Los dos médicos cubanos secuestrados en Kenia siguen cautivos un año después

Los yihadistas somalíes consideran a Cuba un enemigo del Islam por su apoyo a Etiopía en la guerra del Ogadén en 1977

Tropas cubanas en Angola. (CC)
Al Shabab trata a Rodríguez y Herrera como "rehenes de guerra" por la participación de tropas cubanas en el conflicto por el Ogadén.(CC)

(EFE).- Los dos médicos cubanos secuestrados en Kenia por el grupo yihadista somalí Al Shabab cumplen este domingo un año de cautividad en Somalia, mientras el Gobierno keniano reitera que siguen "vivos" y persisten las gestiones para liberarlos pese a la pandemia del coronavirus.

"Trabajamos cada día para garantizar que vuelven a casa vivos. Somos muy conscientes de lo que están sufriendo las familias", declaró a Efe el portavoz del Ejecutivo keniano, Cyril Oguna.

El cirujano Landy Rodríguez y el especialista en medicina general Assel Herrera Correa cumplen mañana un año privados de libertad, tras su secuestro por presuntos miembros de Al Shabab en la ciudad keniana de Mandera (noreste), próxima a la frontera con Somalia y blanco de numerosos ataques yihadistas en el pasado.

Aquel 12 de abril de 2019, los dos médicos se desplazaban, como de costumbre, en un convoy al hospital de Mandera acompañados de escoltas armados cuando fueron interceptados tras un tiroteo en el que falleció uno de los policías que velaba por su seguridad.

Aunque Kenia movilizó al Ejército y la Policía para perseguir a los secuestradores, sus efectivos "fracasaron en dar una respuesta eficaz al ataque y Al Shabab tuvo todo el día para trasladar a los dos doctores secuestrados a través de la frontera hasta sus zonas en Somalia", como recuerda a Efe el consultor de seguridad Andrew Franklin, un exmarine estadounidense afincado en Nairobi desde 1981.

Desde entonces, Herrera y Rodríguez ni han sido vistos en público ni se han publicado fotos o vídeos que den una idea de su suerte

Desde entonces, Herrera y Rodríguez ni han sido vistos en público ni se han publicado fotos o vídeos que den una idea de su suerte.

Preguntado si el Gobierno keniano ha recibido alguna prueba de vida reciente, Oguna respondió: "Sí. Estamos trabajando con nuestros socios en lo referente a compartir información de inteligencia. Tenemos constancia de que están vivos".

"Pero es una operación delicada", matizó el portavoz, al recalcar que una intervención precipitada "no ayudaría", de ahí la necesidad de "planear de manera meticulosa".

Que no se hayan difundido pruebas de vida de los doctores "no es ni buena ni mala señal", comentó a Efe el director del International Crisis Group (ICG) para el Cuerno de África, Murithi Mutiga.

En cualquier caso, precisó Mutiga, "es muy alentador que Al Shabab no haya declarado que los ha matado. Normalmente, Al Shabab, cuando mata a rehenes, lo hace público. Por tanto, eso al menos da alguna esperanza a las familias".

Como otros muchos países, Kenia emplea actualmente sus energías en combatir la pandemia de coronavirus con estrictas medidas de confinamiento

Como otros muchos países, Kenia emplea actualmente sus energías en combatir la pandemia de coronavirus con estrictas medidas de confinamiento que reducen la movilidad de los ciudadanos.

En ese contexto surge un interrogante: ¿la crisis sanitaria va a impactar en los planes para liberar a los galenos?".

"No. Tenemos tropas en Somalia que llevan allí bastante tiempo y sus esfuerzos continúan", contestó Oguna, en alusión al despliegue del Ejército keniano en Somalia desde 2011, cuando invadió ese país en reacción a varios secuestros en Kenia atribuidos a Al Shabab.

"Parte de nuestra presencia allí es para garantizar que continuamos monitoreando cada movimiento y trabajando con nuestros socios, de forma que no perdamos de vista el paradero de los dos doctores", agregó el vocero.

