Los balseros del faro pierden el caso y no podrán vivir en Estados Unidos

La mayor parte de los balseros se encuentran viviendo en Australia por un convenio firmado por la anterior administración estadounidense

El grupo de cubanos estuvo durante horas subido al faro mientras la Guardia Costera negociaba con ellos. (El Nuevo Herald)
El grupo de cubanos estuvo durante horas subido al faro mientras la Guardia Costera negociaba con ellos. (El Nuevo Herald)

Como una “épica batalla legal” definió Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia en Miami, la labor de un grupo de abogados que tomaron la defensa de los 24 balseros cubanos que en mayo del pasado año se refugiaron en el faro American Shoal Light, cerca de los Cayos de la Florida.

Este sábado, una corte del sur de Florida falló en contra de la apelación presentada por el Movimiento Democracia para que se acogiera a los balseros en Estados Unidos en virtud de la política pies secos/pies mojados, vigente por aquel entonces y que el presidente norteamericano Barack Obama eliminó el pasado enero.

“Aunque la decisión fue adversa no podemos decir que perdimos el caso porque en realidad la mayor parte de estos jóvenes cubanos llegaron a un país de libertad”, explicó Sánchez a 14ymedio.

“Aunque la decisión fue adversa no podemos decir que perdimos el caso porque en realidad la mayor parte de estos jóvenes cubanos llegaron a un país de libertad”

Se trata de los 17 balseros reubicados en Australia como parte de un convenio firmado bajo la administración Obama y que el actual presidente Donald Trump tachó de “estúpido”. El resto de los balseros tuvieron que regresar a Cuba porque los oficiales no encontraron un temor creíble a ser perseguidos en la Isla.  

“Debemos agradecer a las autoridades que se comprometieron a llevarlos a Guantánamo y no regresarlos a la dictadura de la cual escapaban y también a los abogados que tomaron este caso gastando miles de dólares por un simple gesto de solidaridad”, puntualizó el exiliado.

La defensa se centró en probar que el faro donde se refugiaron los balseros, una estructura del siglo XIX de unos 30 pies de altura al sur de los cayos de Florida era territorio estadounidense, lo que les permitiría solicitar refugio. Por otra parte, el grupo de abogados encabezado por Ben Kuehne intentó demostrar que la Guardia Costera había procedido de acuerdo a sus manuales internos y no pidió ayuda ante un caso “complejo” como este.

“Algún día Cuba será libre y los nombres de todos aquellos que han colaborado en darle libertad a los cubanos serán recordados cálidamente en el alma de nuestra nación”, añadió Sánchez.

____________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10