Venezuela, cuatro jinetes para un apocalipsis más allá del covid-19

Las cifras oficiales de coronavirus no son alarmantes, pero ni la cuarentena podrá salvar a los ciudadanos de una embestida

El bolívar venezolano ha sufrido la peor devaluación de su historia. (EFE)
El bolívar venezolano ha sufrido la peor devaluación de su historia. (EFE)

(EFE).- Venezuela, con menos de 300 infectados y 10 fallecidos, apenas ha tenido que contener el aliento ante el paso del covid-19. Pero los cuatro jinetes de su crisis -inflación, devaluación, bajos salarios y precio del petróleo- han arreciado su galope y ni la cuarentena podrá salvar a los ciudadanos de una embestida.

Encerrados en sus casas desde mediados de marzo pasado, los venezolanos han visto cómo su moneda, el bolívar, ha perdido incluso más del poco poder de compra que tenía mientras los precios suben, los salarios tocan suelo y, lo más alarmante, el precio del omnipresente petróleo es succionado por una tendencia negativa.

Al ritmo de esta cabalgata, pocos están preocupados por contraer coronavirus y enfermarse en esta pandemia que ya deja casi 200.000 muertes. En Venezuela el apocalipsis sigue siendo financiero y, a diferencia del resto del mundo, las trompetas de ese último libro bíblico ya resuenan en la economía del país.

A continuación, el detalle de los cuatro jinetes que cabalgan imparables en la destrucción de la economía:

1-El Bolivar, vencido por el dólar

Desde que se decretó el estado de alarma, el 13 de marzo, hasta ahora el bolívar se ha depreciado en un 17,96% frente al dólar, el signo monetario con el que se completa la mayoría de las operaciones financieras en el país.

Aunque la moneda local ha vivido devaluaciones aceleradas en el pasado, a juicio del economista Luis Bárcenas, la actual caída responde en alguna medida a la incertidumbre asociada con la pandemia.

"En la medida en que tú no sepas qué va a pasar en una pandemia, muchas personas puede que aceleren la demanda de divisas hoy en día porque no saben si en el futuro las van a disponer", explica el analista, quien subraya que el dólar se ha convertido en un activo mucho más codiciado en las últimas semanas.

En vista de la perenne destrucción del bolívar, los venezolanos, cada vez en mayor número, optan por convertir sus pocos ingresos en dólares para tratar de asegurar sus capitales, lo que aumenta la demanda de la divisa y, por ende, su precio.

2-La inflación relincha

Si bien Venezuela registró una inflación de 21,2% en marzo, un promedio bajo dentro de los estándares de hiperinflación nacional, todo apunta a que abril cerrará con un índice por encima del 50 %, con lo que los ya arruinados ciudadanos podrán comprar la mitad de lo poco que pudieron adquirir el mes pasado.

Bárcenas estima que el Gobierno de Nicolás Maduro "tendrá que traicionarse a sí mismo" al romper con la disciplina fiscal que implementó desde 2018 y necesariamente aumentará el gasto público con el pago de salarios a privados paralizados por la pandemia y la entrega de bonificaciones a millones de familias pobres.

Esto, insiste el economista, regresa a Venezuela a la fórmula "más dinero, más inflación, mayor tipo de cambio" con la que el país se hundió en su más severa crisis económica.

Además, un alto componente de los productos de consumo básico son importados por lo que a medida que el tipo de cambio se eleve el costo en bolívares de ítems como los alimentos, también subirá "en una forma de los empresarios de mantener un margen de ganancia relativamente aceptable", advierte el experto.

3-Salarios enterrados

El salario mínimo legal que devenga la mayoría de los trabajadores se ubica hoy, al cambio en la tasa oficial, en 1,93 dólares mensuales, el nivel más bajo al que ha llegado este monto en lo va de siglo.

Y no solo afecta el hecho de que millones de venezolanos trabajadores se ubiquen por debajo del umbral de la miseria, sino que solo para comer una familia requiere 121 salarios mínimos pues el costo de la canasta alimentaria ronda los 355 dólares, según estimaciones del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas).

El director de esta entidad, Óscar Meza, explicó a Efe que el poder adquisitivo del salario mínimo se redujo al 0,8% en marzo y ha mermado más en lo que va de abril debido a un incremento promedio de 50% en el precio de los alimentos.

Aunque el chavismo otorga bonificaciones para alimentación y otras ayudas eventuales, en ningún caso suman más de 10 dólares al mes, mientras que una familia necesita al menos 11 dólares por día solo para comer.

4-El petróleo se hunde y arrastra

Nada afecta tanto a Venezuela como la caída de los precios del petróleo, prácticamente su única fuente de ingresos. Por ello, el escenario actual, con las tarifas de crudo en terreno negativo, reconfirman que la crisis del país no ha tocado fondo y que los días por venir siempre podrán ser peores.

Como arena entre los dedos, el Gobierno ha visto caer sus ingresos en los últimos años debido, primero, al desplome de la producción de crudo y luego a la bajada de los precios, pero nunca hasta este sótano en el que el barril venezolano podría cerrar la semana por debajo de los cinco dólares.

Con la chequera sin fondos, el margen de maniobra del Gobierno se verá reducido y más allá de anuncios políticos y de asistencia social poco podrá hacer el Ejecutivo, con su industria petrolera sin generar dinero, para mitigar las consecuencias de la crisis en la población.

Mientras el mundo se prepara para enfrentar la recesión pos coronavirus, en el país con las mayores reservas probadas de petróleo escasea la gasolina y el gas doméstico, falla el suministro de electricidad y agua potable, hay hambre y escasez de fármacos. El apocalipsis, parece, comenzó hace rato por aquí.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6