hasta el año 2020

Ángel Sastre (derecha) y Antonio Pampliega (abrazando a un familiar) tras su secuestro en Siria. (EFE)
Ángel Sastre (derecha) y Antonio Pampliega (abrazando a un familiar) tras su secuestro en Siria. (EFE)

(EFE).- Ucrania justificó este martes la expulsión de los periodistas españoles Antonio Pampliega y Manuel Ángel Sastre porque "publicaban informaciones falsas" sobre la actuación del Ejército en el este del país.

"Publicaban informaciones falsas, en particular, sobre supuestos ataques de tropas ucranianas contra ciudades y aldeas", dijeron a Efe fuentes de la oficina de prensa del Servicio de Seguridad ucraniano.

Como reconocieron los propios periodistas a Efe, Ucrania les ha prohibido la entrada en el país hasta el año 2020.

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha instado al Gobierno español a pedir explicaciones sobre la expulsión de los dos periodistas, calificada de "intento de censura previa" propio de "regímenes autoritarios".

La APM también reclamó a Kiev que revoque inmediatamente esta "medida coercitiva", con el argumento de que los Gobiernos democráticos no deben obstaculizar "bajo ningún pretexto" el trabajo de los periodistas en países en conflicto, "primordial para que los ciudadanos reciban una información independiente y veraz".

Pampliega y Sastre fueron deportados en la mañana del 25 de agosto a Ámsterdam (Holanda) tras pasar 20 horas retenidos en el aeropuerto internacional de Kie

Pampliega y Sastre fueron deportados en la mañana del 25 de agosto a Ámsterdam (Holanda) tras pasar 20 horas retenidos en el aeropuerto internacional de Kiev, donde se les impidió la entrada por estar en una lista negra elaborada por los servicios secretos ucranianos.

Sastre y Pampliega -periodistas freelance que pasaron casi diez meses secuestrados en Siria entre 2015 y 2016- viajaron a Ucrania con la intención de cubrir el conflicto que atraviesa el país.

Ya lo hicieron en diciembre de 2014, cuando tomaron testimonio de lo que sucedía en la zona del conflicto a ambos lados de la guerra, lo que seguramente, según Sastre, les costó el enojo del Gobierno de Kiev.

Los periodistas fueron incluidos en una lista negra elaborada por el Gobierno, pero posteriormente el presidente ucraniano, Petró Porosheko, los retiró de la relación de informadores vetados tras presiones del Ejecutivo español.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4