Unos 200 detenidos durante los violentos disturbios del sábado en Hong Kong

El Gobierno de Hong Kong informó este domingo de que la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, se reunirá en Pekín el próximo miércoles con el vice primer ministro chino, Han Zheng

Los habitantes de Hong Kong llevan semanas protestando para que la China comunista no incremente su control sobre la ex colonia británica. (EFE)
Los habitantes de Hong Kong llevan semanas protestando para que la China comunista no incremente su control sobre la ex colonia británica. (EFE)

(EFE).- Unas 200 personas han sido detenidas en relación con los disturbios y los enfrentamientos de manifestantes con las fuerzas del orden de este sábado en Hong Kong, que se saldaron con destrozos en varios organismos oficiales, entre ellos la sede de la agencia estatal china de noticias Xinhua, informó hoy la Policía local.

Según la Policía, los detenidos están acusados de asamblea ilegal, posesión de armas ofensivas, daños criminales y uso de cobertura facial durante las concentraciones de protesta.

Asimismo, el Departamento de lucha contra el crimen organizado y las tríadas (mafias locales) detuvo a cuatro hombres y una mujer por posesión de armas, indicó la policía en un comunicado, en el que se señala también que los agentes se incautaron de 188 cócteles molotov, "numerosas" porras extensibles y espráis de gas pimienta.

La Policía local afirma que desplegó vehículos especializados para la gestión de multitudes, como los camiones equipados con chorros de agua, y que usó gas lacrimógeno, pelotas de goma y bolsas de perdigones, entre otros, para "parar los actos legales de los manifestantes".

Según la Policía, los detenidos están acusados de asamblea ilegal, posesión de armas ofensivas, daños criminales y uso de cobertura facial durante las concentraciones de protesta

Hong Kong vivió ayer una de sus jornadas más violentas con enfrentamientos entre las fuerzas antidisturbios y grupos de manifestantes, algunos de los cuales causaron además destrozos en comercios y organismos como la sede en la ciudad de la agencia Xinhua, cuyas puertas de cristal quedaron totalmente destrozadas.

Todo comenzó con una concentración en el Parque Victoria, en el centro de la ciudad, que la Policía no había autorizado pero que los 128 candidatos prodemocráticos a las elecciones de distrito de finales de noviembre intentaron convertir en mítines.

Más de un millar de activistas se concentraron en el parque, gran parte de ellos portando máscaras, en desafío a la prohibición del Gobierno local de llevar cubierto el rostro en las manifestaciones.

Los agentes antidisturbios advirtieron de que el uso de máscaras violaba la ley y de que la concentración no estaba autorizada pero los concentrados permanecieron en el lugar tras lo que la Policía empleó gases lacrimógenos para dispersarlos.

Tras la actuación policial en el parque, grupos de manifestantes se dirigieron entonces al área de Central, que acoge la sede del Gobierno, el Parlamento y la Policía, donde dos horas más tarde estaban convocadas otras dos manifestaciones, estas sí autorizadas.

A los que habían estado congregados en el parque se unieron varios miles de personas más pero la Policía comenzó a bloquear las avenidas que llevaban hacia Central y comenzaron los enfrentamientos con los agentes, que emplearon también vehículos con cañones de agua, mientras que los manifestantes usaron cócteles molotov, botellas y adoquines contra los uniformados.

Grupos de manifestantes levantaron barricadas y hogueras en algunas avenidas para impedir el paso policial y provocaron también daños en varios edificios de organismos vinculados con la China continental

La Policía anunció al poco tiempo que, invocando las leyes de orden público coloniales y en vista de la "violencia" ejercida por los manifestantes, quedaban prohibidas las dos manifestaciones autorizadas en la zona de Central.

A partir de ahí los enfrentamientos se generalizaron y un gran número de policías se desplegó por varias zonas de la ciudad donde se sucedieron los lanzamientos de gas lacrimógeno.

Grupos de manifestantes levantaron barricadas y hogueras en algunas avenidas para impedir el paso policial y provocaron también daños en varios edificios de organismos vinculados con la China continental.

El Gobierno de Hong Kong informó este domingo de que la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, se reunirá en Pekín el próximo miércoles con el vice primer ministro chino, Han Zheng.

Será el primer encuentro oficial desde el comienzo de las protestas en Hong Kong entre Lam y Han, el dirigente chino a cargo de los asuntos de la excolonia británica.

_______________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6