El canciller cubano abruma con lamentos y cifras dudosas sobre el 'bloqueo'

Bruno Rodríguez minimiza las compras de alimentos a EE UU y calla sobre la ayuda recibida

En esta ocasión, el Ministerio ha diseñado un logotipo que reza "Mejor sin bloqueo". (Cubadebate)
En esta ocasión, el Ministerio ha diseñado un logotipo que reza "Mejor sin bloqueo". (Cubadebate)

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, acusó este miércoles al Gobierno de Joe Biden de haber alcanzado el récord de daños a la economía cubana con el embargo. El ministro se reunió con la prensa internacional para hacer el tradicional balance que realizan las autoridades antes que se presente en la Asamblea General de la ONU la resolución que condena la política económica de EE UU sobre la Isla, que este año se realizará el 2 y 3 de noviembre próximo.

Según el informe actualizado, entre agosto de 2021 y febrero de 2022, las pérdidas ocasionadas por el embargo ascienden a 3.806 millones de dólares "un monto récord histórico para un período reducido", afirmó el canciller. La cifra asciende, en unos cálculos con metodología desconocida, a 6.364 millones de dólares en los 14 meses del actual mandato demócrata, otro récord histórico según Rodríguez, que echa cuentas: 454 millones mensuales y 15 diarios.

"No es un diseño nuevo el del bloqueo, pero si ha sido quirúrgicamente mejor diseñado, tomando como blanco cada uno de los principales ingresos del país"

Siguiendo la lluvia de cifras, el canciller cubano estableció en 154.217 millones de dólares el total en sesenta años, lo que traducir al valor del oro sería 1.391.111.000 millones de dólares. "Imagine nuestro pueblo lo que habría podido hacer Cuba disponiendo de esos recursos", lamentó.

Rodríguez Parrilla, consciente de que no contaba nada distinto a los últimos 60 años, añadió algo de dramatismo en el lenguaje. "No es un diseño nuevo el del bloqueo, pero si ha sido quirúrgicamente mejor diseñado, tomando como blanco cada uno de los principales ingresos del país, buscando con saña incrementar el impacto en la vida cotidiana de nuestra población".

Tras presentar el panorama en cifras, el canciller comenzó a concretar poniendo por delante una realidad: Cuba compra en el mercado estadounidense y así lo demuestran los datos mes tras mes, que confirman que el país vecino es suministrador de multitud de productos de primera necesidad. "Es cierto que Cuba puede adquirir alimentos en otros mercados, y es cierto que adquiere alimentos incluso en los Estados Unidos. Pero el bloqueo priva a Cuba de los recursos financieros indispensables para hacer esas compras en los Estados Unidos o para hacer compras similares en terceros mercados", dijo.

Desde que los datos, puntualmente difundidos, corroboran las masivas compras de la Isla a EE UU, Rodríguez Parrilla ha insistido en ese punto, que ha convertido en su argumento fundamental. Así, este miércoles repitió que Washington aplica medidas contra las instituciones financieras que impiden a Cuba desenvolverse con normalidad.

"Decenas y decenas de bancos niegan servicios a Cuba ante el miedo a multas estadounidenses. Otras se ven obligadas a llegar a acuerdos a partir de acciones ilegales, extraterritoriales del Gobierno de los Estados Unidos, para evitar esas multas", dijo el canciller, que añadió que se persigue a productores, transportistas, navieras y aseguradoras, entre otras, encareciendo más de un tercio o la mitad la compra de combustible.

"Entre enero de 2021, un dato nuevo, y febrero de 2022, se reportaron un total de 642 acciones directas por parte de bancos extranjeros que, ante la amenaza del sistema financiero estadounidense, se negaron a prestar servicios al país", reprochó el canciller, que acusó a EE UU de discriminar a ciudadanos cubanos que no pueden tener cuentas personales en algunos países y de provocar que haya embajadas sin servicios bancarios.