Sin embargo, una posible operación militar para rescatar a los médicos supone "una opción muy poco realista", en opinión de Mutiga, que cree que "unas negociaciones ofrecen el camino más prometedor para liberar a los doctores".

Según Franklin, "fuentes bien informadas indican que hay en marcha negociaciones para un rescate entre el Gobierno cubano y Al Shabab. Esas negociaciones están siendo facilitadas por varios líderes ancianos de clanes, aunque también han atraído a una miríada de negociadores y autoproclamados intermediarios".

"No hay duda de que Al Shabab ve la operación como una fuente de ingresos", apuntó el exmarine.

En mayo pasado, líderes tradicionales de Kenia y Somalia que viajaron a la región somalí de Jubaland, controlada por Al Shabab, para negociar en favor de los galenos dijeron haber visto a los doctores prestando asistencia médica a la población local.

De acuerdo con los mediadores, los secuestradores llegaron a exigir una recompensa de unos 1,5 millones de dólares como condición para su liberación

De acuerdo con los mediadores, los secuestradores llegaron a exigir una recompensa de unos 1,5 millones de dólares como condición para su liberación, informó entonces la prensa keniana.

En esa negociación, "los comandantes del grupo (yihadista) no consultaron entre ellos ni decidieron la liberación de los doctores, pero para silenciar a los ancianos, pidieron millones de dólares como rescate que los ancianos, Kenia o Cuba no pueden pagar", aseguró a Efe Mohamed Moalin, recaudador fiscal en las áreas dominadas por Al Shabab en el centro y sur de Somalia.

Moalin indicó que Al Shabab trata a Rodríguez y Herrera como "rehenes de guerra" porque considera a Cuba un enemigo del Islam por su apoyo a Etiopía en el conflicto que libró con Somalia entre 1977 y 1978 en la disputa por el Ogadén, región etíope de población somalí.

"Eso dificulta mucho que el caso se pueda normalizar a nivel civil", lo que ha obstaculizado las conversaciones con los líderes tradicionales, argumentó el recaudador de impuestos del grupo yihadista, que se adhirió a la red Al Qaeda en 2012.

Entretanto, puntualizó, Al Shabab se aprovecha de los galenos para curar a sus militantes heridos y entrenar a sus propios médicos bajo la vigilancia de guardias de las "xarasa", unas brigadas de seguridad especiales que supervisan los movimientos de los rehenes.

El Gobierno keniano, no obstante, sigue en sus trece: "Nunca pagamos rescates a terroristas y esa posición no ha cambiado", aseveró Oguna.

Cuba, que mantiene contactos regulares con las autoridades kenianas, negó el año pasado que los secuestradores hubieran puesto precio a la liberación de los galenos.

Sin entrar en detalles, el embajador cubano en Kenia, Ernesto Gómez Díaz, se limitó a explicar a Efe que actualmente "se están haciendo muchas gestiones que deben conducir a la liberación y al regreso a sus familias de los dos médicos".

"Seguimos haciendo esfuerzos incansables. La pandemia (del coronavirus) no nos ha impedido seguir trabajando. Estamos optimistas y estamos seguros de que regresarán con nosotros", afirmó el embajador.

Rodríguez y Herrera forman parte de un contingente de un centenar de profesionales cubanos que llegaron en 2018 a Kenia en aplicación de un acuerdo bilateral

Rodríguez y Herrera forman parte de un contingente de un centenar de profesionales cubanos -incluidos radiólogos, cirujanos plásticos y ortopédicos, neurólogos y nefrólogos- que llegaron en 2018 a Kenia en aplicación de un acuerdo bilateral para mejorar el acceso a servicios sanitarios especializados en este país africano.

Tras el secuestro, las autoridades kenianas reubicaron en zonas más seguras a doctores cubanos desplegados en condados de Kenia limítrofes con Somalia, donde Al Shabab lucha por implantar a la fuerza un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

Desde del derrocamiento en 1991 del dictador Mohamed Siad Barre, Somalia es un país azotado por el conflicto y el caos, sin un gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6