Más de 3.000 migrantes hondureños salen en caravana hacia EE UU

El numeroso grupo avanza en Guatemala tras superar barrera policial camino a México

Cientos de hondureños se preparan para partir en la Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula, Honduras. (EFE/José Valle)
Cientos de hondureños se preparan para partir en la Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula, Honduras. (EFE/José Valle)

(EFE).- Más de 3.000 migrantes hondureños salieron este viernes en caravana hacia Estados Unidos, adonde esperan llegar pese a las advertencias de los Gobiernos de ese país, Guatemala y México de que no permitirían el ingreso de personas que intenten cruzar de manera irregular.

Los migrantes dejaron atrás durante la noche la barrera policial del puesto fronterizo El Florido, a 200 kilómetros al este de la Ciudad de Guatemala, sin que las fuerzas de seguridad pudieran detener a la multitud, según constató Efe.

Tras sobrepasar la frontera, la caravana avanza actualmente sobre el departamento de Chiquimula para seguir en ruta a México, en primer lugar, y posteriormente a Estados Unidos.

El Instituto Guatemalteco de Migración confirmó a periodistas la brecha de los retenes policiales para detener a los hondureños y señaló que actualmente su personal "da acompañamiento" a la caravana por Chiquimula "para evitar incidentes en la carretera".

Ante la gran cantidad de migrantes en la frontera, los agentes de la Policía Nacional Civil decidieron dar un paso al lado y dejaron avanzar a la multitud

La entidad migratoria explicó además que otro grupo de 3.000 hondureños está por llegar a la misma frontera de El Florido próximamente, por lo que son más de 6.000 los migrantes del vecino país que buscan el "sueño americano".

El Gobierno guatemalteco había mantenido durante todo el día su posición de no permitir el ingreso al territorio de los miles de migrantes hondureños. Sin embargo, ante la gran cantidad de migrantes en la frontera, los agentes de la Policía Nacional Civil decidieron dar un paso al lado y dejaron avanzar a la multitud.

Las autoridades de Guatemala habían advertido de que no dejarían ingresar a su país a los migrantes si no cumplían con los requisitos establecidos al respecto, especialmente una prueba negativa de la covid-19.

El cruce de los migrantes en la frontera contó con algunos incidentes que pudo constatar Efe.

Uno de los policías hondureños que estaba al frente del primer retén fue herido en la cabeza con una piedra, mientras que, ya en territorio guatemalteco, una mujer cayó desmayada cuando los migrantes estaban frente a frente con las fuerzas de seguridad.

La caravana salió el jueves por la noche desde la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, pese a las advertencias de las autoridades locales, mexicanas y guatemaltecas de que no permitirán el ingreso de personas que intenten cruzar las fronteras de manera irregular.

Otros 217 hondureños y 10 salvadoreños fueron detenidos entre el jueves y la mañana del viernes por ingresar ilegalmente a Guatemala, mientras otra multitud de alrededor de 600 hondureños retornó voluntariamente a su país.

Las autoridades detallaron que entre el grupo de más de 200 migrantes detenido, que supuestamente salió el miércoles de Honduras, hay 41 menores de edad, incluidos ocho niños y niñas que no superan los 10 años.

"Me voy con toda mi familia porque no tengo trabajo desde el año pasado", dijo a Efe Raúl Rodríguez, uno de los migrantes que salieron hacia las 5:00 horas locales (6:00 hora de Cuba) del viernes desde la Central Metropolitana de Autobuses de San Pedro Sula, en el norte de Honduras.

Los migrantes, hombres, mujeres y niños con una mochila a la espalda, decidieron irse por el punto de Agua Caliente, departamento occidental de Ocotepeque, fronterizo con Guatemala.

En la caravana, con una bandera de Honduras al frente en azul y blanco extendida, van muchas personas que son familias completas, padres e hijos

En la caravana, con una bandera de Honduras al frente en azul y blanco extendida, van muchas personas que son familias completas, padres e hijos. En algunos casos son acompañados por otros parientes, según sus relatos.

Muchos de los migrantes, en su mayoría cubiertos con mascarilla, algunos haciendo la señal de victoria, prefieren no identificarse con su nombre ante los periodistas.

Algunas mujeres se cubren el rostro con pequeñas toallas o pañuelos cuando pasan frente a las cámaras de medios de prensa nacionales y extranjeros que acompañan la caravana.

"Yo vengo de Baracoa (departamento caribeño de Cortés), hemos perdido todo por Iota y Eta", las dos tormentas tropicales que en noviembre azotaron a Honduras, causando severos daños materiales, principalmente en el norte y occidente del país, dijo Manuel Peralta.

Añadió que "Baracoa quedó destruida y no hay empleo, la gente está sufriendo hambre; por eso nos vamos".

Otra razón que muchos aducen es por la falta de empleo desde que en el país se comenzó a expandir la pandemia de covid-19.

Algunos padres llevan a sus niños pequeños en cochecitos, otros en brazos y son muchos los menores que caminan a la par de los adultos.

Atrás de la caravana van camiones de la Policía Nacional con agentes provistos de escudos, bastones y al parecer bombas lacrimógenas.

Antes de llegar al desvío de la carretera que lleva al occidente del país, algunos de los migrantes comenzaron a subirse en camiones, vehículos particulares y autobuses para hacer el recorrido de más de 200 kilómetros entre San Pedro Sula y Ocotepeque.

"el crimen organizado está promoviendo las caravanas y es triste ver a las familias desplazarse con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida, exponiéndose a caer en las manos de estos criminales"

La caravana salió hacia las 4:30 a.m. (5:30 hora de Cuba), luego de terminar de concentrarse el jueves por la noche en la Central Metropolitana de Autobuses, a la que fueron llegando desde por la mañana temprano.

La Policía Nacional advirtió el jueves de que disponía de unos 7.000 elementos para mantener la seguridad de los migrantes.

"Tenemos un aproximado de 7.000 agentes policiales distribuidos en las rutas por donde transitan las caravanas de migrantes con el fin de garantizar la seguridad de nuestros compatriotas", dijo el comisionado Julián Hernández, de la Policía de Fronteras.

Agregó que "el crimen organizado está promoviendo las caravanas y es triste ver a las familias desplazarse con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida, exponiéndose a caer en las manos de estos criminales".

Señaló además que las caravanas son promovidas con frecuencia en plataformas digitales por presuntos traficantes de personas que ofrecen llevar a los migrantes hasta Estados Unidos.

Los llamamientos de las autoridades hondureñas a que no saliera la caravana no fueron escuchados por los migrantes, cuya cifra preliminar, según algunos de los que van en la misma, son unos 5.000.

Organismos de derechos humanos y otras instituciones como la Cruz Roja, acompañan a los inmigrantes, que hoy mismo esperan llegar a Agua Caliente y cruzar a Guatemala.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13