Más de 100 migrantes cubanos volvieron de Panamá entre enero y mayo

Cientos de cubanos pernoctan en carpas a las afueras de las instalaciones de Cáritas Panamá que apenas dan abasto para acoger a los varados. (La Prensa)
Migrantes cubanos acampados a las afueras de las instalaciones de Cáritas Panamá tras el fin de la política migratoria estadounidense de pies secos/pies mojados. (La Prensa)

(EFE).- Las autoridades de Panamá deportaron o expulsaron a 425 extranjeros entre enero y mayo pasados por haber incurrido en "faltas migratorias", la mayoría de ellos ciudadanos de Colombia, Cuba, Venezuela, Nicaragua y China. Estadísticas del Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá difundidas este viernes dan cuenta de que en los primeros cinco meses del año 297 extranjeros fueron deportados y a 128 expulsados del país "de manera definitiva y permanente".

Entre los deportados o expulsados están colombianos (131), cubanos (87), venezolanos (36), nicaragüenses (29), chinos (25), ecuatorianos (22) y dominicanos (22), de acuerdo a las autoridades.

También 11 mexicanos, 10 pakistaníes, 7 hondureños, 5 brasileños, 5 salvadoreños, 5 guatemaltecos, 4 peruanos, 3 estadounidenses, 3 jamaiquinos, 3 checos, 2 canadienses, 2 haitianos, 2 kosovares, entre otras nacionalidades, de acuerdo a la información oficial.

Entre las faltas migratorias alegadas por las autoridades están "ingreso al país de forma irregular (230); ser una amenaza para la seguridad colectiva (89); haber cumplido su pena de prisión en el Sistema Penitenciario panameño (46).

También permanecer indocumentados (23); atentar contra la seguridad pública (17); incurrir en conductas que riñen con la moral (12) y trabajar sin la visa correspondiente (8).

El pasado 31 de mayo entró en vigor un decreto que redujo de 180 a 90 días la estadía en Panamá a turistas de Colombia, Venezuela y Nicaragua, una medida que busca desalentar la permanencia ilegal

El SNM precisó además que el retorno voluntario a su país lo encabezaron los nicaragüenses (475), seguidos de colombianos (209), venezolanos (149), dominicanos (66), hondureños (25), cubanos (21), chinos (19) y salvadoreños (16).

El pasado 31 de mayo entró en vigor un decreto panameño que redujo de 180 a 90 días la estadía en Panamá a turistas de Colombia, Venezuela y Nicaragua, una medida que busca desalentar la permanencia ilegal de esas ciudadanos en el país centroamericano, según las autoridades.

El decreto fue demandado por inconstitucional ante el Supremo de Panamá el pasado 5 de junio por el abogado Gilberto Cruz, que argumentó que es discriminatorio y debió aplicarse a todas las nacionalidades.

El decreto oficial indica que la reducción del tiempo de estadía de los ciudadanos de Colombia, Venezuela y Nicaragua se adopta considerando "la gran cantidad de extranjeros que, luego de ingresar como turistas, realizan actividades distintas" a ese estatus "sin solicitar el cambio de categoría migratoria".

Por su pujanza económica y estabilidad sociopolítica, Panamá ha sido en los últimos años uno de los destinos más elegidos por muchos migrantes de la región, principalmente venezolanos, colombianos y centroamericanos.

También han llegado a Panamá nacionales de otros 51 "países amigos", entre ellos americanos y europeos, amparados en un decreto ejecutivo de 2013 no recíproco que les conceden ventajas migratorias y para la obtención de visados de trabajo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0