Los cubanoamericanos Carlos Giménez y María Elvira Salazar ganan en Miami

Los cubanos de Miami afirman su alianza antisocialista con Trump a ritmo de salsa

La periodista María Elvira Salazar, candidata republicana al Congreso de los EE UU. (Captura)
La periodista María Elvira Salazar, ganadora de su distrito al Congreso de los EE UU por parte del Partido Republicano. (Captura)

(EFE).- La estrategia en torno al supuesto socialismo del demócrata Joe Biden para conquistar al electorado cubano, venezolano y nicaragüense de Florida sirvió en este preciado estado a la victoria de Trump, festejada a todo volumen en la Pequeña Habana.

El Partido Republicano recuperó dos puestos en la Cámara de Representantes en Washington que perdió en la elecciones de 2018 y que ahora no solo han vuelto a sus manos sino a la comunidad cubanoestadounidense.

Debbie Mucarsel-Powell, de origen ecuatoriano y primera mujer suramericana en llegar al Congreso de EE UU, se hizo en 2018 con el distrito 26 que estaba en manos del cubano Carlos Curbelo y Donna Shalala, de origen libanés, sucedió en el distrito 27 a la veterana republicana Ileana Ros-Lehtinen, que se retiró de la política.

El cortejo de Trump a los cubanos de Miami y a los exiliados venezolanos y nicaragüenses comenzó en la campaña de las elecciones de 2016 y el presidente lo ha mantenido durante su Presidencia

Los próximos congresistas por el distrito 27 de Florida y el distrito 26 serán Carlos Giménez, actual alcalde de Miami-Dade, y la periodista y presentadora de televisión María Elvira Salazar, ambos cubanoestadounidenses y trumpistas.

El cortejo de Trump a los cubanos de Miami y a los exiliados venezolanos y nicaragüenses comenzó en la campaña de las elecciones de 2016 y el presidente lo ha mantenido durante su Presidencia e intensificado en esta última campaña.

Como presidente electo en 2016 les prometió que con él en la Casa Blanca devolvería la libertad a sus países, una promesa que aún no se ha cumplido pero que no le ha restado votos.

Su política de mano dura y sanciones no ha producido cambios políticos en Cuba, Venezuela y Nicaragua, pero ha hecho más difícil a los que gobiernan esos países obtener los fondos para financiarse y empeorado la vida de la gente en esos países. Está claro que a él le ha dado más votos en Florida.

Carlos Giménez, al declararse esta noche ganador por el 52% frente a 48% de Mucarsel-Powell, dijo que con su elección para la Cámara baja del Congreso los electores mostraron su "rechazo al socialismo y los demonios del socialismo y el comunismo".

La consigna "Cuba, Cuba, Libertad, Donald Trump" resonó en la famosa Calle Ocho de la Pequeña Habana desde antes de que se supiera que el empate entre ambos candidatos se había tornado una victoria.

Los cubanos de Miami-Dade celebraron en el tradicional café Versailles el triunfo en Florida del presidente que prometió en esta campaña no permitir que Estados Unidos se convierta en un país "socialista" como Cuba, Venezuela y Nicaragua y acusó a Biden de ser amigo de los regímenes de esos países.

No sirvió que personas importantes de la comunidad cubana como Jorge Pérez, Mike Fernández y Carlos Alberto Montaner dijeran a viento y marea que el candidato demócrata es un amigo de la libertad y no de las dictaduras

El mensaje caló y no sirvió que Biden negara repetidamente ser socialista y que líderes como Barack Obama y personas importantes de la comunidad cubana como los empresarios Jorge Pérez y Mike Fernández y el escritor y periodista Carlos Alberto Montaner dijeran a viento y marea que el candidato demócrata es un amigo de la libertad y no de las dictaduras.

A medida que los canales de televisión informaban de que la ventaja de Trump sobre Biden se hacía más grande, la gente se fue concentrando junto al Versailles para celebrar, sin importar que el presidente no tenga garantizados cuatro años más en la Casa Blanca.

Con máscaras, banderas y carteles y bailando la canción "Por Trump" del grupo Los 3 de La Habana, que se presentaron también en la fiesta, los partidarios de Trump dieron rienda suelta a la alegría.

En el Versailles, donde se ha celebrado con música y baile la muerte de Fidel Castro, incluso aunque Trump pierda las elecciones a nivel nacional, podrán decir: "que nos quiten lo bailao".

Trump se impuso a Biden en Florida como lo hizo en 2016 cuando tuvo a Hillary Clinton como adversaria, pero esta vez por una diferencia mayor. De los 112.911 votos de ventaja hace cuatro años, se pasó a cerca de 370.000 este martes.

El candidato republicano ganó casi en todo el estado y en uno de los condados donde no fue el más votado, paradójicamente el de Miami-Dade, tuvo muchos más votos que hace cuatro años.

El candidato republicano ganó casi en todo el estado y en uno de los condados donde no fue el más votado, paradójicamente el de Miami-Dade, tuvo muchos más votos que hace cuatro años

En la meca de exilio cubano y una ciudad hecha y manejada por cubanos pero cada vez más diversa, Biden fue el ganador, pero los 30 puntos de diferencia que Clinton le sacó a Trump hace cuatro años se redujeron a menos de ocho.

A comienzos de octubre, un sondeo sobre la intención de voto de los cubano-estadounidenses del sur de Florida mostró que una gran mayoría iba a apoyar a Trump con sus votos.

"Los cubanos siguen siendo un grupo étnico mayoritario republicano y, como la mayoría de los republicanos en todo el país, apoyan al presidente Trump y al enfoque de gobierno de su administración", enfatizó Guillermo Grenier, profesor y presidente del Departamento de Estudios Socioculturales y Global de la Florida International University.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6