Siete detenidos en la investigación del atentado contra 'Charlie Hebdo'

Los dos principales sospechosos fueron vistos en un vehículo a un centenar de kilómetros de París

El presidente Hollande reúne a todas las fuerzas políticas para afrontar la crisis

Miles de personas se manifestaron en la Plaza de la República de París por la libertad de expresión y en solidaridad con las víctimas del atentado contra 'Charlie Hebdo'. (EFE/Fredrik Von Erichsen)
Miles de personas se manifestaron en la Plaza de la República de París por la libertad de expresión y en solidaridad con las víctimas del atentado contra 'Charlie Hebdo'. (EFE/Fredrik Von Erichsen)

(EFE).-Los dos principales sospechosos del atentado de ayer contra el semanario satírico francés  Charlie Hebdo fueron vistos este jueves en un vehículo en Aisne, un centenar de kilómetros al noreste de París, donde al parecer atracaron una gasolinera.

Los hermanos Chérif y Said Kouachi estuvieron esta mañana en una gasolinera en una carretera en las proximidades de Villers Cotterêts, en el departamento de Aisne, donde se ha desplegado un fuerte dispositivo policial, según varios medios. El gerente de la estación de servicio de la cadena Avia reconoció a los dos hombres, que le atracaron encapuchados y fuertemente armados antes de darse a la fuga en el coche con el que habían llegado, un Renault Clio gris, que abandonaron en las proximidades.

Agentes de diversos cuerpos de elite de las fuerzas del orden francesas, como el RAID y el GIGN, se han desplegado por la zona para tratar de localizarlos, apoyados por helicópteros. Además, en las entradas al norte de París se han colocado controles con policías armados con fusiles de asalto y equipamiento de protección ante la posibilidad de que intenten volver a la capital.

El grupo yihadista Estado Islámico calificó este jueves de "héroes" a los autores del atentado en un boletín informativo de su emisora de radio por Internet Al Bayán.

Las fotos de los hermanos Kouachi fueron divulgadas anoche por la policía, con la advertencia de que se trata de dos individuos peligrosos y fuertemente armados, para conseguir la cooperación de la ciudadanía. Mientras, un tercer sospechoso, Mourad Hamyd, se entregó anoche en una comisaría de la ciudad de Charleville Mézières, cuando supo que iban tras él.

Chérif Kouachi había estado en la cárcel tras haber sido condenado por haber formado parte de una red de reclutamiento de yihadistas en París para enviarlos a Irak en la primera mitad de los años 2000. Tanto él como Said habían estado vigilados por los servicios secretos franceses, según explicó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, que añadió que ese seguimiento no había permitido dar con ningún elemento que apuntara a que preparaban un atentado.

El semanario saldrá a la calle el próximo 14 de enero con una tirada de un millón de ejemplares

El semanario, que ayer perdió a ocho de sus miembros, entre ellos su director y cuatro históricos dibujantes, saldrá a la calle el próximo 14 de enero, como cada miércoles, pero con una tirada de un millón de ejemplares.

Los musulmanes están llamados a repudiar los atentados mañana viernes, día sagrado del Islam. El papa Francisco mantuvo una audiencia este miercoles con cuatro imanes franceses, que condenaron el atentado en París y animaron a la "mayoría silenciosa" musulmana a salir a la calle. Varios líderes religiosos y de agrupaciones del culto musulmán -incluso la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia- han realizado también un llamamiento a "los ciudadanos de confesión musulmana a unirse de manera masiva a la manifestación nacional" convocada para este domingo.

El presidente francés, François Hollande, ha celebrado esta mañana una reunión de crisis con los miembros de su Gobierno directamente implicados en la gestión del atentado, que causó doce muertos, antes de recibir a su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy. Al término de la reunión de crisis del Ejecutivo, que duró alrededor de tres cuartos de hora, el primer ministro, Manuel Valls, explicó en una declaración que habían examinado el dispositivo "para detener a los individuos que cometieron" el ataque terrorista.

Líderes religiosos han realizado un llamamiento a "los ciudadanos de confesión musulmana a unirse de manera masiva a la manifestación nacional" convocada para este domingo

Valls había señalado a primera hora de la mañana que durante la noche se habían realizado "varias" detenciones vinculadas con la investigación, que algunas fuentes cifraron entonces en siete, relacionadas con el entorno de los hermanos Kouachi.

En el gabinete de crisis, además de Hollande y Valls, estuvieron los titulares de Interior, Bernard Cazeneuve, Exteriores, Laurent Fabius, Defensa, Jean-Yves Le Drian, Justicia, Christiane Taubira, y Cultura, Fleur Péllerin.

El primer ministro no ofreció nuevos detalles sobre la persecución de los presuntos autores y pidió "responsabilidad" a los medios de comunicación en las informaciones que ofrecen porque algunas "pueden perjudicar el trabajo de las fuerzas del orden".

Una vez finalizada la cita del Ejecutivo, llegó al Palacio del Elíseo Sarkozy en tanto que presidente del principal partido de oposición, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), para hablar sobre el atentado y sus consecuencias con el jefe del Estado.

Hollande había anunciado ayer que se reuniría con los líderes de las principales formaciones políticas del país, lo que incluye a la presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16