Al menos 11 muertos en un ataque armado del Gobierno en Nicaragua

La violencia regresa el día antes de unas negociaciones en paz que la Conferencia Episcopal valora si continuarán

Familiares y amigos despidieron a Teyler, un bebé de 14 meses fallecido en el marco de las protestas en Nicaragua este sábado. (EFE)
Desde que comenzaron las protestas contra el Gobierno de Ortega ya se han contabilizado más de 310 muertos. (EFE)

(EFE).- Al menos 11 muertos, dos de ellos policías, dejó como resultado un ataque armado del Gobierno de Nicaragua en las ciudades de Diriamba y Jinotepe, en la zona Pacífico, informó este domingo el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Las muertes ocurrieron durante ataques simultáneos a ambas ciudades, que comenzaron de madrugada y se extendieron hasta la noche de este domingo, víspera de la reanudación del diálogo nacional para intentar resolver la crisis.

"Manejamos 11, de ellos, 7 están identificados, hay otros 2 que sabemos que fueron asesinados con una granada de mano, y otros que están en la morgue. Estos datos no son definitivos sobre lo que ocurrió hoy", dijo a Efe una portavoz del Cenidh.

La mayoría de las muertes fueron ocasionadas por las "fuerzas combinadas" del Gobierno, conformadas por policías, agentes antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos oficialistas, fuertemente armados

Los activistas del Cenidh coincidieron con los manifestantes "autoconvocados" de ambas ciudades, en señalar que la mayoría de las muertes fueron ocasionadas por las "fuerzas combinadas" del Gobierno, conformadas por policías, agentes antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos oficialistas, fuertemente armados.

Dichas fuerzas, integradas por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos afines al Gobierno de Daniel Ortega, impidieron la entrada o salida de personas en todo el departamento (provincia) de Carazo, al que pertenecen Jinotepe y Diriamba, según pudo constatar Efe.

El exguerrillero y mayor retirado de las Fuerzas Armadas Roberto Samcam denunció que el Gobierno utilizó a personas vestidas de civil para manipular armamento exclusivo del Ejército de Nicaragua en los ataques, como los lanzacohetes portátiles rusos RPG 7, ametralladoras PKM y granadas de mano.

La Policía Nacional únicamente informó de dos fallecidos en el ataque, ambos policías, y atribuyó las muertes a grupos de "terroristas".

Esta misma noche las "fuerzas combinadas" también atacaron la sede de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), donde "secuestraron" al menos a tres estudiantes, según el Cenidh, que no califica como "arrestos" las detenciones ilegales del Gobierno.

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, confirmó que hubo un tiroteo cerca de su casa, al sur de Managua, pero precisó que la vivienda "no fue el objetivo de los disparos" y dijo estar bien.

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, confirmó que hubo un tiroteo cerca de su casa, al sur de Managua, pero precisó que la vivienda "no fue el objetivo de los disparos"

Ataques similares a los de Jinotepe y Diriamba han sufrido ciudades como Estelí, La Trinidad, Granada, Jinotega, León, Managua, Matagalpa, Masaya, entre otras, donde existen manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega.

Hasta el viernes pasado la cifra de fallecidos por la represión en Nicaragua era de 310, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

El ataque ocurrió un día después de que Ortega afirmó que continuaría "luchando por la paz" en Nicaragua.

Esta "no es la forma en que se construye la paz", dijo el cardenal Leopoldo Brenes, durante la homilía dominical en la catedral de Managua, visiblemente decepcionado.

El Episcopado advirtió de que evaluará si vale la pena que continúe el diálogo nacional entre el Gobierno y la Alianza Cívica, una representante de la sociedad.

"Lo vamos a valorar (...) esperamos que el diálogo no se caiga, pero hemos llegado a una situación en la que verdaderamente hay que preguntarse si este camino el Gobierno está dispuesto a seguirlo recorriendo", advirtió el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez.

El Episcopado advirtió de que evaluará si vale la pena que continúe el diálogo nacional entre el Gobierno y la Alianza Cívica, una representante de la sociedad

La violencia gubernamental obligó a un grupo de artistas a posponer el concierto "Un canto por Nicaragua", previsto para este domingo frente a la Catedral de Managua.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) han responsabilizado al Gobierno de Ortega por graves violaciones de los derechos humanos.

La CIDH ha señalado "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país", lo que el Gobierno de Nicaragua rechaza.

El país centroamericano está sumergido en la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 15