Tres cubanos y un niño se salvan de morir ahogados en el río Bravo para llegar a EE UU

Salieron de la Isla a Nicaragua y de ahí tomaron la ruta hasta llegar este martes a Piedras Negras para intentar pasar a Eagle Pass, en Texas

El grupo, integrado por 12 personas, se tomó de las manos y se metió al río, pero la fuerza de la corriente los superó. (Captura)
El grupo, integrado por 12 personas, se tomó de las manos y se metió al río, pero la fuerza de la corriente los superó. (Captura)

Cuatro cubanos, entre ellos un menor de tres años, se salvaron de morir ahogados en su intento por cruzar el río Bravo desde la ciudad fronteriza de Piedras Negras a Eagles Pass, en Texas. Estos migrantes son parte de uno de los dos grupos, de 12 y ocho personas, que arriesgaron su vida este martes para llegar a EE UU.

Isabel, de 25 años, Luciano (31), Ángelo Luciano (3) y otra mujer fueron arrastrados por la corriente del río Bravo, que aumentó su nivel casi un metro debido a que este domingo abrieron las compuertas de la presa Amistad. "Tuve miedo de que mi hijo se hundiera conmigo, por eso viré", dijo a medios locales el migrante.

El cubano aseguró que llegaron este martes a Piedras Negras después de 16 días de travesía. Salieron de La Habana con dirección a Nicaragua y de ahí realizaron el trayecto hasta llegar a la frontera con EE UU. "La corriente es muy fuerte, yo traté de que a él (Ángelo) no lo cogiera el agua".

El grupo, integrado por 12 personas, se tomó de las manos y se metió al afluente, pero la fuerza de la corriente los superó. Tres quedaron a la mitad del camino y recibieron apoyo de migrantes que desde la orilla les lanzaron chalecos salvavidas y sogas. Luciano con si hijo en brazos se negaba a salir hasta que un rescatista lo amenazó con sacarlo y meterlo en prisión si insistía en seguir.

"Yo trataba de flotar", contó Isabel. "Hasta que logré pararme en firme y ya... no hay nada más que hacer", se resignó la joven que dijo que su familia ya estaba al otro lado. "No tengo miedo a morir" y afirmó que lo volvería a intentar.

Elementos de Enlace del municipio y del Grupo Beta tomaron los datos de los cubanos. "Sabe que es un riesgo y ponen en riesgo a los niños. Por fortuna no hubo ahogados, pero no siempre van a tener la misma suerte", comentó Rodrigo, integrante del grupo de rescate.

"El nivel del río se incrementó, estamos hablando de zonas en que la profundidad es de cinco metros y a eso hay que agregar los remolinos. Y precisamente debajo del Puente Internacional II, por donde pasaron, el agua tiene hasta tres metros de altura", agregó el socorrista.

Minutos antes, otro grupo integrado por ocho cubanos se lanzó al río. Mientras del lado mexicano les pedían que regresaran por la crecida, una de las mujeres respondía: "Volver para Cuba, ni loca".

Los migrantes rechazaron el apoyo del grupo de socorristas y decidieron seguir adelante en su travesía hasta que se vieron superados por el caudal. Hasta ese momento recibieron el apoyo de la Patrulla Fronteriza, que les ayudó a pisar tierra en Eagles Pass.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4