Un grupo de diplomáticos acusa a Canadá de silenciar las lesiones cerebrales en Cuba

Los funcionarios consideran que las autoridades de su país "temen enfadar a Cuba para no perjudicar la candidatura de Canadá a un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU

Una docena de empleados de la embajada y sus familiares, incluidos ocho adultos y cuatro niños, sufrieron presuntamente daños cerebrales. (EFE/Archivo)
Una docena de empleados de la embajada y sus familiares, incluidos ocho adultos y cuatro niños, sufrieron presuntamente daños cerebrales. (EFE/Archivo)

Un grupo de diplomáticos canadienses afectados por daños cerebrales en La Habana por los presuntos ataques acústicos ha hablado por primera vez en una entrevista con The Globe and Mail para acusar al Gobierno de su país de abandonarlos por lo que consideran razones estratégicas.

"Todos amamos nuestros trabajos. Queremos representar a nuestro país, y sabemos que hay dificultades para hacerlo, sabemos que hay un precio que pagar. Pero no esperábamos ser abandonados, o más bien, sacrificados. Así es como nos sentimos ahora", dijo uno de los diplomáticos amparado en el anonimato, como sus compañeros, debido a que todos ellos siguen trabajando para el Estado y no pueden hablar con la prensa.

"Todos amamos nuestros trabajos. Queremos representar a nuestro país, y sabemos que hay dificultades para hacerlo, sabemos que hay un precio que pagar. Pero no esperábamos ser abandonados"

"Asuntos Exteriores ha dedicado recursos y gastado mucho en este asunto desde el año pasado, pero casi nada ha estado orientado al paciente", dijo un diplomático. "Habríamos guardado nuestro silencio, lo hubiéramos preferido. Pero este es un problema que deben atender y no lo están haciendo ", protestan los trabajadores, que acusan a Ottawa de no querer enfrentarse a Cuba por motivos estratégicos, frente al ruido provocado en EE UU.

"Temen enfadar a Cuba por la candidatura de Canadá a un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU", dijo un diplomático. "Los esfuerzos del Gobierno por contener y limitar la información sobre esta historia han sido superados por el deber que tienen de atendernos".

Según uno de los funcionarios, la actitud de Ottawa ha provocado que muchos de los afectados sean reacios a tocar el tema.

Los científicos y los médicos que han examinado a los diplomáticos dicen que sus síntomas son casi indistinguibles de los de las víctimas de conmoción cerebral grave y que la recuperación para muchos ha sido lenta.

El hecho de que haya diplomáticos afectados de Canadá, un país que mantiene buenas relaciones con el Gobierno de Cuba, aumenta para muchos las probabilidades de que sea un tercer país (como Rusia) el responsable de los presuntos ataques.

Los canadienses empezaron a experimentar síntomas en abril de 2017.

"Habíamos oído rumores [de diplomáticos estadounidenses] y pensamos que se escucharía algo muy fuerte e, inmediatamente, se sentirían síntomas muy agudos ", dijo un diplomático. "La mayoría de nosotros no tuvimos esa experiencia. Muchos de los síntomas aparecieron de manera inconsistente o intermitente, aumentaron con el tiempo, y podrían explicarse por otras cosas. Así que llevó un tiempo ser consciente de que teníamos los mismos problemas".

Algunos de los diplomáticos vivían cerca de los funcionarios de los Estados Unidos que resultaron dañados, pero otros residían alejados de otros funcionarios extranjeros. Además, tenían poco en común entre sí, por eso tardaron en darse cuenta de que el problema era colectivo. Además, según su testimonio, a altos funcionarios de la embajada canadiense se les dijo que no discutieran la situación con el personal.

Los diplomáticos, que se consideran profesionales curtidos en experiencias complejas en el exterior (guerras, enfermedades o violencia), se muestran particularmente indignados con la insinuación de que exageran o que las lesiones cerebrales podrían haber sido causadas por estrés o trauma.

Los diplomáticos, que se consideran profesionales curtidos en experiencias complejas en el exterior (guerras, enfermedades o violencia), se muestran particularmente indignados con la insinuación de que exageran

"Se está hablando de personas que han pasado por golpes militares, estados de emergencia, huracanes, ciclones, que han evacuado a un gran número de personas en crisis", dijo un diplomático con aprobación del resto. "Somos personas que tienen experiencia, que han pasado por dificultades, que saben cómo es adaptarse y ajustarse y no entrar en modo de pánico, porque esa es nuestra capacitación y nuestra experiencia. Así que nos costó mucho llegar a estas conclusiones, y decir que había un problema".

"Entendemos que la política exterior no siempre tiene que ver con la transparencia. Entendemos que todo no necesita estar en público porque puede que no se ajuste a nuestros intereses nacionales o a los intereses de la situación", dijo un diplomático. "Pero no en detrimento de nuestras familias, nuestra salud y nuestra seguridad. Ahí es donde tenemos que trazar la línea. No es aceptable", lamentan.

Por el momento, Asuntos Exteriores mantiene silencio al respecto y ha rechazado comentar estas declaraciones. Hasta la fecha, el departamento ha emitido un comunicado de prensa y entregado dos informes sobre la investigación de los incidentes.

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26