El Ejército ruso rompe las líneas ucranianas para asalto final en el Donbás

Los civiles muertos en Ucrania por la guerra superan los 4.000

Entre los fallecidos confirmados hay al menos 995 mujeres y 261 niños, y entre los heridos son menores de edad 406

Cuerpos de civiles asesinados hallados en Bucha, a las afueras de Kiev. ( EFE/EPA/Mikhail Palinchak)
Cuerpos de civiles asesinados hallados en Bucha, a las afueras de Kiev. ( EFE/EPA/Mikhail Palinchak)

(EFE).- El Ejército ruso rompió las líneas ucranianas en la región de Donetsk al conquistar la localidad de Limán y estrechar el cerco en torno a Severodonetsk, puntos clave en los planes de asalto final al distrito fortificado de Sloviansk-Kramatorsk.

"En el norte de la región el principal objetivo de los rusos es Sloviansk-Kramatorsk", aseguró Pavló Kyrylenko, jefe de la administración militar de Donetsk.

Sin haber tomado aún todo el territorio de la región de Lugansk, las tropas rusas ya han logrado avanzar 60 kilómetros detrás de las líneas enemigas entre ambas regiones del Donbás.

Las milicias prorrusas aseguran haber tomado "el control total" de Limán "con el apoyo de fuego de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa". Kyrylenko confirmó al medio ucraniano Hromadske que "la mayor parte de Limán no está bajo el control de los militares ucranianos" y que las tropas ucranianas se han replegado 90 kilómetros al sur.

"Lo mismo ocurre en dirección a Svitlodarsk. El enemigo se encuentra ahora en ese territorio. Las fuerzas ucranianas se han reagrupado para tomar posiciones fortificadas", explicó.

El 60% de las casas de Severodonetsk han sido destruidas por los bombardeos rusos y entre el 85% y 90 % de los edificios están dañados y necesitarán reparaciones importantes

Según los generales ucranianos, Moscú quiere obligar a Kiev a librar una gran batalla por el control del Donbás, lo que el Ejército ucraniano busca evitar a toda costa.
En 2014, las dos mayores batallas de la guerra del Donbás consistieron en dos kotiol (caldera), donde las milicias prorrusas reforzadas por fuerzas rusas rodearon y aplastaron al Ejército ucraniano.

Limán es una pequeña localidad de menos de 30.000 habitantes, pero es un importante cruce de caminos que conduce directamente a Sloviansk, que se encuentra a escasos 30 kilómetros.

Sloviansk no sólo es el principal nudo ferroviario de la zona, sino que fue escenario hace ocho años del estallido de la sublevación armada prorrusa.

Para ello, los rusos intentan por todos los medios avanzar por carretera hasta Bajmut desde Popasna y Lisichansk en una maniobra envolvente.

Mientras, la situación en el último bastión ucraniano en Lugansk también es desesperada. Según las autoridades, en Severodonetsk habría al menos 1.500 muertos.

El 60% de las casas de Severodonetsk han sido destruidas por los bombardeos rusos y entre el 85% y 90 % de los edificios están dañados y necesitarán reparaciones importantes, aseguró el jefe de la administración militar y civil de la ciudad, Oleksandr Stryuk.

En las últimas 48 horas los rusos han bombardeado barrios residenciales, infraestructuras civiles y la planta Azot

En las últimas 48 horas los rusos han bombardeado barrios residenciales, infraestructuras civiles y la planta química Azot.

"Lamentablemente, hay víctimas entre la población civil y los empleados de Azot", señaló, y conminó a los residentes a no abandonar la ciudad por el peligro que ello supone.

La ciudad, habitada ahora por menos del 10% de su población (106.000), está prácticamente rodeada en un 70% de su perímetro. Unidades rusas lograron entrar el viernes en la ciudad, concretamente en el hotel Mir, aunque fueron expulsados por militares ucranianos. "Hemos logrado detener el avance de los orcos que intentaban entrar en la ciudad. Continúan los combates", subrayó Stryuk.

Según el último informe del Instituto para Estudios de la Guerra (ISW, en inglés), es probable que los rusos completen la toma de la ciudad de Severodonetsk en los próximos días.

Después de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, demandara armamento "sin excepciones ni límites", el Pentágono dijo hoy que no descarta esta posibilidad.

Según informó la CNN, Washington podría anunciar la próxima semana el envío de las lanzaderas conocidas como MLRS, a las que se sumarían más tarde los HIMARS, de la misma familia, pero más ligeras.

Los lanzacohetes proporcionados hasta ahora a Ucrania cuentan con mucho menor radio de acción que los MLRS y los HIMARS, que se disparan desde un vehículo y tienen un alcance máximo de 300 kilómetros, dependiendo del tipo de munición, lo que permitiría a los ucranianos atacar más fácilmente objetivos dentro de Rusia.

Precisamente, el asesor presidencial, Mykhailo Podolyak, denunció hoy que Rusia está utilizando "armas no nucleares más pesadas", como sistemas de lanzacohetes móviles de largo alcance capaces de portar ojivas termobáricas. "¿Quizás es hora de responder y darnos MLRS?", se preguntó.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió contra el suministro a Ucrania de armamento que pueda alcanzar territorio ruso. "Advertimos a Occidente de la manera más seria que ellos ya libran, en esencia, una guerra subsidiaria contra Rusia con las manos, cuerpos y cerebros de los neonazis ucranianos, pero que eso sería un grave paso hacia una escalada inadmisible", dijo al canal ruso RT Arabic.

Misiles de crucero rusos Iskander mataron hoy a diez personas e hirieron a otras 35 al alcanzar los barracones de la guardia nacional en un polígono de tiro de la región de Dnipró, limítrofe con Donetsk y Járkov.

La mayoría de las víctimas civiles se debieron a ataques con artefactos explosivos de amplia área de impacto

Según las estadísticas que diariamente actualiza la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al menos 4.031 civiles han muerto en la guerra de Ucrania y otros 4.735 han resultado heridos.

La oficina dirigida por la alta comisionada Michelle Bachelet puntualizó este viernes, como en jornadas anteriores, que el cálculo es parcial, ya que no se tiene acceso a muchas zonas de fuertes hostilidades, por lo que la cifra real podría ser mayor.

Entre los fallecidos confirmados hay al menos 995 mujeres y 261 niños, y entre los heridos son menores de edad 406, de acuerdo con el recuento de Naciones Unidas.

La mayoría de las víctimas civiles se debieron a ataques con artefactos explosivos de amplia área de impacto, incluidos proyectiles de artillería pesada y propulsados por lanzacohetes, misiles y bombardeos aéreos, indicó el organismo de la ONU.

El derecho internacional considera que los ataques perpetrados contra civiles e infraestructuras no militares en un conflicto pueden constituir crímenes de guerra.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 59