"Entre enero de 2021, un dato nuevo, y febrero de 2022, se reportaron un total de 642 acciones directas por parte de bancos extranjeros que, ante la amenaza del sistema financiero estadounidense, se negaron a prestar servicios al país"

El ministro pasó al tema central de la realidad cubana en estos momentos: el Sistema Eléctrico Nacional, cuya situación calificó de "extremadamente grave". Aunque atribuyó esta realidad a multitud de factores, incluido el combustible, expuso que la imposibilidad de utilizar tecnología estadounidense influye de manera determinante. Los apagones, dijo, son "medidas de emergencia" que "nuestro pueblo comprende y acompaña", dijo, sin siquiera mencionar el malestar diario que provocan los cortes de luz y que llevan semanas sacando a los ciudadanos de sus casas a reclamar que les devuelvan la electricidad.

"Cuba no puede adquirir, en ningún lugar, de ninguna manera, tecnologías, equipos, partes, piezas, tecnologías digitales o software, que tengan un 10% de componentes estadounidenses, lo cual es un impacto directo, tan grave como el de la carencia de divisas para garantizar suministros", argumentó.

Rodríguez Parrilla insistió en que el "bloqueo" es inocultable – "nadie podría seria o sanamente afirmar que no existe o es un mero pretexto"– y está dirigido a "provocar la incapacidad del país para atender las necesidades fundamentales de la población", por lo que considera que la actitud de EE UU es inmoral.

No hubo el menor asomo no ya de autocrítica, sino incluso de modestia. El canciller exaltó la labor del Gobierno cubano en medio de tanto escarnio y celebró cómo el país se sobrepone a cada dificultad para, después, volver a ser perjudicado. Entre esos ejemplos estuvieron los medicamentos, producidos al 60% en el país, pero que vuelven a verse afectados por la falta de financiación.

También citó las vacunas contra el covid-19, cuyo aval en la Organización Mundial de la Salud sigue parado más de seis meses después de haber sido presentada la documentación, los respiradores o el oxígeno, todos ellos autoproducidos en solitario o con ayuda de países socios ante el "acto deliberadamente cruel" de EE UU de no "flexibilizar las sanciones" en lo peor de la pandemia. Con todo, Rodríguez Parilla olvidó que llegó ayuda humanitaria desde EE UU no solo en aquel momento, sino justamente un día antes, cuando él mismo agradeció a Washington su aporte para los daños del huracán ian.

"Cuba cambia todos los días, y seguirá cambiando. Cuba se renueva todo el tiempo. Lo que no cambia, lo que no se renueva, lo que está anclado en el pasado, es la política de bloqueo"

"Agradecemos el ofrecimiento de ayuda humanitaria de EE UU. El aporte material valorado en 2 millones de dólares por vía de la Federación Internacional de la Cruz Roja contribuirá a nuestros esfuerzos de recuperación y apoyo a los damnificados por los estragos del Huracán Ian", dijo en Twitter.

El canciller reivindicó los cambios que realiza el régimen –desde sus pequeñas medidas económicas a la "diversificación de su matriz productiva" y las modificaciones legislativas, aunque citó solo el Código de las Familias, sabiendo que el Penal no sería un ejemplo muy apreciado– y ensalzó su apuesta por la modernidad. "Cuba cambia todos los días, y seguirá cambiando. Cuba se renueva todo el tiempo. Lo que no cambia, lo que no se renueva, lo que está anclado en el pasado, es la política de bloqueo", repuso.

Por último, Rodríguez calentó la próxima presentación de la resolución contra el embargo recordando que históricamente solo dos países votan en contra, EE UU e Israel. "Es universal el repudio a una política criminal que ni ha derrotado, ni ha alcanzado los objetivos que se propuso aunque provoca mucho daño humano", dijo. Y acabó con un alegato que sonó a eterno lamento. "Cuba tiene derecho a vivir sin bloqueo, tiene derecho a vivir en paz. Cuba estaría mejor sin bloqueo. Todos estarían mejor sin bloqueo. Estados Unidos sería un mejor país sin bloqueo a Cuba. El mundo sería mejor sin el bloqueo a Cuba".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0