Al menos seis civiles muertos en un ataque atribuido a la disidencia de las FARC

Hombres armados lanzaron explosivos contra integrantes de la fuerza pública, que escoltaban a erradicadores de matas de coca durante una protesta

El ataque se produjo durante una protesta cocalera contra la erradicación de cultivos. (Peru21)
El ataque se produjo durante una protesta cocalera contra la erradicación de cultivos. (Peru21)

(EFE).- Al menos seis civiles murieron este jueves y otros 14 resultaron heridos en un confuso ataque en una zona rural de Tumaco, en el suroeste de Colombia, atribuido a disidentes de las FARC durante una protesta de cocaleros contra la erradicación de cultivos ilícitos, informaron fuentes oficiales.

El hecho ocurrió en el caserío Puerto Rico, que forma parte del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño, cuando hombres armados lanzaron explosivos contra integrantes de la fuerza pública, que escoltaban a erradicadores de matas de coca, y contra una multitud congregada en el lugar para protestar contra esa labor.

Tras lanzar al menos cinco explosivos, "atacaron con fuego indiscriminado de fusiles y ametralladoras a los manifestantes y a las autoridades", informaron el Ejército y la Policía en un comunicado.

Tras lanzar al menos cinco explosivos, "atacaron con fuego indiscriminado de fusiles y ametralladoras a los manifestantes y a las autoridades"

"El saldo parcial es de seis personas civiles muertas y 14 heridas, quienes fueron atendidas inicialmente en un helipuerto del sector por personal médico del Ejército Nacional y de la Policía Nacional, y posteriormente evacuadas siete de ellas en helicóptero del Ejército hacia Tumaco", agrega la información.

La cifra de muertos puede ascender a siete, según el diario El Tiempo que cita a autoridades regionales que hablan también de medio centenar de heridos.

"Durante las últimas semanas se han venido presentando presiones de grupos armados hacia la comunidad (...) buscando que asuman el rol de escudos humanos ante la intervención de la fuerza pública que realiza las labores de erradicación forzosa (de cultivos ilícitos)", dijo en un comunicado el Consejo Comunitario del Pueblo Autónomo de Alto Mira y Frontera (CCAMIF). Según esta organización, "fueron asesinadas y heridas un número de personas indeterminado".

"El problema de seguridad es tan grave que ni siquiera las autoridades civiles e instituciones de ayuda humanitaria han podido ingresar en ciertos sectores de nuestro territorio para prestar ayuda humanitaria y asistencia a las víctimas", agregó el CCAMIF.

Las autoridades dijeron que los atacantes, al mando de un sujeto conocido con el alias de Guacho, forman parte de un grupo "residual" del Frente Daniel Aldana de las FARC, una de las columnas más temidas de la antigua guerrilla.

Al parecer se trata de un grupo "residual" del Frente Daniel Aldana, una de las disidencias de las FARC que no aceptan el acuerdo de paz firmado por el Gobierno

Al parecer este grupo es una de las disidencias de las FARC que no aceptan el acuerdo de paz firmado por el Gobierno y la ahora exguerrilla que se convirtió en movimiento político.

Las autoridades señalaron que, según informaciones suministradas por la propia comunidad, alias Guacho no solo obliga a los campesinos a participar en las protestas contra la erradicación de cultivos ilícitos sino que los ataca cuando hay presencia de la Policía o el Ejército para impedir la erradicación de las matas de coca.

En la protesta atacada ayer participaban cerca de un millar de campesinos en lo que denominaron "cerco humanitario contra la erradicación", detalló a Efe el movimiento de izquierdas Marcha Patriótica, que convocó a una rueda de prensa mañana para dar más detalles de lo ocurrido.

Varias organizaciones sociales también llamaron a un plantón este viernes frente a la Casa de Nariño, sede del Gobierno, para exigir explicaciones de lo ocurrido.

Tumaco, en la zona de frontera con Ecuador, es el municipio con mayor número de hectáreas de coca sembrada, según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

El Gobierno colombiano tiene un plan de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos con el que espera eliminar 50.000 hectáreas de coca en todo el país

Ese mismo estudio advierte que estos sembrados crecieron un 52% en 2016, después de que el área pasara de 96.000 a 146.000 hectáreas, lo que ha generado fricciones con el Gobierno estadounidense.

El Gobierno colombiano tiene un plan de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos con el que espera eliminar 50.000 hectáreas de coca en todo el país. Para aquellos campesinos que se niegan a entrar en ese proyecto se puso en marcha un plan de erradicación forzosa.

Las disidencias de las FARC, sobre las que no existe un número preciso de integrantes, operan en departamentos como el Guaviare, Guainía y Vichada, estos dos últimos limítrofes con Venezuela, así como en Nariño, especialmente en la zona de Tumaco, puerto sobre el Pacífico.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4